La Fuente Móvil

EL QUE TENGA OJOS

  • Por Editor R
EL QUE TENGA OJOS

EL QUE tenga ojos y quiera ver, que vea, y el que tenga oídos y quiera oír, que oiga, reza la bíblica sentencia, que bien puede aplicar a la respuesta que dio Amlo sobre la precandidatura de Borruel. Así, literalmente, el presidente hizo un swing para defender los derechos de quienes son denunciados pero luego se fue a la sustancia al referir el tema de la intromisión del crimen organizado en las candidaturas a las presidencias municipales de los partidos políticos. Refirió la añeja práctica de financiar las campañas y exigir luego la jefatura de la policía, luego la de Obras Públicas y más adelante el mismo cargo de Presidente Municipal. Incluso, ofreció el presidente, a partir de ese señalamiento, el apoyo de la Guardia Nacional para proteger a los candidatos que no estén metidos en el ajo y reciban presiones de ese poder de facto. Por eso se dice, de acuerdo con la respuesta de López Obrador, que el que tenga ojos y quiera ver, que vea, y el que tenga oídos y quiera oír, que oiga. ¿O no es cierto esto?