La Fuente

*Ahora Reyes y Patricio con Graciela *Piden delegado con punch *El Diablillo Robles *Secretarios bordados a mano

Miércoles 14 de Diciembre 2016, 7:39 pm
AAA

LA diputada Karina Velázquez asumió como integrante de la Comisión de Presupuesto y Fiscalización del Consejo Político Nacional del PRI. Ahí, durante la sesión del máximo órgano nacional del tricolor, la legisladora rindió la protesta para integrarse de lleno y de inmediato a su nuevo encargo político. Así que la coordinadora de la bancada rosa tiene ya nueva función en el revolucionario institucional. Esos nombramientos, obvio, los expide directamente el presidente del comité ejecutivo nacional del PRI, Enrique Ochoa. Las tareas del órgano al que ahora pertenece Karina Velázquez están señaladas en su propio nombre y no es necesario ahondar en las mismas. La legisladora de Parral deberá repartir su tiempo entre la capital del estado y una que otra vez en la capital del país, para atender este encargo. La grilla nacional está centrada ahora en esos temas, pues de la fiscalización se desprenden todos los asuntos relacionados con la corrupción y las demandas que han sido interpuestas en contra de los gobernadores.

SI hubiera que ponerle título a esta foto, seguramente sería el de construyendo la unidad. Primero fueron Reyes, Patricio y Lilia Merodio. Ahora, en el segundo tiempo, aparecen los dos ex gobernadores y la senadora Graciela Ortiz. Fue en un restaurante de la Ciudad de México, pero qué importa qué comieron o qué bebieron. El tema es qué hablaron, aunque, seguramente, a algunos columnistas, les preocuparía en demasía el menú. La reunión debe haber sido una reacción a la sesión del consejo político nacional del PRI. Obviamente, se envía el mensaje de que los actores políticos del tricolor, se ponen de acuerdo tras la derrota para reconstruir a este partido en la entidad. El grupo de Duarte y el naciente grupo de Marco no están en la foto pero nadie dice que están excluidos. Las calabazas se acomodan en el camino, así que, paso a paso deberán ponerse los puntos sobre las íes. El consenso se forma alrededor de un proceso de unidad para acordar la renovación del comité directivo estatal del PRI, pues un proceso interno sería más doloroso y dejaría aún más heridos sobre el campo de batalla que los tirados sobre el campo de la batalla del 5 de junio.

ALEJANDRO Domínguez se la discutió en serio al gestionar y organizar las reuniones de los legisladores con Osorio Chong y Enrique Ochoa. Tal vez por eso, haya sido elegido para recabar las propuestas encaminadas a designar al nuevo delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI en Chihuahua. Eso se acordó al terminar el desayuno del miércoles en Insurgentes, luego de conversar largo y tendido con el líder nacional tricolor. Igual que otros estados, el de aquí entró en la lista de los que urgen renovar consejo político y por ende comité directivo. Al menos es necesario ya que el CEN tenga un representante para empezar a efectuar los trabajos preparatorios. Las cosas no andan muy bien, que digamos, pues todo mundo anda por su lado con ideas y peticiones muy grupales pero alejados del modelo político tricolor. Eso lo entendió bien Enrique Ochoa y por ello dispuso que se arranque con las propuestas para nombrar delegado. Ya se sabe que la gente propone y Dios dispone, pero, bueno, hay que empezar por algo y ahora es cuándo. Así que un email, un whatzapazo o un telefonazo, bien podrían constituir el medio idóneo para ventilar opiniones.

FERNANDO Robles Jr se parece, dicen, al diablito del programa de Eugenio Derbez, que hace travesuras con la gente a su alrededor. Ahora le dio, a titular del Jurídico de la SEC, por no correr no sólo a priístas, sino también a los de casa. Es decir, también empezó a limpiar la secretaría de perfiles azules, para que la cosa se empareje. Patricia Molina, ahora ex funcionaria de la Secretaría de Educación y Cultura, fue lanzada ipso facto de su área de trabajo. La mujer es pariente de Marcos Molina, el súper asesor, el más consentido, del palacio de gobierno. Sin embargo, a Robles le valió wilson el tiro e ignoró perfil, trayectoria, capacidad y experiencia. Los que saben, aseguran que se trata de no permitir a Pablo Cuarón, el secretario de educación, que forme un equipo. El caso es que, el diablito Robles sigue haciendo de las suyas, sin que, al parecer, le importe a nadie del nuevo gobierno.

LA mayoría de los secretarios del gabinete del nuevo amanecer andan medio trasnochados. O, de plano, se sienten hechos a mano o bordados con hilos de seda romana. Tal vez sea que no entienden la dinámica social y política de la entidad, por su falta de trayectoria y experiencia. Como sea, no reciben ni a los diputados locales, que les buscan para efectuar gestiones camerales, no se diga para tratar un asunto personal. En el Top de la lista se hallan El Fiscal Peniche y Pablo Cuarón, de la SEC, a quien ni por asomo pueden acceder. Dicen que estos dos personajes están peor que sacar una cita con un especialista en el seguro social. De dos meses para arriba, constituye el plazo que debe transcurrir para ver a sus Señorías, no importa que porten fuero quienes piden hablar con ellos. Otros secretarios son más difíciles que el propio gobernador, como es el caso de la Vicegobernadora Alejandra de la Vega, a quien no le miran ni el polvo, y de la que dicen, espera que EU levante la alerta migratoria para venir a la ciudad de Chihuahua. Su Gracia, Lady Trump, se desenvuelve en las nubes de la política migratoria y, es impensable, realmente, que los cortesanos de la capital del estado puedan tener audiencia con ella. El tema es que son todos los diputados, no sólo los del PRI o los del PT, Verde, PRD o Morena, sino también los de casa, que son los de Acción Nacional, los que se quejan de su indolencia. Tanto, que la diputada Rocío González le reclamó a Cuarón en la propia torre legisltiva, durante su comparecencia, el haberle dado una cita en 60 días.

DICEN que Tere Ortuño, la directora general del Cobach, no pudo, prácticamente, entrar a tres planteles en Juárez. La causa, el grave reclamo del pago de prestaciones que le hicieron, a manera de motín, los trabajadores de la institución. Fiel a su estilo, muy a su estilo, la ex senadora respondió que ella no había firmado nada y que esas prestaciones formaban parte de los excesos de César Duarte. Además, dijo, la lideresa encargada del sindicato durante la convalecencia del secretario general, es decir, Blanca Venzor, autorizó el no pago por razones de austeridad. Como sea, estos días, Ortuño andará en los planteles de la capital del estado. A ver si no le organizan otro motín o, en su caso, como rumoran, hacen huelga de brazos caídos. Las prestaciones no tienen reversa, señalan, porque son estímulos económicos ganados con el esfuerzo diario y no simples remuneraciones concedidas de manera graciosa. los planteles que endurecieron las protestas son el 7, 9 y 11 de ciudad Juárez.

Reportero:  Editora Ar
Ejecutómetro
Estado
905
Chihuahua
239
Juárez
392
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?