Opinión

Los empleos no los genera el gobierno, los generan las empresas

Miércoles 30 de Mayo 2018, 10:20 am
AAA

LOS EMPLEOS NO LOS GENERA EL GOBIERNO, LOS GENERAN LAS EMPRESAS

J.J. FLORES PÉREZ.- En cualquier campaña política uno de los temas principales siempre es la generación de empleos. Todos los candidatos hablan de cómo planean aumentar el número de empleos disponibles  y, además, que sean mejor remunerados.  Sin embargo, no depende de ellos, por más que quieran, no es el papel de los políticos, y ellos lo saben.

 Si bien es cierto que el Estado tiene sus empleados, es un pequeño número de puestos que varia muy poco, y en muchos casos los gobernantes tratan de reducir este número para liberar presupuesto. Así que no va por ahí la cosa.

El modelo económico keynesiano (llamado así en honor a su creador John Maynard Keynes), donde el Estado participa en la economía, a través del gasto público y es responsable de la generación de empleos e inversiones se utilizo en los 70s y 80s, y quedo claro que no es un modelo sustentable a largo plazo. La mayoría de los economistas están de acuerdo que éste modelo es útil en tiempos de crisis o recesión cuando se necesita reactivar una economía estancada, mas no es se puede considerar como un modelo económico permanente.

 El papel de generar empleos recae sobre las empresas, y en nadie más. El papel del gobierno consiste, únicamente, en ofrecerle a las empresas las condiciones necesarias para generar estos empleos.  Resulta extraño que este punto no se haya tocado en los debates, porque es una verdad fundamental.

Siguiendo con esta lógica; ¿No será más conveniente para todos los mexicanos elegir a un candidato que vaya a proveer a las empresas de esas condiciones y de la estabilidad que necesitan?

Pareciera que no, porque independientemente de lo que cada quien pueda pensar de AMLO, si hay algo que es cierto y comprobado es que los empresarios no confían en el, es más, les genera miedo y preocupación. Hemos visto recientemente comunicados de las empresas que expresan temor ante el resultado de la elección y, por lo pronto, pusieron freno a las inversiones y proyectos. Además, se ha venido dando una tendencia a la alza, en los últimos meses, en lo que se conoce como la “fuga de capitales” del país.

¿Qué relevancia tienen las promesas de AMLO si no hay empleos, si no hay inversión  y si la economía se paraliza? ¿Cómo se va a generar riqueza si no es a través de las empresas? ¿Acaso el estado va a contratar a más personas? ¿El Estado va mantener a las familias? ¿Por cuánto tiempo tiene capacidad de hacerlo? Vale la pena reflexionar que al final del día, si a las empresas les va mal, nos va mal a todos.

Reportero:  Editor 1
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?