La Fuente

*Entra delegado Fifí a la compe de las pachangas *El favor a Pinoncely *La turbo glorieta aprieta *Elba Ester, ecos

Jueves 25 de Abril 2019, 7:01 pm
AAA

EL INFORME de Amín Anchondo, el síndico fifincito del ayuntamiento, estuvo más aburrido que un bostezo. Bueno, hasta La Maru, dicen los que asistieron, se puso a trabajar por medio del whats app. Es que, la verdad de las cosas, Mamín no trae nada y salvo un susto que intentó ponerle a la sopa para darle sabor al caldo, las cosas no pasaron de ahí. La labor constitucional del síndico no debería haberse convertido en un entretenimiento para los pirrurris. Es seguro que el que ocupa ese cargo actualmente, igual que su antecesor, desconozca el espíritu con el cual fue formada la sindicatura. No es un juguetito para los fifís ni un escalón para las aspiraciones políticas de inexpertos y ambiciosos personajes. Pero, en fin, le tocó rendir un informe insaboro e incoloro, sin trabajo realmente, que le abrió más la zanja que ha cavado en sus relaciones políticas más cercanas. Incluso algunos regidores señalaron que ni fu ni fa con el síndico fifincito.

ALGÚN favor gozó Enrique Pinoncelly para tener permiso de poner una cafetería adentro del congreso del estado. De eso no hay duda, porque, incluso, hay algunos ciudadanos que tienen problemas hasta para entrar a la torre legislativa aunque fuera solamente de visita. La Francia Marítima encalló en la torre legislativa, precisamente, en uno de los mejores puertos de la zona centro de la ciudad. También se vio beneficiado con terrenos del fideicomiso Tres Presas, que anda con todo en la repartición de los terrenos de la zona de El Reliz. Juan Antonio González Villaseñor, El Borat, ahora director de pensiones municipales, fue presidente del famoso fideicomiso. Incluso, el funcionario tiene un negocio, la Flor de Liz, en una de las plazas comerciales del rumbo. Los que saben, dicen que hacen un negociazo con esos terrenos desde hace algunos añitos. Enrique Pinoncelly le halló la manera de alinear los astros y le pegó a la fortuna, aunque, la verdad de las cosas, no tanto-tanto. Otra cosa hubiera sido si le hubieran dado, por ejemplo, el estacionamiento del congreso local, pero ese business se quedó para los jefes, y ese tema será agendado en las próximas columnas.

BUENO, pues, una inspección periodística de la primera turboglorieta de La Maru podría arrojar resultados positivos. No es que nadie le haga campaña, pero una hora de observar el funcionamiento, no permite efectuar una crítica destructiva. Lo único que puede decirse y decirse bien, es que el reto, para evitar choques o volcaduras, es el control de la velocidad. Y la otra, que los camiones de carga de doble remolque y, al parecer, también los ómnibus, no caben en los carriles al tomar la curva de la redonda obra. Por lo demás, a un bajísimo costo, la ciudad podrá hacer más fluído, aunque más lento, el tráfico que entra por el sureste de la ciudad. Si funciona la idea, como ha ocurrido en ciudades como Delicias, o aún en la ciudad de México, concretamente en el tramo turístico de reforma, habrán descubierto una inmejorable veta de oro para mejorar la circulación vial. Por lo pronto, el recorte que se hará al circular por el fuentes mares y tomar la prolongación pacheco, hasta entrar a la misma avenida vieja, sin parar, por las turboglorietas, será de indudable valor para el tráfico en aquella zona de la ciudad. Les falta la prueba de los hechos, claro, tres meses de funcionamiento, y a cacarear la noticia.

NO PODÍA quedarse atrás El Fifí Juan Carlos Loera en eso de hacer fiestas como pretexto para celebrar cumpleaños pero en realidad hechas para mostrar el power político. Así que, paren prensa hasta el sábado, 27 de abril, en que el súper delegado de programas sociales, demostrará de qué está hecho. Le pusieron la vara alta, primero el senador Cruz Pérez Cuéllar, de su mismo partido, que en una granja por la colonia aeropuerto, puso a reventar el lugar y que se dio el lujo de traer de invitado a su coordinador en la cámara alta, Ricardo Monrreal. Luego, El Cabrito Alan Falomir, diputado federal de movimiento ciudadano, que rebasó en número la expectativa en un salón del juan pablo II. Ahora le toca a Juan Carlos Loera, echarse esa chinche al lomo, con la mala suerte de tener en contra las cosas en este momento. Tal vez pida ayuda en palacio, con su amigazo, para llenar el lugar, por medio del sindicato de burócratas o a través de una carrera o caravana. Así que, arrímense, desempleados, desheredados, políticos en la banca y barberos, para ir al centro recreativo Las Fuentes a partir de las 5:30 pm, que la cuarta transformación invita.

MUY cerca de la maestra Elba Ester Gordillo anduvo Eloy García Tarín, responsable de redes sociales progresistas en la entidad. La maestra voló a Chihuahua en avión privado pero la nota fue guardada hasta que se fue. Su visita coincidió con la votación en San Lázaro para desbaratar la mal llamada reforma educativa, así que dio muestra del power que recuperó en parte con la nueva administración federal. Específicamente vino al funeral de la madre de Iván Peña Néder, el responsable de las RSP en el país. No hizo ruido mientras estuvo pero si fue cuando se fue de la ciudad de Chihuahua. Muy remasterizada, con look juvenil, la maestra debe haber recordado su paso por la entidad cuando pertenecía al rebaño tricolor. Fue acompañada por José Fernando González, ex subsecretario de educación en el gobierno de Felipe Calderón, que es también su yerno, y se mantuvo junto a Peña Néder, a quien vino a darle el pésame. No andan tan errados los que se unieron a las redes sociales progresistas, pues, debido a que la maestra trae su jueguito muy bien armado con el poder en turno.

Reportero:  Editora NG
RUBA INTERIOR
Windstar
ANUNCIATE AQUu00cd
Banner Aseo Urbano Estrada
Whatsapp
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?