La Fuente

*Hizo contrato Luis Fierro con Malo *El Muelón, de perseguidor a defensor *El Tenebroso Escamilla *Los nuevos dedo magistrados

Miércoles 22 de Mayo 2019, 6:15 pm
AAA

DE operación justicia para Chihuahua, El Muelón pasó sin tocar baranda a la operación Justicia para Sonora. Es que, César Jáuregui Robles, el ex secretario general de gobierno, tuvo su reencuentro con su amigo y socio Antonio Lozano Gracia. En estos tiempos de netflix no es muy elevada la imagen del ex procurador, que se diga, sobretodo por la balconeada que le dieron en la serie 1994, donde le recordaron las súper transas de la pgr y el caso de Chapa Bezanilla, fiscal especial para el caso Colosio. Además, salió a flote el tema de La Paka, aquella bruja que contrataron para hallar a Sergio Muñoz Rocha, ex diputado federal de Tamaulipas que desapareció como por arte de magia. El caso es que de perseguidor de César Duarte, El Muelón pasó a ser el encubridor, o defensor, de Sergio Padrés, el ex gobernador de Sonora. No es lo mismo, pero es igual, como dice Silvio Rodríguez en una de sus canciones, aunque donde si nadie le dice nada a Jáuregui es que en su despacho no tendrá encima a El Paisa y su cantaleta de que no le gustan las declaraciones que hacía a la prensa. 

EL TENEBROSO Capitán Escamilla, jefe de escoltas de Corral, mantiene un oscuro pasado que no le deja ni a sol ni sombra. El ex militar que andaba de chofer en Quintana Roo antes que Patricio Martínez le recomendara para regresar a Chihuahua, tuvo participación en una masacre. Fue acusado de asesinar, de propia mano, con arma de fuego, a cinco jóvenes en la colonia Plaza Acuña, ubicada en el kilómetro 30 en el suburbio de Ciudad Juárez. Incluso, fue detenido en las calles de la ciudad de Chihuahua para enfrentar la imputación, pero fue liberado misteriosamente por una mano benefactora. En el sexenio de Patricio Martínez García, el capitán secuestró a una reportera de un medio digital en el propio inmueble de palacio de gobierno. Alentado por la neurosis que le domina y la paranoia que le aqueja cuando alguien mira o se acerca a los gobernadores para los cuales ha trabajado, encerró a la reportera en un cuarto de palacio y la obligó a borrar todas las fotografías de un evento que había tomado en el salón rojo de palacio de gobierno. Para Escamilla, había tomado demasiadas fotos de Patricio y eso le resultaba intolerable. Con Corral, a una señal hecha con la mirada, más rápido y echado al piso que Galo, se le dejó ir al reportero de La Opción de Chihuahua y le boqueó las garantías de libre tránsito y de libertad de expresión, sin que hubiera de por medio absolutamente ningún riesgo para el mandatario, solo la motivación fundada en la soberbia y la prepotencia de quien pretende ostentarse como dueño de los espacios públicos. 

EL REPTOR salió todo moretoneado de su famoso conversatorio sobre la mal llamada renovación universitaria, con los maestros de la facultad de zootecnia. A todo dijo que si pero no dijo cuándo, como dice el refrán, aunque, la verdad de las cosas, su diálogo en esa facultad sirvió para que reculara, al menos verbalmente. Es que en zootecnia existen más horas que en ninguna otra escuela dedicadas a la investigación. O sea, que al más calvo le arrastra el pelo y el más chimuelo masca rieles en materia de planeación e investigación. Así que no se dejaron contar las muelas y por el contrario le tupieron duro con preguntas a Luisito Fierro. El caso es que el reptante aceptó reformular la mal llamada renovación universitaria, esperar a que primero se efectúe una reforma a la ley orgánica de la universidad e impedir que los actuales directores de las carreras ocupen cualquiera de las tres divisiones en que serán reunidas las escuelas y facultades. Es decir, peladita y en la boca, diría el político, pero no le creyeron y por si las moscas, porque como decía Artemio Iglesias, para el rajado no hay ley, grabaron en video todas sus promesas, por si hace falta recordárselas. Dicen que Fierrito andaba muy pajita, como si le temiera al comisionado de ichitaip, Rodolfo Leyva, que también es catedrático de la facultad de zootecnia, y de quien le advirtieron que se iría con todo, así que se impactó por las barbas de cosaco de Rodolfo y mejor metió la reversa que también es cambio y renovación. 

