La Fuente

*Pablo Héctor en La Nour con Lucha Castro *El Paisa desaira a víctimas *La peonada de La Maru a CTU *El marucóptero episodio 2

Miércoles 11 de Abril 2018, 7:13 pm
AAA

LA primera gran tarea de Pablo Héctor González Villalobos, nuevo presidente del tribunal superior de justicia, consiste en darle lustre al poder judicial. Después de tanto pleito, Pablo Héctor arriba con la unanimidad de los magistrados, unos un tanto forzados, como es el caso de Javier Rodríguez Zubiate. Por lo pronto, anoche se reunió en La Nour, ahí en el distrito Uno, propiedad de Don Eloy Vallina, para festejar y/o planear su período. Estuvieron en el ágape nocturno, ojo, Lucha Castro, consejera de la judicatura estatal, Joaquín Sotelo, otro consejero, Javier El Pato Ávila, miembro de la comisión de atención a víctimas, famoso por violar la constitución con su nombramiento, y el propio Pablo Héctor González Villalobos. En la mesa de junto, como diría aquel viejo anuncio, se hallaba Rocío Olmos, secretaria de la función pública. 

AUNQUE no sea creíble, por inverosímil, debido a los últimos acontecimientos, pero El Paisanito decidió no asistir a la honra fúnebre celebrada en Delicias. Los dos agentes, que habían sido comisionados a Ojinaga, y que fueron asesinados en Aldama, fueron despedidos por sus compañeros y, en el lugar central de la autoridad estuvo Carlos Mario Jiménez, fiscal de la zona centro. No asistió Corral, ni El Penychón, ni El Apá, el hombre del arma larga. Estuvieron en palacio, en una reunión de gabinete, al parecer de motivos electorales, pues al menos eso fue lo que se dijo. Alguna razón buena habrán tenido estos tres funcionarios para desairar a las familias de las víctimas.

LA regidora Rosy Gaytán puso el dedo en la llaga, ahí donde duele, al tocar el tema del desarrollo urbano en la ciudad de Chihuahua. Y, claro, se refirió, sin lugar a dudas, al consentido del municipio, el empresario Federico Elías Madre, dueño de Corporación Técnica de Urbanismo, la que ha construido la mayor de los condominios en el periférico de la Juventud y zonas aledañas. Rosy criticó los 240 mdp que gastó el municipio en las vialidades de La Cantera, sus ampliaciones, así como la construcción de la gaza, que no se comparan con los 40 mdp invertidos apenas en la zona sur de la ciudad. Empero, lo más grave, es que la alcaldesa modificó las tablas de valores, el año pasado, para beneficiar a CTU. Se le redujo el valor por metro cuadrado a las construcciones de la zona Oriente, de Federico Elías Madero, con el fin de que pague menos impuestos por la traslación de dominio y en general cualquier transacción inmobiliaria. Pero, bueno, un marudepto en la torre cénit no es cualquier cosa y, por supuesto, no se iban a regalar de a grapa. 

EL EPISODIO número 2 del marucóptero, de muchas caras, por cierto, apunta al otorgamiento de un contrato nepotista que fue entregado al primo de una funcionaria. Se trata del capitán Félix Villanueva Chávez, que es primo hermano de la tesorera, Aída Amanda Córdova Chávez. El propietario de la empresa Transportes Aéreos Sierra Alta SA de CV, rentó un helicóptero al municipio, a un sobreprecio, por cierto, para efectuar labores de vigilancia. El contrato, por adjudicación directa, es decir, sin licitación, establece que es por 100 horas de vuelo. Aquí es donde torció la puerca el rabo, debido a que se pacta la hora de vuelo en $19,567.43, cuando en el mercado se cotiza a 12 mil pesos, aproximadamente. Hay ahí un acto de nepotismo puro, pues el servicio fue entregado al primo de la tesorera, pero, además, habría que ver si ahí paró todo, (las facturas) pues la ley permite excederse un treinta por ciento del monto pactado sin más ni más. Por lo pronto, por el puro contrato, salieron delas arcas municipales para el primo de la tesorera 2 millones 269 mil 821 pesos, constantes y sonantes, salvo prueba en contrario de que haya sido más. El contrato tuvo vigencia del 16 de diciembre de 2016 al 16 de febrero de 2017.

LOS hoteleros de la entidad andan enchiladísimos con el aumento al impuesto por hospedaje, que subió del tres al cuatro por ciento desde enero pasado. Cristina Muñoz Alcocer, presidenta de la asociación de hoteles y moteles, no sabe ya ni cómo capotear a los miembros de este organismo. En total, se supone que serán recabados, por este concepto, alrededor de 14 millones de pesos. La cifra es escasa, no alcanza para nada y, además, ni siquiera saben en qué se gastará ese recurso. Lo peor del caso es que, en 2019, ese impuesto por hospedaje subirá al cinco por ciento. A nadie le preguntaron en el estado y a nadie le informan sobre el destino de ese monto, aparte que no se destina presupuesto para el turismo, que, en esta administración, suena a algo muy raro, alejado de los propósitos gubernamentales.

Reportero:  editor TV
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?