La Fuente

*Se despide Hugo Gutiérrez *CFE, 35 diarios *Los mecánicos del marucóptero

Viernes 11 de Mayo 2018, 7:26 pm
AAA

HUGO Gutiérrez, secretario de asuntos inter institucionales de la cámara local de diputados, se despidió ayer de su cargo y de sus compañeros de trabajo. No dijo, bien a bien, a donde se va, pero se rumoro que a la Ciudad de México. Bajo su mando estuvieron las áreas de comunicación social, amparo y relaciones institucionales. En las reuniones de la junta de coordinación política, le solían decir diputado, cosa que no le molestaba pero que le causaba risa. Hugo siempre estuvo con calzador en el congreso y en constante tensión con los que tomaban las decisiones, pues tiene una amplia trayectoria en el mundo de lo jurídico. Ante su ausencia, los diputados comentaron que se debe nombrar a alguien a la brevedad y no dejar pasar el tiempo. Se supone que para la sesión extraordinaria del jueves 17 se tenga algo, o al menos avances y propuestas. 

EL NUEVO superintendente de CFE, distribución zona Chihuahua, Francisco Javier Sifuentes Hernández, recién llegado de Cuauhtémoc, anda con todo. Recibió el cargo el pasado 18 de abril y, de inmediato, sacó la barredora y el trapeador para sacar a la gente de confianza. Obvio, les dijo que cumplen las metas de la empresa, o les quita el bono que les otorgan en su trabajo, o lisa y llanamente, salen de la comisión federal de electricidad. Esa meta consiste en cambiar 35 medidores por día, ya se sabe de cuáles, pues retiran los viejos e instalan en su lugar los electrónicos, que registran consumo hasta por el ruido de un pájaro que pasa por ahí. Lo delicado del asunto es que mandan personal a realizar actividades que están fuera de su perfil, sin equipo de seguridad y sin capacitación, en días festivos, inhábiles y todos los fines de semana. Empero, como siempre, detrás de todo esto brillan dos personajes, que son los que mueven el agua. Se trata de El jefe de Medición, Raúl Oyarzábal Aragón y la jefa de comercial Mayanin Aguirre Núñez, que son los únicos que no ponen pretextos, ya que les hacen el trabajo que no hacen en la semana por andar atendiendo asuntos personales en horas y días hábiles.

A VER si La Maru hace algo con los mecánicos del hangar municipal, ésos que son responsables de que un helicóptero de gobierno del estado se halle en tierra desde agosto del 2017. Esta aeronave es usada por la fiscalía general del estado y, el mecánico encargado, Gerardo Arellano, trabaja igualmente con El Halcón 1 del municipio. Este helicóptero, de seguridad pública municipal de Chihuahua, tiene restringidos los vuelos del halcón. Esperemos y Gil Loya, el director de seguridad pública, el ayudante de ya sabes quién, sepa que también tiene trabajando en su hangar a Monserrat Arellano, hija del mecánico que, por cierto, la administración anterior despidió porque ella vendía las refacciones que necesitaba El halcón, claro con un 300% de sobreprecio. Ah qué caray, dijo el de la placita, desde donde se mira todo con un buen ángulo. Pero, en fin, el marucóptero sale caro. que no fue cualquier cosa echarlo a volar.

CON tanto descontrol, pifia, corrupción e ineficiencia en la secretaria de salud, que dirige dignamente Mi Teniente Coronel, se ha quedado de lado la Operación Justicia para Chihuahua. Recordemos la ola de atracos al sector salud, pregonada a los cuatro puntos cardinales por Ernesto Ávila, que supuestamente hicieron el ex secretario y su gavilla que tenía a los hospitales en un terrible abasto del 73% de medicamentos y un terrible abasto del 60-70% en insumos donde se criticaba la baja calidad de estos. Hoy queda claro, aseguran, que a Mi Teniente Coronel le basta con el 25 por ciento de abasto en medicamentos de Ichisal y la inexistencia de material, aunque sea de mediana calidad. Lo raro del caso es que el fantasma de Pedro Hernández todavía se pasea por los pasillos de la secretaría de salud, pues parte de su equipo sigue ahí. Son los casos De Francisco Olea en el jurídico y el doctor Víctor Medina Ortiz en el hospital central. Otros hablan de criterios de oportunidad, pero, la verdad de las cosas, no se sabe, bien a bien, cómo eso.

VÁLGAME, dijeron, extrañados, algunos panistas, al pasar por la avenida independencia y Nicolás Bravo, en el centro histórico de la ciudad de Chihuahua. En la propiedad, que es del gobernador Javier Corral Jurado, apareció, junto a la fotografía de El Paisa, un letrero con la frase Se Renta, acompañado de un número telefónico. Esa casa perteneció a Guillermo Luján Prieto, que fuera diputado local y presidente del comité directivo estatal del PAN en los ochentas. Fue un auténtico líder, tal vez el mejor orador de acción nacional en toda su historia local, y mismo que le dio clases a El Paisa en esa materia. No le quitaron la foto ni la placa de bronce que contiene su nombre, quizá con la esperanza que puedan subir el precio de la renta, aunque, en este momento, a lo mejor le sirva al arrendatario para regatear. 

Reportero:  editor TV
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?