Opinión

Espresso Doble: “Yo me voy contigo, Javier”

Domingo 22 de Abril 2018, 7:31 am
AAA

Por Luis Rubén Maldonado Alvídrez

 

 

Dicen que la buena política se hace acompañada de café. No hay tema político que no se toque con un café, americano, espresso o capuchino. Ya depende de que tan amargas o fuertes emociones desee usted. 

 

Yo para escribir prefiero un buen espresso, mismo que debe de ser caliente al tacto, amargo al paladar, fuerte en la nariz y escaso al servirse. 

 

Para emociones fuertes, doble es mejor. 

 

Así que comenzamos el espresso doble de hoy. 

 

Caliente. Desde que el golf se volvió deporte olímpico ha estado más que nunca en el centro de los programas de deportes, mismos que sólo hablaban de ese deporte para mencionar a la mexicanísima Lorena Ochoa. En Estados Unidos y otros países desarrollados, el golf no es un deporte tan elitista como lo es aquí en Chihuahua y Ciudad Juárez. Todos los aficionados al golf del estado, están felices porque este deporte, no sólo se ha vuelto relevante en la política estatal; ya es política pública de nuestro gobernador, quien con su buen gusto y calidad moral, lo ha elevado a Deporte de Estado.   

 

Amargo.Mientras los maestros en la capital del estado hacen hoyos en el tráfico, el mandatario chihuahuense practica en el hoyo 11 de su campo de golf favorito, relájandose para pensar con mayor claridad como exterminar a Ever Avitia y a todos los maestros “revoltosos” que se oponen a las buenas intenciones del gobernador y que sólo causan destrozos en las oficinas donde trabajan muchos nuevos burócratas, unidos con valor.    

 

Fuerte. Hace unas horas se difundió la información de manera oficial, del próximo pago a maestros y la visita del líder nacional del SNTE, Juan Díaz de la Torre. Quizás viene a cerciorarse de que Corral cumpla su palabra. ¿Corral se arrodillará ante los maestros que tanto desprecia? ¿En serio Corral dará su brazo a torcer? ¿De verdad Corral será derrotado en esta batalla?  

 

Escaso. Corral nunca ha tenido palabra. Le aseguro que no les va a cumplir. Les va a chicanear sus peticiones, que es a lo que está acostumbrado y mejor sabe hacer. Gobernar, no es lo suyo. La chicana jurídica si. Así logró ser diputado federal tras el voto de algunos difuntos en 2009 en la interna panista, luego en tribunales robó la senaduría que abandonó para chicanear la candidatura al gobierno del estado de Chihuahua.  

 

Antes de que los panistas se molesten, algunas pruebas: 

 

1.    Corral prometió educación gratuita para universitarios, en su primera semana de gobierno, Pablo Cuarón desestimó esa promesa. Misma que los adormilados candidatos priistas han desaprovechado, ya no sé si por ignorancia, inexperiencia o complicidad.

2.    El hoy gobernador les bajó la luna y las estrellas a los burócratas del estado, prometiéndoles que nadie sería corrido de sus puestos, que no importaba su afliación partidista, mientras demostrarán su lealtad a Chihuahua (a él) combatiendo con su voto al candiduarte. Hay más corridos que en ningún otro sexenio. 

3.    A los profesores les prometió que, con su voto, todo sería mejor para ellos. Que el gobierno de Duarte es el que les había fallado, que él sí tenía palabra y no les iba a cumplir. Les dedicó un spot de radio y televisión pautado durante la campaña 2016. Esta semana los maestros estatales secuestraron las calles de la capital del estado, por la falta de atención, diálogo y resultados a las que está obligado el gobernador del estado, a quienes miles de profesores, le otorgaron su voto. 

 

Tras 18 meses no ha cumplido ninguna de estas promesas Javier Corral Jurado, no por nada, las expectativas electorales para el PAN son dramáticas y eso trae asustado a varios de los que buscan el voto de los juarenses. 

 

Pero eso importa poco para el gobernador. Ya está empezando a organizar su Caravana por la Dignidad 2.0, que seguramente empezará por el Tranquilo Golf Club de Florida, seguirá en los tres campos de golf del Harbour Inn en Carolina del Sur y culminará el campo de golf del Fairmont Grand del Mar y en el Broadmoor de Colorado Springs. Y ya si tiene unos días extra, pues puede aventarse un pilón en el Four Seasons Hualalai en Hawai. 

 

¿Quién quiere estar en Chihuahua con tantas broncas? 

Corral, no. Entonces mejor, me voy con él a su gira a olvidarnos de los maestros, de Cuarón, la cachuchas y sombrillas de 500 mil pesos; y de la falta de medicinas en los hospitales. 

 

Si. Mejor, yo me voy contigo, Javier.

 

Este ha sido el espresso doble de hoy. 

 

luisruben@plandevuelo.mx

Reportero:  editor TV
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?