SEGÚN la convocatoria, ayer la Junta de coordinación política del congreso, debió haber definido los diez finalistas para el tribunal estatal de justicia administrativa. Empero, no hubo acuerdo porque el pan está empecinado en poner a sus subalternos. Se reunirán de nuevo el jueves, antes de la sesión de designación, mientras presionan a los legisladores a cumplir los caprichos del gobernador. El Paisa Javier Corral Jurado quiere imponer a 1. Mayra Aída Arroniz Ávila, que ha sido dirigente de partido y representante ante instancias electorales. Incluso, la abogada llegó a amenazar a consejeros electorales locales con la destitución si no votaban como se les ordenaba desde palacio. 2. Víctor Yuri Zapata Leos. 3. Alejandro Tavares Carrasco. Si se concretan esos nombramientos, serían burdos actos de corrupción, pero no debe extrañar ni sorprender a nadie porque el poder es para imponer. Además del conflicto de intereses de Mayra Aída Arroniz Ávila, existieron ilegalidades del magistrado Leo David Alvarado Roldán, de la tercera sala familiar del tribunal superior. Leo David Alvarado Roldán consiguió que Pablo Héctor González le designara representante del poder judicial en la comisión de selección de los magistrados del tribunal estatal de justicia administrativa, posición que usó para mejorar la calificación de sus amigos íntimos Víctor Yuri Zapata Leos y Alejandro Tavares Carrasco. Aún más, Alejandro Tavares Carrasco fue subalterno directo de Leo David Alvarado Roldán como secretario en la Sala Familiar. Lo peor es que Leo David Alvarado Roldán y Alejandro Carrasco Tavares son socios, pues juntos tienen un negocio de mariscos llamado Punta Rochí. Tutos fellices et contentos, que la familia feliz ha regresado con tintes de pluripartidismo.

EL REPTOR Luis Fierro hizo un contrato con la asociación civil de Salvador Alejandro Malo Alvarez, ex director general de educación universitaria de la SEP, para crear la mal llamada renovación universitaria. Este ex funcionario, envuelto en el escándalo por haber intentado meter a una sobrina suya a la universidad con documentos falsos, es el responsable, previo pago, de diseñar el tema de la departamentalización, o plan divisional, con sus agregados como el tronco común y otras linduras. Malo tiene una asociación civil denominada ACET, que significa Aseguramiento de la Calidad de la Educación y Trabajo Social Civil, en donde laboran solamente dos mujeres, Pilar Verdejo París y Magdalena Orta Martínez, quienes en su curriculum presumen haber sido solamente bibliotecarias. De aquí, de la relación del gobernador y del rector con el ex subsecretario, nació el famoso plan de renovación universitaria. Rectoría no ha exhibido los contratos que hizo con Salvador Malo ni tampoco los ha subido a la plataforma de transparencia, como le exige la ley, aunque se habla de un pago de cinco millones de pesos por el trabajo de la mal llamada renovación universitaria. Hay que recordar las frases de El Reptor en aquel evento con Malo, en el año de 2017, en un evento efectuado en el salón de seminarios de la facultad de contaduría y administración de la uach: El Dr. Malo dijo: "yo tengo el sueño, yo tengo la idea de transformar la educación superior en México", y yo le contesté (dijo Fierro): "Doctor, tómenos como conejillos de Indias. Estamos a su disposición" (...).

 

Reportero:  editoraPr01
Windstar
Banner Aseo Urbano
PROC INTE
Whatsapp
CANACO INTERIOR
INTERIOR
RUBA INTERIOR
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?