La Fuente

*Cuando las rayadas eran de piloncillo *¿Cancelará santiago nieto? *La narco tratadora de aguas deja huella *Conocer quiénes son de cila

Sábado 26 de Septiembre 2020, 1:33 pm
AAA

AHORA resulta que Santiago Nieto, el amigo del palacio local, quiere ser gobernador de Querétaro. El problema es que, justo en medio de la natural tensión electoral por las candidaturas, el político no tiene muy claras sus lealtades. Entre amlo y corral, el titular de la unidad de inteligencia financiera debate sus aspiraciones. Fue aviador en el gobierno del estado en el momento en que fue cesado por Peña Nieto en la fiscalía especializada contra delitos electorales. Después entró a la unidad de inteligencia financiera con la cuatroté, pero ha tenido problemas por su incapacidad para cumplir las exigencias de discrecionalidad en las indagatorias propias de esa dependencia. Imagínense cuando sepa López Obrador que Nieto le confiaba al gobernador de Chihuahua primero que a nadie las carpetas de investigación de la uif. Ya se lo gritó en la cara Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR, quien mantiene la alta estima que se le ha prodigado en palacio nacional. Todavía fue incluído Santiago Nieto en el ciclo de conferencias que tendrá lugar la próxima semana en el museo Casa Chihuahua. Las apuestan están a todo vapor porque el funcionario cancele, por obvias razones, pero La Fuente se mantiene incrédula. Corral y Santiago Nieto son como el escorpión en la anécdota clásica, y pues tarde o temprano, por su propia naturaleza, dejarán caer su lanceta sobre el que les tiende la mano.

DEBE ser fiscalía, definitivamente, la que finalmente determine quién tiene el dije que reclama Rubén Aguilar Jr de un policía municipal. El agente fue  golpeado en el ojo por el ex diputado local y todavía, dos días después, fue acusado de robo por el influyente petista. Un dije con valor entre 150 mil y 200 mil pesos, fue el saldo de un absurdo pleito. El 12 de septiembre a las 2:00 am en la avenida Francisco Villa y Barrancas de Batopilas, ocurrieron los hechos. Según el reporte, a bordo de una tundra, conducida por Rubén Aguilar Jr, zizgagueante y en evidente estado de ebriedad, el conductor se negó a hacer el alto a pesar que le prendieron las torretas de la patrulla de la policía municipal. Al día siguiente de los hechos, Aguilar Gil fue a la comandancia y pidió disculpas, pero hizo el reclamo de un dije que se habría caído en el forcejeo entre el exdiputado local y el agente de la corporación. El policía negó haberse quedado con la joya y al no ponerse de acuerdo, ambos decidieron entablar demandas. El agente por la golpiza que recibió de Rubén Aguilar Jr y éste por el supuesto robo de la prenda estimada en un altísimo valor. Las cosas cayeron ya en los terrenos de la fiscalía, en donde definitivamente, deben deslindarse responsabilidades.

LA GENTE no olvida y en el caso de la pugna de Corral con amlo revivió aquella melosa fotografía captada en Ciudad Juárez. Fue una visita del presidente de la república, que hizo un alto una mañana de sábado para visitar a El Paisita en su casa y tomarse un café con pan. Pie de foto actualizado: Aquellos tiempos, cuándo las rayadas eran de harina, anís y piloncillo. Hoy, las rayadas son de pólvora y han tomado una dimensión muy distinta a la que se miraba en aquellos ayeres. Corral creyó que podía manipular a López Obrador con sus cositas melosas. En realidad, el tigre le dejaba jugar, a distancia, para observarle tal cual es, para ponderar su valor como político y gobernante. Ahora, en las redes sociales amloístas, no bajan a El Paisa de narcogobernador, lavador, narcotraficante y delincuente electoral. En contraparte, el mandatario local le llama ruin y perverso al presidente de la república. De aquí en adelante, seguramente, las rayadas serán más grandes, así que habrá que conseguir más harina, porque huevos parece que sobran, y esa pizca de sal y azúcar que falta ya se sabe de cuál parte saldrá, para tratar de enmendar errores y calmar las cosas. Tal vez el café se enfríe y se acaben las rayadas por allá por octubre de 2021, cuando todas las instancias hayan sido tocadas y exista ya un fallo electoral cierto.

ES BUENA, la verdad de las cosas, la propuesta de la senadora Berta Caraveo. Tener una reunión con los miembros de CILA no podría tener más que resultados positivos en el conflicto del agua. Los miembros de la comisión internacional de límites y aguas no se han dejado ver en toda la batalla del vital líquido suscitada en la región de la zona centro sur del estado. Sin embargo, según el tratado internacional de 1944 entre México y los Estados Unidos, este órgano resulta ser la máxima autoridad en caso de conflicto. El tratado especifica que habrá una parte de CILA mexicana y una norteamericana para defender los intereses propios de cada nación. En el caso de EU, la CILA será encabezada por el secretario de Estado –Mike Pompeo, a quien le envió la carta el gobernador de Texas- y por parte de México, presidirá el órgano un ingeniero conocedor de la materia. Para alegatos y esas cosas, entrará como auxiliar el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, que es, precisamente, uno de los causantes del desmother por su misteriosa cercanía con El Paisita. Así que, ojalá y le toman la palabra a Berta Caraveo y logren reunir a los miembros que conforman cada parte de CILA, de perdida para conocerlos y, de pasadita, saber cómo enfocan el problema.

LO que más llama la atención del episodio de la narco tratadora de aguas es la defensa. Es decir, la forma en que Corral defendió al empresario encarcelado. A priori, sin contar supuestamente con elementos, negó siquiera la posibilidad de dar marcha atrás a la concesión. Es bastante delicado este asunto, porque el gobernador está atorado, con los dedos en la puerta. Y decir que no sabía nada de las actividades del susodicho personaje, salió peor. Al menos en dos ocasiones habían intentado ejecutarlo en Delicias y después fue levantado por un grupo criminal pero El Paisita no sabía nada de eso. La fiscalía general de justicia intervino en el caso y participó en todas las indagatorias de esos hechos pero el mandatario, a pesar de la evidencia, negó tener conocimiento. Al final envió al presidente de la junta central de aguas a decir otra sarta de barbaridades. Que, según Oscar Ibáñez Hernández, no hay delito que perseguir porque la empresa que ganó la licitación de la narco tratadora de aguas ya no es manejada por éste sino por su hijo y su hermano. Bien dicen que cuando se riega el tepache es mejor no tratar de limpiarlo con una servilleta porque sale peor y se mira cómo se ensucian las manos al hacerlo. 

Reportero:  Redacción1
INTERIOR
CERI INTERIOR
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
Facebook