Opinión

Espresso Doble: “La quema de Judas”

Domingo 1 de Abril 2018, 10:44 am
AAA

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez 

 

Para el Director General de Expo Café, Marcos Gottfried, el consumo per capita de café en México es de 1600 kg y de acuerdo con la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías, se estima que existen  70 mil cafeterías de especialidad en nuestro territorio. La industria del café es generadora de empleos y según Mintel (Global Market Research & Market Insight), el crecimiento anual de estos negocios reportó ser de 2.3%.

 

El café en México va creciendo como negocio.

 

Un buen espresso tiene que ser caliente al tacto, amargo al paladar, fuerte en la nariz y escaso al servirse.

 

Y para emociones fuertes, pídalo doble.

 

Comenzamos el espresso doble de hoy.

 

Caliente. Culmina la semana santa, ocasión máxima de la religión católica donde conocemos el suplicio de Jesús, para sacrificarse por todos los hombres y donde un personaje juega un papel clave: Judas Iscariote, otrora ferviente seguidor de las enseñanzas divinas, quien fue tentado con la riqueza terrenal y entregó a su líder por unas monedas. Este personaje es repudiado por muchos es un referente histórico cuando de traicionar se habla o escribe. En política existen muchos Judas.

 

Amargo. Previo al inicio formal de las campañas vimos mucha convulsión al interior de los partidos políticos por las definiciones de candidaturas, tanto a puestos federales como locales. Algunos nombres del PAN, PRI y PRD han sido nota por cambiar de partido después de años de militancia, escuchando el canto de las sirenas, sin pensar todo lo que dejan atrás: su reputación. Pero esto poco parece importarles ante la jugosa zanahoria que les pusieron enfrente.

 

Fuerte.Tal es el caso de Miguel Ángel González García, el famoso profesor que hizo del PRI su vida entera desde ocupar modestas regidurías al inicio de los años 90. El profesor se dio cuenta que ya no trae el impulso de antes, donde cada movimiento que hacía sonaba estruendosamente en todo el estado, como cuando fue dirigente estatal del PRI o secretario particular del gobernador Duarte. Lejos quedaron esos días y su reciente salida de PRI quedó en mera anécdota sin eco, en un chascarrillo más como el de Víctor Valencia De los Santos.

 

Escaso. ¿Qué canción le cantarían las sirenas? Sólo el lo sabe. Pero todas las palabras de adoctrinamiento político que recetó a jóvenes priistas de varias generaciones, se fueron a la basura. Todas las “valientes” críticas que le hacía a Guillermo Dowell hace un año para llamar la atención hacía un proyecto distinto al de Omar Bazán y como se flagelaba con los estatutos y amor al PRI, pierden toda validez. Toda su reputación de hombre congruente, austero y leal a sus convicciones, usted la destruyó. Usted y nadie más.

 

Mucha suerte en su nueva odisea, la va a necesitar.

 

Este ha sido el espresso doble de hoy.

 

-- 

Luis Rubén Maldonado Alvídrez

Reportero:  editor TV
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?