Está bien pero está mal

1946…2016 Sigue

Martes 20 de Diciembre 2016, 7:50 am
AAA

4 de 10, Sigo con hogar… home

Por León Reyes

La Casa de los abuelos tenía la cocina al fondo, ahora sería algo extraña, entonces obedecía el diseño a los temores de mi abuela Carmen, tenía estufa de gas que nunca usó por el temor a que explotara, ahí mismo una estufa de leña que se alimentaba con la leña de un durmiente que revolucionariamente, se expropiaba de los patios del ferrocarril y por 5 pesos se encargaba de partir don FLORENTINO.

El fondo de la casa se dividía en dos, El PATIO, espacio que pertenecía a mi abuela ahi cultivaba toda clase de plantas que trasplantadas adornaban el Zaguán y el Comedor, verduras, hortalizas y algún árbol frutal, recuerdo un Durazno de suculentos frutos de extraño color amarillo.

Terminaba la casa con EL CORRAL, imperio de mi Abuelo Don CHEMA, un cerdo, un chivo, una vaca, pinta de negro, gallinas y conejos. 

En la familia había dos fechas importantes el 4 de Julio y el 24 de Diciembre, pleno verano e inicio de invierno.

El 4 de Julio día de santo de la tía CUCA, y cumpleaños de mi hermana ARMIDA, fiesta en grande, se iniciaba a las 6 de la mañana con la llegada de BOCHO, matancero de la colonia del ROSARIO y viejo amigo de la familia, flaco enjuto , de grandes bigotes, sombrero de palma y una pata chueca.

En dos por tres, entre chillidos de marrano y oídos de matancero, Bocho daba cuenta del cerdo, desangrarlo, desollarlo, beneficiar la pella y las carnitas, tejer tripas, hervir el cuero para rasurar la piel y sacar los cueritos, las mujeres a preparar la morcilla y la cabeza para hacer tamales, para medio día ya había algunos tipos de salsa, un garrafón de soltol, elaborado clandestinamente en la sierra, en el municipio de Madera, un medio barril de cerveza de la CRUZ BLANCA, que fabricaban en CHIHUAHUA. 

A medio día, ya estaba presente toda la parentela, mi abuela repartiendo carne y chicharrones a los vecinos que habían cooperado, con fregadura, a la engorda del puerco y los amigos y vecinos que habían sido invitados.

Llegaba la música, el barrio que daba para todo, también daba músicos, CHOCHO , ROSALIO, CHILO, Y BETO, armaron el cuarteto ARIA, iniciales de sus nombres, compas de mis tíos, nunca faltaban ese día, tocaban boleros y no cantaban nada mal, hasta un disco grabaron

El guateque duraba hasta el día siguiente, los asistentes dormían despertaban, les llegaba la cruda, se la curaban, comían, bailaban y de esas fiestas se armaron algunos noviazgos, que terminaron en boda.
Mañana 5 de 10.

Reportero:  Redacción C
Ejecutómetro
Estado
906
Chihuahua
240
Juárez
392
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?