Está bien pero está mal

Sigue 1946… 2016, dos de diez

Sábado 17 de Diciembre 2016, 7:36 am
AAA

Ayer el tema que me ocupó fue el tiempo y los misterios que para mí, representa éste tema.

Como suele suceder en éste medio, algunos reales amigos, otros solo amigos por éste medio, que nunca en mi vida he visto y otros que de plano ni se de ellos, manifestaron juicios laudatorios a mi persona y desde luego inmerecidos.

Todo bien, normal, solo me impulsó a escribir cosas sin importancia, el darme cuenta que faltaban 10 días para pegarle a las 7 décadas.

Porque por primera vez en mi vida, me doy cuenta que ya soy un hombre viejo, que la pista ya mero termina para mi, que mi relación con la muerte es cercana y un tanto diferente a lo que era hace pocos años.

Me doy cuenta que con el tiempo, muchos cambios, de todo tipo, en mi se han dado.

Todo según yo, me veo y me percibo, pero como muy poca gente anda preguntando a los demás oye cómo me ves o bien, que piensas de mi, pues yo de mi ronco pecho, pues me veo y me percibo como me veo y me percibo, pero resulta que los demás te ven como ellos te ven y te perciben, como les da la gana.

Todo el galimatías viene a cuenta por que el día de hoy, el cielo se nubló, rayos, centellas y de mi parte, graciosa huida, porque con las mujeres no funciona, como en los Toros, ni en la Política, la apasionada entrega.

Huir, huir, huir, no hay de otra, salvo que aceptes, la ira, la burla, el escarnio y termines listo para el antidepresivo, el antiansolitico, la visita al psiquiatra y sesión con el Psicoanalista.

Alguna amiga que sostiene conocerme mejor que mi Mamá, que algunas mujeres a quien acepto haber amado y que cualquier persona.

Esta Dama, leyó mi primero de diez 1946...2016

y sin piedad alguna me busca, me telefonea y sin más: Eres el mismo de siempre, no hay cambio alguno en ti, eres un hombre de 10 veces 7 años, no de 70 años.

No hay nada en tí que no sea ego y mujeres, cada 7 años cambias para ser el mismo, el hombre que vive para recibir elogios, para ofender a los demás, haciéndoles sentirse menos con tu disque inteligencia.

Cada época de tu vida, te ha servido para usar diferentes y más refinadas técnicas para que las mujeres te vean como alguien aspiracional.

Así eras, así eres y así serás.

Después de tal Catilinaria, y con la decisión de no oigo nada, le dije: gracias Mamá soy Paquito y no haré travesuras, ella terminó, con un te quiero mucho.

Con ella no hay quereres ni queveres, pero para mí no es extraña ésta opinión, otras veces me lo han dicho viejos y olvidados amores.

Diciendo: nadie puede ser feliz leyendo, viendo cine y escuchando música.

Yo siempre pienso y porque no?

¿Ustedes que piensan?

Mañana 3 de 10.

Reportero:  Redacción C
Ejecutómetro
Estado
906
Chihuahua
240
Juárez
392
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?