La Fuente

*Pide elecciones Pablo Serna *La historia de Godínez *La última de El Mac *Premio Lorenzo Servitje a Amín Anchondo

Sábado 11 de Noviembre 2017, 6:47 pm
AAA

A PABLO Serna, secretario general del sindicato de salud, sí que le gusta el peligro de a de veras. Esta semana pidió formalmente a las autorizadas sindicales del centro del país su relevo. Y no fue un simple rumor o chisme, sino a través de un oficio firmado y dirigido a su líder nacional, el diputado federal Marco Antonio García Ayala, líder nacional del sindicato nacional. En pocas palabras, le dice que tenga a buen considerar un proceso de elección para renovar la sección 52 del precitado organismo sindical. Pablo y su equipo tiene derecho de prorrogar otros tres años su desempeño en la organización gremial. Algunos dicen que podría tratarse de una jugada preestablecida para dibujar la liebre. Algo así como para aventar la pelotita al comité nacional para exhibir en lo local que no es cosa de Pablo sino política del líder nacional. Pero, en fin, en breve se le verán las orejas al lobo porque esas cosas no duran mucho tiempo en la oscuridad.

Si es usted apasionado del actual gobierno y quiere saber cómo son tratados los amigos de los panistas, siga leyendo. Corría el año de 1986, el año del verano caliente de Francisco Barrio. El entonces aguerrido candidato panista llegó a hacer campaña a un pequeño poblado en la sierra chihuahuense. Cosa interesante, el candidato por el PRI a la alcaldía local era su amigo, querido y respetado por toda la familia Barrio desde tiempos en que Jorge, hermano de Francisco, cursaba la universidad. Fue por esa amistad que el panista decidió comer en casa del candidato del PRI, por amistad y no por afinidad política. Fernando Baeza nunca perdonó lo que tomó como afrenta y aun siendo también amigo personal del mismo candidato local, le retiró todo apoyo y prefirió entregar esa alcaldía al PAN. Los años pasaron. Barrio regresó gobernador en 1992 pero nunca cumplió ninguna de las promesas de campaña que hizo en la región. Aquel amigo, abandonado a su suerte en 1986, luchó y cumplió para sus paisanos un viejo sueño, el de contar con un verdadero hospital en la región de Babícora, olvidada por décadas. No lo hizo gracias a Pancho Barrio, sino trabajando con la némesis de aquél, el inquieto Patricio Martínez. El poblado serrano del que hablamos es Gómez Farías, hoy azotado no por criminales sino por la incompetencia panista de una policía anulada. El amigo aquel del que hablamos, Dr. Blas de Guadalupe Godínez Loya, pasa hoy una situación que no se le desea a nadie y el consuegro favorito de Barrio, no ha dicho ni pio mientras Javier Corral trabaja arduamente en organizar otra carrera en vez de solidarizarse con un hombre de bien y su familia. De todas formas, el Estado, marcha solito, literalmente. Chihuahua tendrá que salir adelante, con sus gobernantes, sin ellos y a pesar de ellos. 

LA última de El Maclovish en la consejería jurídica, estuvo de pelos, pues dejó al gabinete con los ojos cuadrados y la lengua de fuera. El funcionario fue con El Paisa y le dijo que el ex alcalde Garfio salía del cereso todos los fines de semana a convivir con su familia. Esta fucknews hizo que Corral se encabritara de más y ordenara que no se le permitiera siquiera salir de su celda. Traducido hacia el exterior, la conceja popular propaló el rumor de que Garfio no quería salir y que estas deprimido por el encierro. Está capricornio que El Paisa se haya tragado ese sapo y, sin verificar la info, haya girado tal mandamiento. Obviamente, el propósito de El Mac consistía en perjudicar, gravemente, al responsable de los ceresos en el estado, con cuyo puesto sueña desde que dio inicio la administración. Empero, los vídeos que desmintieron la falsedad le llegaron al mandatario y se le cayó al consejero el macabro plan.

SIGUE la cosecha de éxitos para Amín Anchondo, líder nacional de los jóvenes empresarios afiliados a Coparmex. Esta semana recibió ni más ni menos que el premio Don Lorenzo Servitje, que instituyó la familia del empresario para galardonar el trabajo empresarial. La Federación USEM también participa en la organización del evento y entrega del premio. Por su responsabilidad social a nivel nacional le fue concedida la distinción al joven empresario chihuahuense. Y, precisamente, fue la hija del extinto fundador de bimbo, Marinela Servitje, en compañía del arquitecto José Ignacio Mariscal, yerno de Don Lorenzo, quien entregó el premio a Amín. Así que, su tesón y el trabajo que ha desempeñado, le rinden frutos al joven chihuahuense emprendedor.

ES de cuidado lo que se dijo en la marcha de los pasantes de medicina, si es que a alguna autoridad le interesa. Primero que nada, señalaron que les obligan a ocupar plazas de servicio social en lugares donde reina la inseguridad. Existe ahí responsabilidad grave, pues dados los antecedentes de crímenes y levantones de galenos, no pueden ignorar esa realidad. La otra, que desde la secretaría de Salud les enviaron amenazas de represalias si efectuaban la marcha por las calles de la ciudad, como efectivamente ocurrió. Los nombres de quienes intentaron reprimirlos, son, obviamente, el de Mi General Avila, y el de Pedro Ramírez Godínez, el número dos del área. Los estudiantes se preguntan en dónde están y para qué sirven las autoridades universitarias, es decir, lisa y llanamente, a quién defiende El Reptore Luisito Fierro. La respuesta es obvia: al gobierno del estado, ante quien se ha mantenido prosternado, en detrimento de la vida universitaria.

Reportero:  EditoraSD
Ejecutómetro
Estado
2058
Chihuahua
462
Juárez
697
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?