Nación

Muere bebé de ocho meses a causa de ataque del Cjng en Guadalajara

Miércoles 23 de Mayo 2018, 7:35 am
En Guadalajara
AAA

Guadalajara, Jal.- Un bebé de ocho meses de edad identificado como Tadeo murió a causa de las quemaduras que sufrió el lunes en un autobús de transporte público que presuntos miembros del cártel Jalisco Nueva generación (CJNG) incendiaron en uno de los tres bloqueos con vehículos que realizaron en la zona metropolitana de Guadalajara a fin de distraer a las autoridades y permitir que sicarios del mismo grupo huyeran luego del frustrado atentado en contra del ex fiscal y actual secretario del Trabajo estatal, Luis Carlos Nájera.

El infante tuvo quemaduras en casi ciento por ciento de la superficie corporal y su madre, en 90 por ciento, dijo Yannick Nordin, director del Sistema de Atención Médica de Urgencias.

El autobús unidad de la línea Tur fue abordado a las 20:30 horas del lunes en el cruce de las avenidas Mariano Otero y Las Torres, en la colonia Mariano Otero, municipio de Zapopan, por al menos tres encapuchados que ordenaron a los pasajeros bajar, pero la puerta trasera del camión no se abrió. Los criminales rociaron gasolina dentro del automotor y le prendieron fuego mientras la gente salía por la parte delantera.

La madre de Tadeo, de 26 años y quien ayer estaba muy grave, logró salir del autobús con su hijo en brazos, pero las quemaduras causaron la muerte al bebé al mediodía de ayer.

El gobernador Aristóteles Sandoval publicó en su cuenta de Twitter: Me reportan la muerte de Tadeo, bebé de ocho meses víctima del incendio provocado ayer por la delincuencia organizada en Mariano Otero. No puedo describir el dolor que siento, la rabia de saber que existen sujetos que no respetan la vida de nadie, ni siquiera la de un pequeño.

Indignados, vecinos realizaron ayer por la noche un plantón –convocado por redes sociales–, para protestar por las víctimas de la guerra contra el narcotráfico. Se reunieron en la Glorieta de los Niños Héroes, muy cerca del lugar del atentado contra Nájera, en avenida Chapultepec.

Nueve pasajeros sufrieron quemaduras e intoxicación

Ayer también falleció uno de los seis presuntos sicarios detenidos tras el ataque a Nájera. Según la Fiscalía General del Estado, alrededor de las tres de la madrugada Pedro Antonio G. fue llevado al Hospital Civil de Guadalajara, donde falleció a causa de un infarto. No se dieron a conocer detalles del deceso.

Siete personas resultaron heridas por balas de alto calibre durante la refriega posterior al atentado, en la que custodios de Nájera y policías estatales combatieron a un grupo de al menos 15 pistoleros. Otras nueve personas sufrieron quemaduras o intoxicación por humo en el camión incendiado del cual Tadeo y su madre salieron lesionados.

Para la noche del martes cuatro pacientes habían sido dados de alta, mientras el resto permanecía hospitalizado con reporte de gravedad relativa, que no ponía en riesgo sus vidas. Los más graves son la mamá de Tadeo y uno de los custodios de Nájera, quien fue herido en cabeza y pecho durante la balacera. Según Nordin, este paciente ha tenido una leve mejoría.

Reportero:  Editor 1
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?