Opinión

La columna

Viernes 13 de Abril 2018, 11:47 am
AAA

La columna

POR CARLOS JARAMILLO VELA

• Reyes Baeza: con los bonos a la alza.

• Lino Korrodi: el correligionario incómodo para Corral.

• Alejandro Domínguez: saca la casta por el PRI.

Quien está haciendo buenos los pronósticos es el candidato a Senador por el PRI, y ex-gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, pues todo indica que a dos semanas de haber iniciado su dinámica campaña política no solo es el puntero en la contienda, sino que además la aceptación de su oferta política por parte del electorado avanza cada día. Son comunes las expresiones como “hombre muy accesible”, “persona carismática y conciliadora”, “político de trabajo y resultados”, cuando uno escucha al ciudadano común revelar la percepción que tiene sobre la figura de Baeza. Por ello, una encuesta que se formuló en días recientes a través de las redes sociales a fin de conocer a quien otorgaría el elector su voto para que lo represente en el Senado de la República, coloca a Reyes Baeza -quien va en fórmula con Georgina Zapata-, por encima de Gustavo Madero, el abanderado panista que comparte planilla con Rocío Reza.

Además, la vasta y bien organizada estrategia de proselitismo político diseñada por Baeza y el equipo logístico que respalda su campaña, tiene como soporte fundamental la amplia estructura de militantes y simpatizantes priistas en Chihuahua, e incluye la visita del candidato a todos los municipios del estado y su presencia frecuente en los municipios cabeceras de distrito, así como una cobertura permanente en las redes sociales y los principales medios de comunicación impresos, radiofónicos y televisivos del Estado. El buen posicionamiento de Reyes Baeza ante la opinión pública, y el eficaz despliegue logístico-organizativo de su campaña, son dos de las razones que explican por qué el candidato del PRI tiene los bonos a la alza.

Lo que menos habría imaginado cualquier lector de notas y columnas políticas sería la seria acusación de corrupción que a través de los medios formuló el empresario panista y ex asesor financiero del foxismo, Lino Korrodi, contra Javier Corral y un magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chihuahua. Dicha revelación llama la atención, por el perfil y nivel del denunciante, pues no es un individuo común, sino un empresario y político nacionalmente conocido quien se ha expresado así del mandatario y el jurista, al señalar que estos le pidieron una importante suma de dinero para acelerar el proceso judicial de divorcio en el que, según se ha dicho, la hija de Korrodi terminó obteniendo la custodia de sus hijos.

Textualmente, Korrodi dijo: “Al prepotente y sinvergüenza. de Javier_Corral le dieron su merecido. Ahora que no quiera imponer al Magistrado Juan Rodríguez Zubiate, socio de Corral. Ambos intentaron extorsionarme con 2 mdp para resolver el problema del divorcio de mi hija Stephanía”. Estridente, sin duda, resulta tal acusación, pues pese a las normas no escritas de la ortodoxia política, el panista Limo Korrodi -afamado por haber implementado en otro tiempo la estrategia de financiamiento de la campaña presidencial de Vicente Fox- no observó la discreción y prudencia que en estos casos se aconseja, y optó por lanzarse públicamente contra su compañero de partido, el polémico gobernante de Chihuahua, asumiendo respecto a éste la posición de correligionario -¿o ex correligionario?- incómodo.

En lo que al parecer es la asunción de una postura realmente combativa respecto a los yerros de los gobiernos estatal y capitalino emanados del panismo en Chihuahua, el

diputado federal con licencia y candidato a la Presidencia Municipal de Chihuahua, Alejandro Domínguez, ha venido señalando fuertemente los manejos financieros ocultos, y tal vez ilícitos, en los que incurriera la otrora diputada y actual alcaldesa de la capital, María Eugenia Campos. Ya en meses anteriores, desde su curul en la Cámara de Diputados, Domínguez había criticado con energía al gobernador Javier Corral por su indiferencia ante la grave problemática de inseguridad que volvió a ser una calamidad para la gente de Chihuahua desde el arribo de éste a la titularidad del Poder Ejecutivo.

Ahora, en su versión “nueva temporada”, e investido con la postulación tricolor en pos de la alcaldía, el “huracán” Domínguez retomó fuerza para colocar en el escaparate mediático el delicado tema de supuestos arreglos y componendas financieras protagonizado entre el entonces Secretario de Hacienda, Jaime Herrera, y Eugenia Campos, del que, en caso de ser cierto -como al parecer lo es-, muy pocos sabían. Mientras la dirigencia estatal del priismo se ha mantenido con un perfil relativamente bajo durante la gestión del actual mandatario estatal, pese a los frecuentes y sistemáticos embates que éste ha dirigido contra el histórico partido emanado de la Revolución, Alejandro Domínguez -quien además es ex-dirigente estatal del priismo- ha sido, entre los miembros del PRI, uno de los personajes que más se ha hecho notar durante el actual quinquenio, por su innegable condición de crítico y opositor.

carlosjaramillovela@yahoo.com.mx

Avilés-Flores y abogados asociados. Asesoría jurídica penal, civil y laboral. Av. Independencia 1607, Col. Centro, Chihuahua, Chih.; Tels.: ofna.: (614) 415-0268, Cel.: 614-255-5058.

Reportero:  Editor 1
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?