Está bien pero está mal

Últimos Días

Martes 13 de Diciembre 2016, 9:58 am
AAA

Por León Reyes 

Inicié una serie de notas, las que interrumpí por que los acontecimientos se presentan de pronto y eso de la militancia, la escritura, los perros, la ignorancia en el uso de la lap top, mas la wueva y prepararme, no sé si para, festejar o conmemorar pegarle a los 70s o dicen algunos: llegar al 7o piso, mas elucubrar, cifras en mano, sobre 2018, me impidió pegarle a la tecla.

Informo lo anterior por si alguien me extrañó, lo dudo, pero puede ser.

1.- No me gustan, los wuevos que le hecho el General Secretario de la Defensa Nacional al tema de combate a la delincuencia por medio del ejercito, cuando los milicos le suben de tono, es que los civiles, no le encuentran cuadratura al círculo, malo, pero peor, porque el Gral. Centellas tiene razón.

El lugar de los soldados es el cuartel, no las calles, ni los caminos, carreteras, ciudades y poblados.

Tiene razón cuando señala que el problema del crimen organizado no se soluciona a balazos, el problema es el fin último, los soldados no van a regresar a los cuarteles; ponen un ultimátum

al Poder ejecutivo y al legislativo para que por medio de un marco jurídico claro y expreso, le de a la milicia legalidad en sus actuaciones e impida posteriores sanciones a los involucrados en los excesos violentos en los que cotidianamente incurren.

Veremos como del periodo extraordinario, convocado para expresamente legislar sobre el tema, surge una ley restrictiva a las garantías individuales y restrictivas a los derechos humanos.

Mal para los ciudadanos, que ante la incapacidad de los aparatos policiacos, responsables de cumplir con la obligación primaria del estado, de garantizar la seguridad pública se restrinjan los derechos ciudadanos.

Mal para un sistema democrático, que las fuerzas armadas se ocupen de combatir la delincuencia, por que sin duda se pueden despertar apetitos de poder, hasta hoy contenidos.

2.- Aparece en el priismo del estado, la primera muestra organizada, con la declaración expresa de recuperar algunas prácticas democráticas indispensables en un partido Político.

Se pretenden dos acciones fundamentales, la consulta a la militancia y simpatizantes del PRI, para la elección de dirigentes y candidatos.

Esta corriente sin duda alguna terminara, si no es que ya, con los rescoldos del Duartismo y con los que por su posición en el PRI pretenden convertirse en los TATA MANDONES.

Ante una propuesta con bases democráticas y algunas definiciones programáticas, se ven las maniobras cupulares, encabezadas por Javier Garfio y Dowell, para depurar y armar un consejo político a modo, que le permita a DUARTE y su grupo, tener el control del PRI y usarlo a su servicio y en su defensa cuando los tribunales les llamen a cuentas.

Controlar el partido, también les permitiría el

Designar candidatos en el 2018.

Así que no es poca cosa lo que está en juego.

Destartalado y todo el PRI sigue siendo un aparato que puede dar espacios de poder.

Veremos si los PRIISTAS que se aglutinan en esta corriente, son capaces de construir una fuerza, que rompa la cerrazón de los que genéticamente que son enemigos de toda expresión democrática.

Reportero:  Redacción C
Ejecutómetro
Estado
905
Chihuahua
239
Juárez
392
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
El día nota a nota
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?