Nación

Celebra radiodifusora 90 años en méxico

Viernes 18 de Septiembre 2020, 3:40 am
AAA

México.- Una estación que empezó con una composición de Beethoven, narró en tiempo real prácticamente todo el siglo pasado y se reinventó tantas veces como México iba cambiando, es una buena forma de entender de dónde venimos y seguramente a dónde podemos llegar. Por eso hoy, en el aniversario número 90 de W Radio, platicamos con su director Ricardo Muñoz, quien tiene más historias que tiempo aire.

“A quienes nos gusta la radio, estamos de plácemes porque se celebran los 90 años de la catedral de la radio. Hoy que se está revalorando nuevamente tanto lo que es escuchar, más allá de la radio, la raíz es la radio. En estos tiempos pandémicos ha tomado un protagonismo increíble nuevamente. En las casas se había dejado de escuchar y eso ha cambiado con todo esto”, afirmó.

Todos los grandes personajes de la época de oro empezaron en la W. Y aunque algunos venían de las carpas, la radio los propagó al estrellato internacional sin precedentes. “No solo de conductores está hecha la radio, está hecha de sus invitados, de la música, de sucesos en el mundo, en México. Además, me quedo en lo inmediato con lo que es la comunicación en la radio. También me quedo con esa maravilla de cómo la gente se imagina las cosas. Me acuerdo mucho de esas campañas con Martín Hernández, Charo Fernández, hasta González Iñárritu. No salían públicamente. Me acuerdo esa entrevista que les hace Verónica Castro. Puso los radios y así los entrevistó. Esa es la magia y sigue siendo la magia. Si la gente supiera lo que pasa en una cabina de radio cuando estamos en vivo”, comentó.

Aunque la radio se había puesto a prueba semanas antes, W se estableció pronto no solo como la modernidad, sino como una manera de reunir a la familia. Ricardo nos cuenta: “Días antes hubo varias pruebas. Imagínate los transmisores, la diferencia de la tecnología de hoy en día. Pero al final es cuando se decide transmitir el ‘Himno a la alegría’.

Además se habla de ese entorno que había, donde Amalita, la secretaria de don Emilio Azcárraga, lleva hasta las cortinas de su casa para adornar la primera cabina. Todas las voces que se escucharon ese día, pero lo interesante fue que se hacía la radio en vivo”.

Y claro, saltando de década en década, no necesariamente en orden, esas grabaciones que se han conservado de los más grandes en lo suyo, son joyas auditivas de este país. 

Pronto fuimos La Voz de la América Latina. Por eso eran tan importantes Pedro Infante, Pedro Vargas, El Flaco de Oro, en toda Latinoamérica, por la fuerza que tenía la W. Y después llegó el cine, y después la televisión. Pero todo empezó con la radio”, comentó.

Y con cada generación han llegado talentos absolutamente distintos, con intereses y estilos distintos pero siempre algo en común.  “La cercanía que da más la radio con la tele. Un Paco Malgesto, Jacobo Zabludovsky. Hoy en día vemos lo mismo con Martha DeBayle en su cercanía al público. Mucha gente que está en la televisión diario, no la tiene”.

Calidad e historia

Le dimos la difícil tarea a Ricardo de elegir los mejores momentos de la radio, aunque fuera algunos: “La llegada a la Luna, narrada por Jacobo y Miguel Alemán, o escuchar un programa cómico con tu papá. He escuchado unas joyas con Manolín y Shilinsky, Viruta y Capulina, Chabelo.

La gran entrevista de alguien como Paco Malgesto a La Doña. Ahora imagínate, después de escuchar la narración de cómo llegó el hombre a la Luna, ponerte a oír esas platicas después. “O esa narración para la historia de Jacobo el día del terremoto en 1985. Se cayó la hija, la televisión, pero siguió reporteando con la mamá, la radio. La W ha hecho y dicho todo lo que ha pasado en este país”, aseguró. 

Tomado de milenio.

Reportero:  Editor04
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
CERI INTERIOR
INTERIOR
Facebook