Mi Pódium

Brutal discriminación

Lunes 19 de Septiembre 2016, 8:08 pm
AAA

La Uach debe elegir entre universalizar el voto o dejar la carga de la elección de directores en un consejo.

Como en nuestra cultura no funciona eso del consejo, porque los recursos con que fluye la administración son públicos, no hay de otra.

Es ridículo, francamente, que el voto de los maestros tenga más peso y valor que el de los alumnos.

Eso suena a prehistoria.

En las escuelas grandes, como en Derecho, Contaduría y Medicina, por cada diez alumnos que votan para elegir director, el voto de un catedrático iguala su valor.

¿Dónde se había visto esto?

Para elegir gobernador, tuvo el mismo valor el voto de un estudiante de Filosofía y Letras que el de su maestro de Historia de España.

Pero, para elegir director, el voto del alumno vale diez veces menos.

El origen de este mal se halla inscrito en la fracción VII del artículo 34 de la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Chihuahua, que a la letra reza:

Artículo 34.- Son atribuciones de los Consejos Técnicos:

VII. Integrar, previa auscultación de las bases magisterial y estudiantil, la terna que será enviada al Consejo Universitario para la designación del Director de la Unidad Académica;

Ese vocablo de integrar amerita clarificarlo. Y, peor aún, el concepto de “previa auscultación de las bases magisterial y estudiantil”, debe desaparecer, sencillamente, porque es el que permitió la viciosa “ponderación” entre maestros y alumnos.

Ahí está el mal; falta el remedio.

La solución, universalizar el voto de maestros y alumnos, porque afecta tanto a uno como al otro la elección de un director.

El actual estado de cosas representa un acto brutal de discriminación.

Y lo digo desde aquí, porque éste es mi pódium.

Reportero:  Redacción1
Ejecutómetro
Estado
1407
Chihuahua
352
Juárez
568
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?