La Fuente

*A China, Alemania y Francia, a curarse los callos *Se fusiló la idea El Reptor *Jáuregui se fue volando de Chihuahua

Martes 14 de Mayo 2019, 6:22 pm
AAA

EL NUEVO viaje de Corral por Francia, China y Alemania, despertó la ira de las redes sociales en la entidad. No es porque se le niegue a Corral un paseíto más, pero es que trae el estado patas para arriba. Jesús Mesta Fitzmaurice fue el encargado de tirar el cerillo al rumor que sonaba desde hacía rato en los pasillos de economía. De por si el tema de la revocación de mandato lo trae de un ala y luego con esas ideas, pues como que no me ayudes compadre. Hay una grave discusión por el tema de la alerta de género debido a los feminicidios que no cesan, la violencia sigue imparable, se le fue su secretario general y todos los juicios los pierden, pero el mandatario se irá a China. Y no se les ocurra preguntar con quién, porque aplicará la misma receta que ha usado en estos dos años. Se pasará al amigo airshow de París y rematará en Alemania, qué bárbaro, ni Peña Nieto en sus buenos tiempos hacia eso. No cabe duda que la frivolidad gobierna el estado de Chihuahua y que sus ciudadanos no deben esperar ya a estas alturas que el gobierno siente cabeza. No por nada Jáuregui Robles pensó que era mejor que dijeran aquí corrió que aquí murió. 

YA SE supo de dónde sacó Luis Fierro, El Recto Rector, su abominable idea de convertir a la universidad en un ente amorfo. Sus biógrafos, los que tanto le quieren, en la deteriorada mínima casa de estudios, sacaron a la luz un discurso suyo de 2017, de donde se cree provienen sus barbaridades, además, claro, de la supina ignorancia sobre asuntos de educación superior. El caso es que el 11 de septiembre de 2017, El Recto dio una conferencia en el salón de seminarios de la facultad de contaduría, intitulada igual que ahora Renovación Universitaria. Después de concluir su participación el doctor Salvador Alejandro Malo Alvarez, subsecretario del ramo, Luisito Fierro pronunció las imperdonables y siguientes palabras (nótese el tono, las palabras y las frases empleadas): muchas gracias. Me voy a permitir compartir con nuestra comunidad universitaria, voy a caer en una indiscreción. Hace algunos días, algunos meses, me tocó la fortuna, el honor de estar en un evento en la universidad autónoma de Sinaloa, y pues los dos días que duró el evento, prácticamente me tocó convivirlos, completamente, con el doctor Salvador Malo, y en la cena de despedida, me hizo una confesión que espero me, y le (sic) ofrezco disculpas desde un inicio, porque la voy a compartir. El doctor Malo dijo: yo tengo el sueño, yo tengo la idea, de transformar la educación en México y yo le contesté: doctor, tómenos como conejillos de indias. Estamos a su disposición. (Nota de la redacción: ay-ay).

LOS golpes de pecho que se da El Paisa con los medicamentos chinos en pensiones, no son cosa mayor, sino igual o peor, que lo que él mismo hace actualmente. Resulta que la sobrevivencia del cáncer de seno con o sin tratamiento es según la etapa del cáncer. Esta se mide así: a cinco años, en etapa 1; 90%, en etapa 2; un 80%; en la etapa 3 del 40% y en la etapa 4 solo un 27 por ciento, sin importar el tratamiento. En tanto el cáncer ductal in situ es de 20 años, contrastando con la sobrevivencia a corto plazo de los pacientes diabéticos e hipertensos que durante meses o mejor dicho dos años han estado sin insulina, o sin losartan o hidroclorotiazida, reduciendo su sobrevida a tres años y complicándose el 70% a un año y teniendo complicaciones cardiovasculares el 87 % a un año. No puede haber disculpas ni para unos ni para otros pues mientras unos usaron medicinas chinas, los actuales ni taiwanesas ni apócrifas, ni nada. En Chihuahua el acto médico se ha convertido en un verdadero acto de fe. En resumidas cuentas, a os de cáncer les proporcionan la quimioterapia de siempre, pero a los que padecen diabetes e hipertensión, ni una gota de agua les llega. ¿Qué será peor?

SEGÚN El Paisa, el tema de la revocación de su mandato ha crecido como la espuma porque ha pisado muchos callos, que no han sido en estos dos años más que los de Panchito Muñoz y Pepe Luévano, que se mantuvieron a su lado. Seguramente, este miércoles, si no es que hoy mismo, correrá a cdmx con la corrupta Carmen Aristegui, o con el deforma, a inventar sus fantasiosas historias, que solo ella cree, de lo que sucede aquí en Chihuahua. Se busca desestimar nuestro trabajo, menoscabar la figura del gobernador, dijo Corral, que carga sobre sus hombros la pesada carga de ser estigmatizada como un gobernador perezoso. El clamor popular es porque no hace nada y se gasta más de 70 mil millones de pesos al año y no por otra cosa. Al ciudadano común y corriente, al ranchero del norte, le hartaron sus mentiras, sus eventos y su verborrea inútil con la que pretende arreglar el mundo. Causan risa, ciertamente, sus justificaciones, por infundadas, irreales y fantasiosas. Empero, lo que si cala, es el mensaje, al final de la entrevista, que mandó a los serviles consejeros de la asamblea general del instituto estatal electoral, esos que, por ejemplo, le rindieron culto en la semana cultural de la facultad de ciencias políticas. Dijo El Paisa al final, al referirse al IEE: espero que hagan lo correcto. Para que tomen nota.

EL MISMO lunes, tras serle aceptada su renuncia, El Muelón César Jáuregui Robles, tal vez el peor colaborador del estado, voló a cdmx. Viajeros chihuahuenses le vieron en el vuelo de viva aerobús de la tarde, en compañía de su familia. Es decir, Jáuregui tenía prisa por irse de Chihuahua y dejar atrás un pasado de dos años y medio en el gobierno del estado. El socio y amigo De Diego Fernández de Cevallos fue el único funcionario que llevó una política distinta a la de Corral. Se opuso a la radicalización de las relaciones con los actores de poder. Cargó con todos los problemas del estado e intentó llevar la fiesta en paz, pero con ese jefe se trataba de una misión imposible. Al último, César Jaurelgui Robles aventó el arpa de facto. Dejó de ir sábados y domingos a palacio, se tomó los días de descanso en fechas cívicas y en navidad y semana santa se hizo ojo de hormiga. Permitió que Luis Fernando Mesta tuviera reuniones con el personal de a secretaría general de gobierno sin su presencia y, en general, trató de hacerse invisible para facilitar su salida. No hay duda que intentó ser un buen funcionario, pero le ocurrió como a El Cid Campeador en su destierro, a la salida de la ciudad, cuando alguien musitara: oh, dios, qué buen vasallo, si oviese buen señor. 

Reportero:  editoraPr01
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
INTERIOR
Facebook