La Fuente

*La regresión autoritaria *Descuentos en TSJ *Desata IEE el pandemónium *Lineamientos irritan a partidos

Sábado 2 de Diciembre 2017, 8:51 pm
AAA

DESOLADO encendido del árbol navideño en la Plaza del Ángel se registró el sábado por la noche. El Paisanito no pudo reunir ni mil personas en la explanada de la plaza mayor, otrora centro de reunión de miles de chihuahuenses. Y todavía peor, pusieron a cantar a un trovador, Fernando Delgadillo, al que la raza local ni fú ni fa. Tampoco el mueve masas del canal 28 logró permear entre la población para convocar a un evento masivo. Así que, Corral hubo de encabezar un encendido del árbol navideño muy refriteado, frío y sin mucho ánimo en el centro de la ciudad de Chihuahua. Algo pasa en la coordinación de relaciones públicas y en la secretaría de cultura para que no puedan llevar gente a un evento que es de por sí tradición y que los chihuahuenses esperan cada año. Parece ser la nota común el tema de que los eventos del estado sean desairados por el común de la gente que no se siente incluida en los mismos. Se miran muy elitistas, muy aristócratas, como si el chihuahuense medio no cupiera en esos ambientes.

LECTORES de La Opción de Chihuahua piden al nuevo amanecer, si es posible, investigar a un proveedor del área de cirugías del Hospital Central. Se trata de Riga Medic, dicen, que resulta ser el único autorizado para vender materiales a los pacientes que son sometidos a operaciones en el lugar. Por ejemplo, hablan de placas de titanio y tornillos, que les venden a fortiori en precios estratosféricos. Se quejan de que no respetan garantías en caso de fallas, ni devoluciones cuando les piden materiales que no son necesarios para las cirugías. Al parecer, Riga Medic está ubicado en Punto Alto, allá muy cerca del hospital Ángeles, exacto, el cuartel privado de operaciones de Mi General Ernesto Avila. En el Hospital Central no permiten que los pacientes coticen en otros lados el material que se requiere para las cirugías. Debe ser en Riga Medic, que a La Fuente suena al oído altamente sospechoso ese nombrecito. Dicen que si el rio suena es porque lleva agua y los pacientes que han pasado por ese trance se quejan del asunto, así que, manos a la obra, Mi General, que la batalla debe continuar hasta el final.

EL acuerdo que aprobaron muy sumisos los consejeros del Oplecito en la primera sesión del proceso electoral recién inaugurado, simple y sencillamente, apesta. A leguas se mira la instrucción de palacio, porque, a decir verdad, ni Arturo Meraz, presidente del organismo, ni sus consejeros, tienen esos alcances. Oficiosos, qué raro, los consejeros sometieron a votación un misterioso y extraño acuerdo por medio del cual le hicieron a los partidos políticos la lista de los municipios y distritos en que deben postular candidatos o candidatas. Es muy extraño, porque, a nivel federal, en el INE del Gran Jefe Toro Sentado, Lorenzo Cordova, no se llegó a tanto y se limitaron a entregar a los partidos bloques de estados y distritos electorales para hacer respetar la equidad de género según los intereses y necesidades de los institutos políticos. En cambio, aquí en Chihuahua, les están diciendo en cuál municipio y en cuál distrito deben postular hombres y en cuáles mujeres. Es obvio que es plan con maña, que hay focha y que el acuerdo apesta desde kilómetros a la redonda, además que el sello de la autoría fue estampado con cantera. De esta manera, El Metralleta Álvarez Monge podrá lavarse las manos con este acuerdo, al eliminar a sus enemigos políticos de un plumazo y sin responsabilidad alguna. Por ejemplo, si El Paisanito se aferrara a postular a Alejandra de la Vega en Juárez, en Chihuahua tendrían los albiazules que postular a un varón y viceversa. Los municipios y los distritos fueron ordenados de mayor a menor según los resultados de la última votación de cada partido. Imagínese usted el relajo que se armará en Chihuahua, Juárez, Parral, Delicias y Cuauhtémoc, pues de manera alternada, deberán candidatear hombres y mujeres. El gran tema es que se violenta el derecho constitucional de la reelección, en algunos casos, asunto que, indiscutiblemente, deberá ser resuelto por el Trife.

BUENO, bueno, pues El Paisanito todavía no se resigna a perder la candidatura del frente en el 2018 y anda que patalea a todo lo que da. No le importa que el estado de Chihuahua se caiga a pedazos por la violencia y la inacción, pues anda empecinado en desplazar al agrietado Ricardo Anaya. En este contexto, luego del destape de Meade, el llamado Grupo Chihuahua (cuándo nació? había uno de Eloy Vallina en los ochentas) se reunió, según sus propios integrantes, de emergencia. Al menos eso puso Guadalupe Acosta Naranjo en su cuenta de twitter, acompañado de una foto de leche con chocolate, pues hay de izquierda y de derecha revueltos. El grupo Chihuahua se reunió de emergencia. No permitiremos que la recesión autoritaria se imponga. Ya lo verán. Eso dice el mensaje tuiteriano publicado por Acosta Naranjo, el mayor impulsor del corralismo. Así que, no debemos descartar que El Paisanito se lance con todo por lo que queda del frente amplio, después que Anaya se lo acabó con sus dotes autoritarias.

ATRACO, peculado, o error, como se le quiera llamar, pero el descontó que les dieron a los ingresos de los empleados del poder judicial del estado, no tiene nombre, aunque si tipo penal. Resúltase ser que en el mes de noviembre se efectuó la migración de la nómina del gobierno del estado al propio TSJ, pues éste cuenta ya con su propio RFC. Sin embargo, en esas dos quincenas, por misteriosas y oscuras razones, los trabajadores sufrieron tremendos descuentos en el rubro de los impuestos sobre sus percepciones netas. Son indebidos estos descuentos y están prohibidísimos por la ley, pero, machetazo a caballo de espadas, la dirección de administración los ejecutó de manera pronta y expedita. Lo verdaderamente preocupante es que los directivos, léase Paco Molina y Rocío Aguilar, jefa de recursos humanos, dicen, intentaron jugar ala bonita, pues vieron ahí la oportunidad de forma un ahorrito para el tribunal. Empero, la inconformidad creció como una bola de nieve en enero, allá en Ruidoso, y las quejas se acumularon en la oficina del director de administración. Así que, sin llorar, hubo de firmar un oficio, donde se les dice a los trabajadores, simple y llanamente, que en diciembre se les devolverán los descuentos indebidos. Es que, imagínese usted, un empleado que pagaba 300 pesos por concepto de impuestos, vio cómo se esfumaban 1,300, lo que traía bocabajeada a la base trabajadora.

Reportero:  EditoraSD
Ejecutómetro
Estado
2216
Chihuahua
492
Juárez
779
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?