La Fuente

*Jaciel les hace bolas el engrudo *Los Tepes del caso Miros *Le quitan el gusto a Jorge *El Rejón, robo de autopartes

Miércoles 27 de Diciembre 2017, 6:00 pm
AAA

A los operadores de justicia de El Paisanito se les hizo bolas el engrudo con la subida a escena del tercer implicado en el crimen de la periodista Miroslava Breach Velducea. Celosamente, el nombre de Wilberth Jaciel Vega Villa, quien condujo el auto el día de los hechos, era guardado, con tres candados, en el expediente de las indagatorias. Sin embargo, por un error de los voceros del cereso y de la fiscalía, que descoordinaron acciones, fue filtrado en la audiencia de El Larry, celebrada en el hospital de la cárcel de Aquiles Serdán. El destape sirvió para que se inundaran los medios y las redes con info sobre Jaciel, que, a decir de los habitantes de Chínipas, se pasea por aquellos lares como la canción de Jefe de Jefes de Los Tigres del Norte. Este tercer implicado, después del gatillero y El Larry, fue detenido en la ciudad de Chihuahua, pero liberado pronto, no se sabe si por falta de elementos, o por haberse convertido, repentinamente, en Testigo Protegido de la administración estatal. El tema es que la indagatoria oficial tiene muchos prietitos sobre el blanco arroz de la verdad y, obviamente, esto conduce a revelar que el gobernador del estado ha mentido y ocultado, deliberadamente, gruesos eslabones de la cadena de hechos. Además, a un año de los hechos, la percepción ciudadana muestra escepticismo y falta de credibilidad sobre los resultados, sean o no verdades a medias o mentiras completas, como luego se dice.

DE acuerdo con la carpeta de investigación de la Fiscalía General del Estado, hay 18 declaraciones oficiales, más 33 de testigos de identidad reservada, de las cuales se formuló la imputación contra El Larry, Juan Carlos Moreno Ochoa. Al leer la imputación la autoridad jurisdiccional, y pedir la medida cautelar de prisión preventiva, se le informó al detenido del nombre de las personas que declararon sobre el caso (nombres que no se replican en este espacio) y, además, de los alias o apodos con los cuales fueron identificados los restantes 33 que rindieron su versión sobre los hechos. Estos Testigos Protegidos, o de identidad reservada, son nombrados en el expediente como Ataulfo, Mila, Venancio, Silver, Fernanda H, Pancho, Parcero, Kevin, T, 01, L, GC, Juanjo, Monge, Asia, Alejandra E, Jaguar, Aries, Buda, Hugo, Casio, Señor Palco, Rubí, Chiquilín, Bby, Kuina, Estrella, Boby, Sirenita, 1981, Javier y Cholugo. Estos apodos y los nombres le fueron leídos a El Larry y, obvio, sus abogados poseen copias de toda la carpeta de investigación que han formado las autoridades ministeriales.

POCO, muy poco, le duró el gusto al magistrado suspendido, Jorge Abraham Ramírez, por la suspensión provisional otorgada a cargo del primer tribunal colegiado de circuito. Es que, apenas se resolvió la provisional, cuando la encargada del despacho del juzgado primero de distrito, Sandra Manuela Domínguez Villalba, dictó la resolución de la suspensión definitiva. Obvio es señalarlo, negó a Jorge Ramírez la suspensión del acto reclamado, que fue su separación del tribunal superior de justicia por órdenes del consejo de la judicatura que maneja Lucha Castro. Así que, por el momento, no será restituido en el cargo, sino solo en el caso que el mismo tribunal colegiado de circuito revoque las decisiones de la señalada secretaria con funciones de jueza. Igualmente le sucedió a Gabriel Sepúlveda, pues le desecharon la petición de amparo, justo cuando el TCC había declarado inconstitucional las facultades del consejo de la judicatura para suspender jueces y magistrados a diestra y siniestra. Así que, la atención se centra ahora en la sospechosa conducta de los jueces federales del octavo y primer distrito, pues a pesar de conocer el criterio del primer tribunal colegiado, se fueron por las ramas, en contra, como queriéndole hacer el favor a alguien (hay que leer los argumentos esgrimidos porque suenan inverosímiles y alejados de la ley). Es curioso, pero los mismos argumentos de autonomía e independencia que enarbolan Sepúlveda y Ramírez, los magistrados suspendidos, son exactamente los mismos que defendió El Mac cuando patrocinó a los magistrados que liberaron al asesino de la hija de Marisela Escobedo. Pero, tiempos traen tiempos, la gente se cambia de camiseta y se pone otros lentes para ver las cosas de manera distinta.

USUARIOS del Parque Metropolitano El Rejón denunciaron una ola de robos de autopartes y vehículos en los últimos días, sin que la autoridad haga acto de presencia en el lugar. Desde que Marco Quezada dejó la alcaldía, el lugar ha sido objeto de desatención y abandono por los alcaldes, tanto de Javier Garfio, como de Maru Campos. Los chihuahuenses que asisten a El Rejón para caminar, hacer ejercicio, o de paseo, dicen que Marco no inventó el sitio ni hizo la presa, sino que ésta tiene decenas de años y lo único que efectuó el ex edil fue el proyecto de parque con la primera etapa. Ahora, nuevamente, El Rejón es presa de borrachitos, cuna de amores nocturnos y picadero para los adictos que deambulan por la zona. El agregado es que empezó una ola de robos de partes de los autos que se estacionan ahí y, lamentablemente, no hay policía que ronde por esos lares. Así que, de favor, piden al jefe de la policía municipal, envíe cuando menos policías virtuales, para lanzar el mensaje de que le importa un poquito la seguridad de ese lugar.

EL que no lo conozca, que lo compre, dice un viejo y conocido refrán populachero, que refiere el nombre que se hace una persona, cuya imagen es muy difícil de cambiar. El tema viene a colación por el pretenso pleito entre El Paisa y el periodista de proceso, Álvaro Delgado, el cual, de ser cierto, pues solamente serviría para que se desgreñen sin tocarse. Bueno, es que, realmente, es imposible de creer, cuando ambas partes se benefician del supuesto encuentro. La gente de Corral, la que le maneja las redes, que cada día escribe peor, por cierto, lanzó un gancho al hígado a través de twitter, para desmentir, según él, la plática defeña, en la cual dijo que los federales, en un grupo de cien elementos, intentó rescatar a Alejandro Gutiérrez. Álvaro Delgado tuvo como fuente a uno de los que asistieron a la reunión con El Paisanito y de ahí escribió una insignificante columna, que dio margen al fallido pleito entre ambos. De Corral, se sabe, todo o nada se puede creer, pues así como sube un tuit lo baja, como dice una cosa, dice otra, y al día siguiente se desmiente a sí mismo. Así que, el pleito con el reportero de la revista, no tiene otro fin más que esconder otra de sus filtraciones, para negarlas absurdamente de un momento a otro. Por eso, La Fuente recomienda que, cuando escuche decir al mandatario un buenos días, hay que asomarse, de inmediato, a ver si no es de noche, porque, el amanecer no ha llegado para todos.

Reportero:  Editor Bal
Ejecutómetro
Estado
2354
Chihuahua
553
Juárez
824
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?