La Fuente Móvil

LIBERTAD DE PRENSA

  • Por Editor R
LIBERTAD DE PRENSA

NO SABE uno si reir o llorar cuando escucha hablar a Corral sobre la libertad de prensa. Bien puede pensarse en cinismo desmedido o en algo enfermizo rayano en el desvarío. Decir que en el Estado está garantizada la libertad de expresión, equivale a perder la cordura, la verdad de las cosas. El Paisita ha demandado a los medios de comunicación, los ha menospreciado, maltratado y ofendido a más no poder. Ha llamado narcos a reporteros, les ha despojado de celulares, les ha echado encima sus escoltas, les ha empujado, ha gritado a mujeres y calificado a medio mundo de corrupto porque le critican y ahora sale con que es muy respetuoso. Qué será mejor, si reir o llorar, con ese tipo de declaraciones, pues no se sabe, realmente. Ser un Gobernador así o tener un amigo Gobernador así, definitivamente, no tiene precio, ni nombre. No puede debatirse eso, ni confrontarse, ni de plano decir nada, porque escapa a la razón. Lisa y llanamente, esa declaración está más allá del límite. La verborrea pareciera ser un padecimiento grave que si se asocia con la política, la pandemia, y aún peor, con una carta blanca, puede producir una transformación de consecuencias insospechadas.