La Fuente

*Luévano, Piñera y Shultz, los mensajeros del narco *Tiembla Corral con el juicio de miros *Le brincan a Ortuño *Quiere ser municipio

Lunes 17 de Febrero 2020, 6:13 pm
AAA

LAS CARAS de Pepe Luévano y Alfredo Piñera, amigos y colaboradores cercanos de El Paisita, dijeron mucho. Ambos aparecieron este lunes en los juzgados federales de la avenida mirador. Fueron llamados al juicio, supuestamente en calidad de testigos, aunque el sentido común apunta a otra cosa. Pepe Luévano actuó como tapadera en el tema, desde su función de secretario general del comité directivo estatal de acción nacional. El otro, Piñera, grabó a Miroslava y entregó el archivo al cártel que finalmente decidió asesinarla. No es ligera, ni mínima, la participación de los dos funcionarios públicos involucrados. Luévano fue enviado al ichife a cometer sus tropelías y abusos en el caso de la obra del cam en el santo niño. Piñera, al congreso, protegido por Fernando Álvarez Monge, en calidad de asesor de comunicación social. Como bien puede verse, los dos han sido cobijados por la impunidad con que puede actuar el gobernador. Sin embargo, muy pronto, en un año y medio, se les acabará la protección de ese manto que les ha permitido, hasta ahora, navegar sin mayores problemas.

TRAGABA bolitas El Paisa cuando la preguntaron en ciudad Juárez sobre el juicio por el homicidio de Miroslava. Como nadie, Corral conoce quién era la fuente de la periodista, y sabe, perfectamente, el intríngulis de lo sucedido. Mucho guiri guiri y guara guara, pero se calló el tema de sus colaboradores inundados en el crimen. No mencionó, para nada, a Pepe Luévano, Alfredo Piñera y Miguel Shultz. Se le hizo un nudo en la garganta al citar el cártel de Los Salazar y desde la transmisión se sentía un silencio tan pesado que bien podría cortarse con un cuchillo. Habló, habló y habló, sobre la ley de transporte, como que quería usar el tema para evadir el de Miroslava. No dijo nada Corral sobre el fondo del asesinato y se cree que conoce bien los motivos. Mucho debe pensar sobre el momento en que la autoridad federal abre el juicio. El asunto se prolongará, con facilidad, todo el año 2020 y muy probablemente el 2021. Al igual que sus colaboradores, Corral está metido hasta las manitas, pero ha gozado hasta el momento de impunidad en razón de su cargo. 

YA brincó el sindicato de los trabajadores administrativos del colegio de bachilleres por el tema de la elección en dos direcciones de plantel. A través de un breve texto que hicieron rolar por whats app, dejaron en claro que no es el sindicato, sino la autoridad educativa, la que debe convocar. La dirección de los planteles 4 y 19 debe ser renovada este semestre, pero Teresa Ortuño, la directora general, se ha hecho la occisa. Manuel Bernardo Hernández Torres, secretario general del staacobach, prometió estar cerca del asunto para velar por los intereses gremiales. Como organización sindical, estaremos atentos a que no se violenten los derechos adquiridos de nuestros agremiados, por lo que nuestro posicionamiento al respecto es y seguirá siendo el rechazo total a la manipulación de las disposiciones nacionales emitidas por la ley general del sistema para la carrera de las maestras y los maestros, cita textualmente una parte del comunicado. Ciertamente, la directora del plantel pretende cancelar el derecho de participar en el concurso de las dos direcciones del plantel, con el objeto de imponer interinos y controlar esos cargos.

CON el cambio de clima, el presidente seccional de Samalayuca ya quiere convertirse en el municipio número 68. El problema de Javier Meléndez Cardona es que apenas tiene 3 mil habitantes en el seccional. Sin embargo, sabedor que hacer la luchita, ya lanzó la bandera por face, con el fin de tantear el terreno de la autonomía. Hay resistencias muy fuertes para crear municipios, en la era de una administración estatal que rema en contra de ello. El estado no quiere soltar tránsito ni junta de aguas, así que menos querrá crear otros municipios. Hay variados antecedentes en el estado de Chihuahua al respecto, porque, la verdad de las cosas, no es algo así que se diga muy novedoso. Por ejemplo, hace décadas que Álvaro Obregón, o Rubio, ha intentado separarse de Cuauhtémoc. Igualmente Anáhuac, pero no pudo ni en su mejor momento, cuando Ponderosa de Chihuahua, de Eloy Vallina, hacía fuerte a la comunidad. También La Junta, en el municipio de Guerrero, ha reclamado su poderío y actividad económica, pero sus esfuerzos han sido infructuosos. Acá para el centro sur, Lázaro Cárdenas ha peleado lo mismo con el municipio de Meoqui. Así podrían repasarse un gran número de municipios e igualmente en todos los casos ha sido negativo el intento. Hablar de que Samalayuca intenta separarse de Juárez y convertirse en municipio, es algo así como decir que en la capital del estado El Charco pide su autonomía. No le digan a Carlos Ramos porque al rato pedirá lo mismo, pero, bueno, los presidentes seccionales también están obligados a hacer el intento. En política se vale.

AHÍ se los deja de tarea La Fuente, pero aseguran que el ganón de la casa de la zarco fue el oficial de seguridad Juan Manuel Escamilla. Literal, así como se lee, el encargado de la seguridad del gobernador vive en esa mansión. Reyes vivió ahí una parte de su mandato y Duarte se aventó los seis años en el lugar. Luego, llegó Corral con sus pamplonadas y anunció que no viviría en la casa de gobierno. Pues bien, el que finalmente vino a agandallar, fue, ni más ni menos, que Escamilla. Los que saben aseguran que tal vez vivan en la casa de la zarco otros elementos de seguridad, pues se mira mucho movimiento desde temprana y hasta bien entrada la noche. Pero dicen que desde hace meses, el mencionado oficial de seguridad radica en ese inmueble. Hay que recordar que la finca es grande y tiene dos o tres naves dentro de la propiedad. En una de éstas se instalaron los hacedores de los expedientes de El Duartazo y, en otra, se supone, vive Juan Manuel Escamilla. Así que válgame, dios, qué manera de llevar los asuntos de la cosa pública.

SIN duda alguna, ahí viene el madruguete legislativo en el tema de la nueva ley de transporte. Será otra imposición aplicada desde el poder ejecutivo del estado, léase por orden de Corral. El Paisita anda todavía pensando que las leyes cambian la realidad y no que éstas se adaptan a las situaciones. Por decreto no se cambia nada y menos a contracorriente de la sociedad. Por eso existen las leyes vigentes, pero no positivas, debido a que son inaplicables. La distancia entre la realidad y la norma es tan ancha, que resulta imposible cubrirla. Sin embargo, El Paisa quiere la foto y la obtendrá, por medio de la imposición. No hubo diálogo con los actores y factores del tema, mucho menos con la ciudadanía. El modelo de Corral propuesto en su iniciativa constituye otro elemento de ese extraño afán por convertir todo en un negocio. Es una fiebre que empezó a padecer este año, en donde todo lo quiere privatizar. Hay muchos rumores sobre esto último y al parecer impera la versión de que ya le pegó duro el virus del business. Está metido hasta las manitas en el pleito de las gasolineras, en la renta de las canchas de la deportiva, en el transporte urbano y en otras muchas ramas más de los negocios públicos.

Reportero:  editoraPr01
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
INTERIOR
SOMOS LA FUERZA INTERIOR
Facebook