La Fuente

*Gallito con fuero *Cano y los martes *La rechifla a Corral *Alto a la cacería

Lunes 17 de Junio 2019, 6:10 pm
AAA

A VER qué dice El Paisa y su gente sobre la monumental rechifla que le dieron en tierra de panistas, Camargo, la llamada Perla del Conchos. Ni qué decir, porque, además, el municipio es gobernado por Arturo Zubía El Ranchero Chido, alcalde albiazul que tiene la cola más larga que una zorra y el colmillo más afilado que un cuchillo. Esos gritos de fuera Corral, fuera Corral, deben haberle dolido al mandatario más que nada, pues fueron precisamente enfrente del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador. La gente vitoreó a amlo y al edil, pero despreció al gobernador, de quien solo recuerda saludos con antimotines, golpes y cárcel para quien se ha opuesto a la caseta de cobro. De Camargo a Cuauhtémoc y Sacramento a Villa Ahumada, El Paisa ha sembrado odio y represión, por lo cual ahora le alcanza su destino. Dicen que por eso mismo no apareció en el aeropuerto el día que arribaron los restos del joven Norberto, porque tuvo temor de reclamos, aún a pesar que el crimen ocurrió en cdmx. Así que, solamente saludó a la familia brevemente en un espacio privado del hangar del gobierno del estado. No hay ya lugar en el que Corral pueda estar tranquilo, excepto el san francisco, el campestre y la deportiva, y eso porque su numerosa escolta los acordona cada vez que asiste el mandatario a ejercitar ese deporte para el cual nunca fue hecho.

LA MESA de los martes que organizó Alejandro Cano Ricaud contará con un invitado especial de tinte partidista. Se trata del delegado del comité ejecutivo nacional del pri, Renato Alarcón, a quien no conocen ni en su tierra, la generosa villa de la Veracrú. El delegado se mueve solo porque sabe que usar a El Súper Gandallón Omar Bazán produce más perjuicios que beneficios en Chihuahua, más ahora que le renunciaron Mayra Díaz y Elvira González, que estaban ahí por unos cuantos chelines y el amor a la camiseta. Así que pidió estar en la mesa de los empresarios que mueven y han movido históricamente el tema de las finanzas en el tricolor. Cano anda movidón porque se avecina el arranque de la candidatura al 2021, en cuanto se defina la elección del comité ejecutivo nacional que será el 11 de agosto. A la mesa de los martes asiste puro tiburón, imagínese usted, como Eugenio Baeza Fares y Eugenio Baeza Montes, El Shá, José Luis García Mayagoitia, Jorge Cruz Russek, Polo Mares, Federico Mares y un montón más de viejos billetudos. Como dijo un político, ahí se junta dinerito para pagar la deuda pública a Corral, o comprar el estado entero, pero el problema es que de ellos y suelen ser más piedras que el cerro coronel. Así que Renato Alarcón, el delegado del cen del pri, deberá ser cauto porque si pasa la charola rápido lo más seguro es que no los vuelva a ver. 

CON FUERO se siente muy gallito el diputado federal Miguel Riggs, ése que no encesta la bola cuando de política se trata. Aparte de servirle de tapete a Corral y leer en la cámara los discursos que le escribe el mandatario, no ha hecho otra cosa. Riggs lee con dificultad, se tropieza con los renglones y mueve los vocablos de un lado a otro, pero no se le puede negar que obedece a El Paisa igual o mejor que Galo. Eso si, con sus nuevos contratos de la empresa molri con el gobierno del estado a través de comunicación social, se desquita, pues las lonas se rompen a pedazos con el primer vientecillo pero las factura como si fueran de hierro. El legislador abandonó el basquetbol, pero ahora ejercita el deporte de retar a todo aquel que le hace una crítica. En poco tiempo, Miguel retará a todo Chihuahua, de seguir así, con esa intolerante y machista posición. La última que se aventó fue la de los brecheros de El Saúz y Sacramento, cuando le recordaron que él había ido en campaña a grabar un video con la gente del lugar, a la cual usó para hacer proselitismo. Jamás volvió a cumplir su promesa, los dejó abandonados y todavía cuando le reclamaron su conducta, su promesa incumplida de ayudar a la gente para no pagar el peaje de la caseta de Sacramento, respondió: que bueno que los quitaron a la chingada. A ver si es tan gallito para reconocerlo. 

LA diputada Amelia Deyanira Ozaeta Díaz le puso finalmente el cascabel al gato en la sesión de la comisión permanente del congreso local. Este lunes, ni tarda ni perezosa, presentó una iniciativa de urgente resolución, para ponerle un alto a la cacería de conductores que lleva a cabo la dirección de vialidad y tránsito. El director de la corporación, Rafael Palacios Reyes, no ha comprendido el espíritu del artículo 15 fracción 8 de la ley en comento y trae asoleados a sus muchachos con la cuota. Como perros pitbull les exige un número determinado de infracciones por jornada y, además, como ya se sabe, una cifra aparte para el jefe. Es correcto el modo en que Deyanira planteó el tema, pues le pide al fiscal poner un alto a esta situación. La alternativa era perseguir a los agentes, pero la verdadera corrupción empieza en la cabeza, así que la iniciativa está muy bien enfocada. Con esto, la bola rodará a la cancha de El Penychón y este funcionario sabrá qué hacer con el caso. Existen videos de motociclistas de tránsito y vialidad, que reconocen recibir instrucciones del director para efectuar un número determinado de multas. Si no lo hacen, son castigados, bajados de las patrullas o de las motocicletas, enviados de peatones a los cruceros escolares o de a tiro congelados en las oficinas. Alto a la cacería, zona vedada, deberían con esta leyenda colocar anuncios en el periférico de la juventud y otras vialidades, donde se dejan caer la greña con la persecución vial. 

EL CRIMEN de Jorge Eduardo Gallardo Macías fue atípico porque partió de un secuestro en el que el joven estudiante escapó de sus captores. En la avenida Miguel Barragán, en la ciudad de Chihuahua, al concertar una cita para vender un auto, Jorge Eduardo fue secuestrado, pero logró escapar del vehículo. Al bajarse del carro, los secuestradores decidieron ultimarlo y le dispararon. Luego, le pasaron encima el auto, con el sádico fin de castigar así el intento de huída del joven. Originario de ciudad Jiménez, Gallardo Macías estudiaba una carrera de ingeniería en minas en la universidad autónoma de Chihuahua. El rector de la uach, Luis Fierro, entregado al estado, no ha dicho nada respecto del crimen y ni siquiera ha sumado pedir justicia. Ni una sola palabra de las autoridades universitarias hacia las autoridades para solicitar el esclarecimiento del asesinato. Constituye una vergüenza el hecho si se compara con la reacción que tuvieron los estudiantes universitarios en cdmx con el asesinato de Norberto. Aquí, los jóvenes están mediatizados, atemorizados, reprimidos, por una rectoría impositiva y autoritaria que les impone no pensar y no moverse. NI siquiera pueden alzar la voz para criticar un modelo mal llamado de renovación universitaria, corrompido y transado para obtener recursos de la universidad, menos para exigir que se aclara el asesinato de un compañero. 

Reportero:  editoraPr01
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
INTERIOR
Facebook