Opinión

Javidu

Miércoles 6 de Septiembre 2017, 7:06 am
AAA

Por Bernardo Cerdeira Cobos

Un personaje que simboliza la corrupción e impunidad que existe en nuestro país, uno de tantos mandatarios estatales, que su administración será un sinónimo de abusos de poder, muertes de periodistas, el caso de las quimioterapias falsas administradas en el hospital infantil en Veracruz, adquisición de bienes y propiedades de manera ilícita, en su momento prófugo de la justicia ocultándose de las autoridades mexicanas en Guatemala, con estilo hipster, camisa a cuadros al puro estilo de leñador, un corte de pelo peculiar que les aseguramos que en poco tiempo será tendencia, dejándose barba para mostrar un nuevo estilo para enfrentar la justicia.

Javier Duarte a criterio propio, es el más corrupto de todos los exgobernadores, comparándolo con Cesar Duarte de Chihuahua, Roberto Borge de Quintana Roo, Humberto Moreira de Coahuila, entre muchos otros que podría hacer mención en mi escrito.

Nuestro Javidu endeudo al estado de Veracruz por casi 46 mil millones de pesos, en su mandato el número de desaparecidos es de 2,340 personas, 17 periodistas fueron asesinados, falsifico pruebas de ADN y VIH, dio quimioterapias falsas, pero solo se le acusa de enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

El caso de Duarte el de Veracruz es un precedente para la impartición de justicia de la nación y ganar credibilidad ante la sociedad de que algún gobernador corrupto puede ir a la cárcel, me refiero no exclusivamente al acto de vincular a proceso, también al momento en que se dicte sentencia condenatoria la autoridad competente.

En su defensa Javidu está en huelga de hambre y utiliza las frases que serán celebres para el recuerdo, burlándose al momento de su detención, el cinismo de declararse inocente, aumenta la incertidumbre del caso.

Lamentable la actuación de la carpeta de investigación que formulo el ministerio público, al no estudiar bien su exposición de encuadrar los delitos, no puede ser que con tantos elementos probatorios en este asunto y con todos los medios de comunicación al tanto sobre el seguimiento del trámite de Javidu, pecaran de inocentes en la primera audiencia en México.

Lo de Javidu debería ser un caso de estudio para legisladores, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil de carácter obligatorio, es necesario que se haga justicia, que los funcionarios públicos que actúen de manera indebida en su deber constitucional, pueden ser juzgados. Pensado en creación del Sistema Nacional de Anticorrupción para que rinda buenos resultados y funcione como se tiene programado, este caso es primordial.

No importa el estatus político, aunque sirve para ser utilizado en contra del PRI, lo que interesa es la implementación de medidas para evitar que vuelva a pasar una administración de este tipo, se trata en palabras simples de justicia, que la autoridad judicial pueda mandar un mensaje a todos los políticos corruptos que en México nada ni nadie está por encima de la ley, poder garantizar algo de credibilidad ante la opinión pública, todos deberíamos estar al pendiente del presente proceso.

La procuraduría y los fiscales deben ganarse el respeto, hacer lo correcto en este momento, recuerdo mucho una frase de Javidu cuando salió de su audiencia en una sala del Tribunal Quinto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente, muy sereno y viendo a los periodistas que lo cuestionaban recitó con melodiosa entonación:

“Paciencia, prudencia, verbal continencia… dominio de la ciencia, y presencia o ausencia, según conveniencia”.

El autor de esta melodiosa frase es José Luis Morales, quien se desempeñó como jefe Superior de Policía de Castilla y León de entre 1995 y 1999.

Analizando con cautela la carta de defensa que pretende jugar con frases que quedarán inmortalizadas, y su lucha de activista en huelga de hambre ¿ustedes saben cuánto tiempo lleva? La verdad un servidor no, es de ser un mártir.

La credibilidad en los asuntos judiciales en nuestro país está por los suelos, esperemos que al final que llegue la justicia en el caso de Javidu.

A las actitudes del exgobernador se ha sumado la parte acusadora. El gobierno de Veracruz, que ve su salvación y reconocimiento en que termine refundido en la cárcel Javier Duarte, un acto de justicia nacional, gracias por su atención.

Twitter @Bernacerdeira

Reportero:  Editora Ar
Ejecutómetro
Estado
1628
Chihuahua
433
Juárez
644
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?