La Fuente

*Mi general no hablará más sobre Egro *Dowell, a defender su notaría *Gasta estado 25 mil mdp en 6 meses *Le renuncian a El Reptor

Viernes 4 de Agosto 2017, 7:27 pm
AAA

POR órdenes de Mi General Ernesto Avila, no volverá a ser tratado el tema de la adjudicación de contratos a Egro para la compra de medicina. Así que, firmes, pecho hacia afuera, panza metida, pies juntos y vista al frente. El secretario de salud dijo que ese tema ha sido suficientemente agotado y que no hará más comentarios al respecto. Algo así como su consuegro, pues, Pancho Barrio, que descartó haber tenido que ver en el asunto. La empresa Egro estaba en una casita sobre la avenida Francisco Villa, detrás del Colegio de Bachilleres plantel 3 y constituía una pequeña empresa que ofrecía mascarillas de hidrogel. De octubre a la fecha, cambió su suerte, pues entre Salud y Pensiones, recibió recursos públicos por más de 120 millones de pesos por la compra de medicamentos. Le adjudicaron los contratos sin licitación, en transgresión a la ley, y por medio de la influencia de que gozan quienes manejan el negocio.

MEMO Dowell partió ayer de regreso a Ciudad Juárez, para dedicarse de lleno a la defensa de su notaría. Para empezar, interpuso un amparo contra la aplicación de la ley con que le sancionaron, porque tiene omisiones del tamaño de la Presa El Rejón en época de lluvia. Tuvo que soportar las amenazas de Maclovio Murillo, el consejero jurídico del estado, que dijo que si seguía abierta la notaría, lo metería a la cárcel. Pero la notaría, por disposición de la ley y de la propia resolución del Registro Público de la Propiedad, sigue abierta. Aunque suene increíble, hay gente en el gabinete que puja porque ese asunto se acabe por las buenas. Jáuregui Robles, el catalizador de gobierno, lo sabe, lo sabe, como dice la canción, pero celosamente se lo guarda. En lo político, Dowell tiene un pendiente, por allá del 2010, y es probable que ahora que volvió a la frontera busque cómo desahogarlo. Es muy probable que su mayor mérito político haya sido la congruencia y que, en breve, ahora que baje la espuma, empiece a rendirle los frutos esperados.

DURANTE los primeros seis meses del año, de enero a junio, El Paisa ingresó a las arcas estatales 30 mil 128 millones de pesos. En ese mismo lapso, gastó 25 mil 744 mdp, constantes y sonantes. En ese momento, es decir, hace un mes, Arturo Fuentes Vélez tenía en caja, en números redondos, 5 mil millones de pesos. Por eso suena raro que la cantaleta estatal sea siempre la misma: no hay dinero, porque Duarte dejó la caja vacía. De ahí el interés, porque el gobernador explique en qué se consumió el dinero de los chihuahuenses. Está claro que no ha sido en obras, porque a la vista no hay ninguna en el estado de Chihuahua. Hay rubros muy raros en el gasto, que, sin embargo, representan un gasto muy alto, digno de ser desmenuzado, pero antes, deben explicar de qué se trata. Por ejemplo, en el renglón denominado Desarrollo Humano y Calidad de Vida, se gastaron en esos seis meses 3 mil 493 mdp. En Formación para la Vida (sic) aparece un egreso por 11 mil 670 mdp y en Orden Institucional 2 mil 407 mdp. En materia de deuda pública, el gobierno de Corral ha erogado la cifra de 1,104 millones de pesos. Aquí el tema es cómo ser congruente, cuando en voz alta se ha dicho que no hay recursos, que todo se lo llevó el ex, y que no hay con queso las tortillas. Primer informe, primeras dudas.

POR si la comunidad universitaria todavía no se memoriza el nombre del Reptor Luis Fierro, éste contrató a un homónimo que fungirá como subcoordinador de Comunicación Social de la Uach. Estará sólo debajo del titular, Ramón Gerónimo Olvera, pero quién sabe con qué oscuras intenciones. El reportero Luis Fierro sustituye a David Díaz en la sub y en una de ésas, pues ya sentado y en la barra, le tumba la chamba a su jefe Olvera. Al cabo que el escritor metido a medios ya le renunció hace días al Reptor pero éste se hizo como si le hablara la virgen María el 12 de diciembre. No le ha aceptado el tema, esperando tal vez que llegue alguien más ducho con los medios para poderle quitar tanta bronca. En esta tiendita nadie renuncia, hasta que yo los corra, faltaba más, sobraba menos, habrá dicho El honorable Reptor. Como sea, las fallas tienen su origen en la carente política de comunicación y la ausencia de visión de un proyecto de universidad. Además, que no llore, porque apenas se la ha tocado con el pétalo de una rosa, así que será mejor que se espere a la época de las espinas que se avecina tras las lluvias y su primer informe.

LA multicitada licitación de ichisal, aun si forzadamente cumplía con el artículo 102 de la ley de adquisiciones, incumplió flagrantemente con el 101 de la misma ley al rebasar los montos permitidos. La lista de medicamentos incluye prácticamente sólo nombres comerciales lo cual va contra la ley federal que establece que los organismos del sector público de salud sólo deben comprar nombres genéricos. Al comprar con nombres comerciales el proveedor puede facturarte al precio de la marca comercial mientras en la práctica podrían estarle entregando producto genérico a los derechohabientes. Es la manera más mañosa de engañar al sistema y embolsarse más del 70% del monto financiero. La diferencia entre un genérico y un nombre comercial puede ser de mucho más de 10 veces el valor. Por ejemplo, el Tebonin está pactado en el contrato para pagarlo a 1047.86 mientras en Farmacias del Ahorro te lo venden, la misma marca y presentación a sólo 854 pesos. En la misma farmacia la caja del medicamento genérico, ginko biloba se ofrece en 59.90 pesos. Si se repite el ejercicio con toda la lista del contrato te encuentras con las mismas proporciones sin contar que el cuadro básico del seguro popular NO cubre el ginko biloba. Imagine usted las ganancias si le entrega al paciente un medicamento genérico, pero con base en el mañoso contrato usted le factura al gobierno de Corral un precio 1700% mayor sólo añadiendo el nombre comercial en la papelería.

Reportero:  Redacción**
Ejecutómetro
Estado
1946
Chihuahua
437
Juárez
657
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?