La Fuente

*Harán comparecer a El Reptore en congreso *Despiden a Villalobos Jión *Cristina Jiménez, la piedra en el zapato *El Paisa le declama a Cuarón

Sábado 10 de Febrero 2018, 5:30 pm
AAA

PARECE que en la facultad de derecho se prepara ya el terreno para elegir al nuevo director de la facultad, después de dos años de caos e indefinición. Ya dieron luz verde en reptoría para iniciar el proceso, pero, claro, éste no será libre, sino operado por la gente de El Parientón, Luisito Fierro. Lo primero que hicieron fue despedir a Jesús Villalobos Jión, ex director de la facultad y ex secretario general de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Sin formas, le mandaron decir, porque nadie apto le dio la cara, que sus servicios ya no eran requeridos en la insigne escuela. Es obvio que le temen al profesor de derecho, pues en un dos por tres les hubiera podido comer el mandado sin que se dieran cuenta. Sin embargo, eso no les garantiza nada porque la facultad está caldeada y hay todavía muchos resabios de las trampas del pasado reciente en esa cuna de grillos. En los pasillos de derecho se menciona ya el nombre del ungido por El Reptor, pero, dicen, grupos distintos harán su lucha por ganar la elección con otro candidato.

EL Paisa y El Metralleta no saben cómo hacerle para descartar a Cristina Jiménez en su aspiración por ser candidata al senado de la república. Deben mover a la comisión permanente para que efectúe el agandalle, pero como ésta está obligada a designar candidatos bajo el criterio de competitividad, no le hallan la cuadratura al círculo. El tema es que Cristina aparece muy por encima de Rocío Reza, esta última señalada flamígeramente por el dedo del gobernador. La ex secretaria de desarrollo social aparece con muy baja presencia y menor preferencia en la ciudad de Chihuahua y, en Juárez, definitivamente, no pinta en absoluto. El problema de la juarense es que el comité ejecutivo nacional del PAN no se peleará con El Paisanito, menos ahora que tiene un prestigio internacional que cuidar. Así que, a ver cómo desenrolla ese asunto la comisión permanente de Acción Nacional, antes del 20 de febrero, que es el plazo para resolver el entuerto.

LOS que saben, dicen que el jueves se toparon en el elevador de la torre legislativa los diputados Isela Torres y El Jéchu Villarreal, del PAN y del PRI, respectivamente. Isela, fiel a su estilo, le pidió a El Jéchu una tarjeta de presentación, por si se ofrece, dijo, pues no sabía de las dotes del legislador. Nunca sabe uno cuando se requerirán los servicios de un perito en fonética, dijo la diputada, con el acento sarcástico que se requiere en estos casos. Me mandaron, me mandaron, respondió El Jéchu, luego de referirse a las barbaridades que pronunció en tribuna, al referirse al caso de El Mac y el audio donde le vale purísima todo al funcionario. El Jéchu, dicen, mejor se bajó del elevador, aún sin haber llegado al piso de su destino, con tal de no tener que responder a Isela Torres. Villarreal dijo, al hacer uso de la voz, en la sesión de la cámara, que no era la voz de Maclovio Murillo, consejero jurídico, la del audio que circuló en las redes sociales, ése donde se ganó la adoración de los panistas. Pero lo dijo con tanta seguridad, tan tajantemente, que tal vez se la creyó él mismo, de manera tal que hizo pensar que era experto en fonética. Bueno, a veces, hay que tragar sapos sin hacer gestos, o como diría un político, poner la mejor sonrisa en el peor momento.

LA próxima semana, El Reptor Luis Fierro (arre, pariente), Rector de la Uach, podría estar sentado en el banquillo de los acusados, en la torre legislativa. Es que, los diputados locales, le mandarán comparecer, parece que, ante el pleno, para explicar su conducta como capitán al garete de la mínima casa de estudios. El Parientón deberá explica ante a cámara qué andaba haciendo en la caravana de Corral muy campante, como si no tuviera trabajo en el campus. Además, le pedirán informes del gasto que efectuó en sus recorridos, pues, obviamente, no los hizo de su bolsa, sino de las precarias finanzas universitarias. En pocas palabras, la lente legislativa se enfocará en Luis Fierro, porque, según dicen, le entró a la caravana del amor, pero del amor a la irresponsabilidad y el paseo. Todo el mes de diciembre y más de la mitad de enero se la pasó en viajes al lejano continente, y todavía regresó la segunda quincena del primer mes de este año para incorporarse a la caravana de Corral. Algunos diputados sospechan que El Reptor que aún aprende a reptar, hará caravana con sombrero ajeno, pues usará los descuentos en las inscripciones de la Uach con fines electorales pro-corralistas.

LAS imágenes captadas en palacio, de un Paisa que discute a brazo extendido con Pablo Cuarón, secretario de educación, son más que elocuentes. Ya se sabe que Corral dirá que no discutía, sino que tenía los brazos abiertos porque le declamaba un poema al titular de la SEC, al que ha puesto en capilla, según sus propias palabras. La mitomanía oficial hablará de un diálogo abierto y cordial entre el secretario y el ciudadano gobernador. Empero, pésele a quien le pese, como decía Pancho Barrio, se trataba de una exaltada discusión entre el mando y su subordinado. Los problemas en educación no se han aquietado, pues un día aparece uno y al otro día surge uno nuevo, sin remedio alguno. El día de la réplica del informe en Ciudad Juárez, El Paisa comió en el shangrilá con Gustavo Madero y El Pasito Rodríguez. Ahí les dijo que saldrían Pablo Cuarón y Mi Teniente Coronel, Ernesto Avila, este último secretario de salud. También habló del ingreso de El Pasito Rodríguez como jefe de gabinete, en lugar de Gustavo Madero que regresa al top level business. Corral dijo después que todo era falso, pero fue y le dio posesión a Ismael, porque, pues, así se las gasta, pero, la verdad de las cosas, todo fue real.

Reportero:  EditoraSD
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?