La Fuente

*Corre Omar Bazán al Profe de la O *El Paisa usa la suburban de Duarte *Huele raro El Halcón 1 *Los de com soc

Sábado 23 de Septiembre 2017, 6:04 pm
AAA

HABLANDO de aviadores también hay categorías. En relación al tema tocado ayer sobre el Dr. Octavio Martínez Pérez. Vale la pena aclarar que, durante más de 20 años, se ha presentado a trabajar en el General entre 6 y 6 y media de la mañana. Pasa visita paciente por paciente y si bien es cierto, llega a ausentarse del hospital, jamás ha dejado de regresar cuando se requiere su presencia. En todo caso, habría que ver por qué se disemina información maquillada de alguien como Martínez Pérez, quien como secretario de salud entregó cuentas limpias y a pesar de ello fue abiertamente golpeado por el duartismo. Vaya de ejemplo el caso de César Aguilar, médico favorito de Berta Gómez de Duarte que ostenta una secretaría en la facultad de medicina, en el mismo horario que supuestamente trabaja en el Hospital Central o el propio Luis Carlos Hinojos, que ha cobijado al duartismo en su facultad y que no ha dejado de cobrar ni en el General ni en el Infantil, pero nadie sabe a qué hora trabaja en esos nosocomios. Lo mismo pasa con la Dra. Larrinúa y la Dra. Claudia Peña que, aunque ésta última cambió su turno a los fines de semana, no se caracteriza por su permanencia en el hospital en ese horario. O si vamos más arriba, Héctor Palacios y Mi General ¿son directivos sólo durante el turno matutino? Porque, aunque la jornada oficial termina a las 3 PM, a ninguno de los dos se le puede localizar en su oficina de gobierno después de la 1 PM y toda gestión debe diferirse para que ambos puedan irse a cuidar su changarro del logotipo azul. El panismo parece meter orden sólo donde los colores o las complicidades lo permiten ¿o acaso la Olmos ha dado algún dato de su acuciosa investigación sobre Mi General y con su Egro?

SALIÓ del comité directivo estatal del PRI el profesor Andrés de la O, uno de los pilares del tricolor en Chihuahua. Es reconocido como un militante honesto, de talacha, leal e institucional al PRI. Ciertamente, se preguntarán los lectores, en dónde hay de esos militantes. Lo peor del caso, es que Omarcito puso en su lugar a Sergio Prieto, un priista originario de Nuevo Casas Grandes, con la cola bastante larga. Tiene el antecedente de haber sido delegado en Galeana y de haberle pasado la báscula a medio mundo. Los apoyos a los representantes de casilla se los embolsaba con singular alegría. Así que, con fuero político, amigo del nuevo presidente del CDE, podrá volver a las andadas. Luego se quejan porque los pocos activos que defienden la camiseta se salen de las filas del ex partidazo o emigran a morena. El elenco, hasta ahora, es realmente pobre, aderezado con personajes que envidiaría como colaboradores Javier Duarte el de Veracruz.

TANTO odia El Paisa al llamado vulgar ladrón de Duarte, que hasta sus vehículos usa para moverse. La suburban blindada, de color blanco, se mira con frecuencia afuera de la casa del gobernador. Dicen los que saben, que el propio mandatario la usa, en ocasiones. La lujosa unidad aparece con frecuencia estacionada en esa calle de El Campanario, en donde reside Corral. En la suburban viajó infinidad de veces César Duarte, mientras fue gobernador del estado. Ahí fueron trasladados decenas de secretarios de estado, directores, coordinadores, gobernadores y distinguidos visitantes tricolores. Entonces, no debe causarle tanta urticaria a El Paisa el famoso ex, si no tiene reparo en usar la suburban blanca y llevársela a su casa en la citada colonia chihuahua. Se la pudo dar a Gustavo Madero, el oneroso jefe de gabinete estatal, para que usara en la ciudad de México, donde reside generalmente. O enviarla a la misma capital del país, para quienes laboran en la representación del gobierno del estado. En fin, que los moradores de El Campanario no se explican esas cosas que ocurren en los entretelones del poder.

YA piden que Omar Bazán, el presidente del comité directivo estatal del PRI, se decida, al menos en materia de comunicación social. Es que, trae, al menos tres comunicadores echados a andar, pero todos andan en la cuerda floja a la vez. La joven Mónica Meléndez le maneja lo poco que sale en las redes sociales y anda encuerdada por ser la coordinadora de comunicación social. Luego, El Broda Fidel Bañuelos, hasta corbata se puso para anunciar que fue ungido como nuevo coordinador. Y para rematar, entró sorpresivamente a escena Carlitos González, quien pregona ser el bueno, el macizo, el werever de la comunicación social priísta. Y, en realidad, Omar no ha firmado ningún nombramiento en la materia, pero si se ha hecho bolas al cien por las presiones y recomendaciones naturales que hay al interior de tricolor. Pero, la verdad de las cosas, no deben aguitarse los coleguitas, porque también todos los aspirantes a cargos de elección andan igual. A cada uno le va diciendo que es el bueno, sin importarle que más adelante se haga el merequetengue político. Más asertivo, más inteligente, que descubrió el bobo jueguito, El Coco Reyes adivinó la jugada y se retiró de la cancha. Es que, en verdad, el PRI no está ahorita para novatadas, porque la facultad y el juvenil, hace muchos años que quedaron atrás.

ALGO huele raro en el intríngulis de El Halcón 1, que ayer reventó, aunque a medias, en el ayuntamiento. En una esquina está La Maru, que, sin pelos en la lengua, acusó al síndico de intentar favorecer a sus amigos con el servicio de reparación. Son 388 mil dólares, nada despreciables para cualquier proveedor de gobierno. La alcaldesa puso la primera banderilla, al acusar a Miguel Riggs de traficar con influencias. En la otra esquina, precisamente, se halla el síndico Miguel Riggs Baeza, quien devolvió la pelotita al municipio, señalando que son ellos los que pretendían darle el contrato a Omega Aero Support. Y en la tercera, el regidor independiente -apoyado por Verónica Grajeda, su lideresa- Carlos Raynal, que quién sabe qué pitos toca en el asunto, pero se metió hasta el tétano en el tema. Es un relajo parecido a los que se armaban en la vecindad de El Chavo, donde todos hablan al mismo tiempo y no se entiende, bien a bien, cuál es el cuento que hay que narrar. Así que, probablemente, haya traer a Rubén Valenzuela, el ex vocero de Fox, para que nos explique lo que ha querido decir las partes en conflicto.

Reportero:  EditoraSD
Ejecutómetro
Estado
2354
Chihuahua
553
Juárez
824
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?