La Fuente

*Le opera El Paisa a Carlos Slim *Los morenos, beneficiarios del round *Supera Alejandro a Patricio *Se pasaron con Isela

Jueves 21 de Diciembre 2017, 6:00 pm
AAA

TODO parece indicar que El Paisa le tiró con el caso Gutierritos un acertijo al presidente Peña Nieto, por medio del cual, sin palabras, le pide que escoja: o le entrega a César Duarte, o le mancha al PRI nacional, en donde está incluído el propio mandatario y Meade. Corral se sentó en una posición de poder, en donde se siente de igual a igual con el poder federal y, desde donde, reta, en un arrojado movimiento, a los que gobiernan el país desde hace rato. Es obvio que El Paisanito no está solo, pues la publicación en el New York Times le vincula, como así ha sido, desde hace largo rato, con Carlos Slim, dueño de este rotativo y, por supuesto, con el jefe del nuevo maximato nacional, que es Carlos Salinas de Gortari. Eso es obvio, porque, se mira a leguas, Corral se convirtió en un operador de los intereses de un bando, en la sucesión presidencial, y la prueba es que ni siquiera pudo contar bien una mentira pública, menos articular la dimensión de esas jugadas que corren sobre el tablero del ajedrez político nacional. Como sea, el ciudadano se juega el todo por el todo, en una historia que a uno de los dos bandos arrastrará, como en una cascada, con inaudita fuerza, al grupo que pierda la partida, en cuyo caso va Ricardo Anaya, y cuyo destino final es la residencia oficial de Los Pinos.

EL capítulo de Gutierritos impactará directamente en la mentalidad de los electores con miras a la elección del 2018, sin lugar a dudas, es obvio, verdaderamente. Los morenitos tomaron una silla y se sentaron, con boleto pagado, a ver la función y el show que protagonizan priístas y panistas. Si El Paisanito piensa que hay ahí un rédito electoral en favor del tiranito Ricardo Anaya, La Fuente cree que es una idea equivocada. En realidad, crece la imagen de Andrés Manuel López Obrador, pues en la mente del votante está claro el bipartidismo funcional que lleva 18 años en el país, desde que asumió Vicente Fox la presidencia de la república. Siguió igual la cosa con Felipe Calderón y el mismo modelo continuó en la administración de Peña Nieto, es decir, un pripanismo o un panpriísmo concertacesionado.  El escandalito hace que se diferencie Amlo de los demás aspirantes y partidos, con riegos gratuitos sobre su macetita, y sin siquiera pedirlos. Así que, el reloj del 2018, sigue su marcha, imparable, con la huella lopezobradorista muy profunda, y dos candidatos volátiles que no se logran acomodar por sus recientes pugnas, cuando antes eran inseparables aliados.

DICEN que Patricio Martínez García, espera que le llame Meade, para anunciar que irá por la candidatura a la Presidencia Municipal de Chihuahua. Tiene, todavía, poquito tiempo, pues Fernando Moreno Peña, delegado del CEN del PRI, dice que el 05 de enero saldrá publicada la convocatoria. Porque, el día 20 de ese primer mes del año 2018, empiezan las precampañas. La cosa está entre Patricio y Alejandro Domínguez, diputado federal y ex coordinador del grupo Chihuahua en San Lázaro. El tema es que, según las encuestas internas, Alejandro va adelante un poco, pero Omar Bazán y Fernando Moreno Peña quieren que sea Patricio. Ya no tarda en desenvolverse ese papiro, porque, el calendario apremia, La Maru sigue su marcha y Toño López y Fernando Tiscareño, de Morena, empiezan a apretar el paso.

DICEN que para uno que madruga, hay dos que no se acuestan, y eso les pasó a los diputados locales con las huestes barzonistas de El Yako Rodríguez. Ante la amenaza de tomar el congreso a las nueve horas, los estrategas congresionales adelantaron la sesión a las siete de la mañana y pensaron que, con eso, bloquearían los reclamos adentro de la torre legislativa. Sin embargo, viejo lobo colmilludo, El Yako se enteró de la jugada y adelantó la embestida antes que cantara el gallo. Se metieron al salón de plenos, empezaron a gritar en la sesión y, ya trepados en la barra, con el brazo caliente, la reventaron, se brincaron las trancas y tomaron el pódium. Donde sí se equivocaron algunos fue en empujar a la diputada Isela Torres. Uno de los alocados rancheros, motivado por la fuerza de la protesta, no vaciló en empujar a la legisladora, que fue literalmente rescatada por otra mujer. El tema de El Barzón es, en este momento, la deuda que tienen los militantes de la organización con la comisión federal de electricidad, pues piden un plazo de cinco años para cubrir el déficit.

LA conclusión del episodio de Alejandro Gutiérrez, el secretario adjunto del CEN del PRI, es que El Paisanito todavía no sabe tirar la piedra y esconder la mano. O séase, todavía no aprende a hacer política sin decir mentiras, pues si algo está claro es de dónde salió toda la info que regó las redacciones de reforma y del New York Times. Lo más cómico resulta ser la infantilada ésa de intentar el engaño al presidente, con la frasecita ésa, de que no se deje engañar, señor presidente. El NYT deja muy en claro que recibió cientos de páginas de documentos, revisados por el diario, y, obvio, como citan de fuente a Ricardo Yáñez Herrera, pues la declaración de éste se halla contenida en las indagatorias de la fiscalía general del estado. Así que, El Paisa necesita aprender a moverse en la nieve sin dejar huellas, pues en esos niveles las cosas están pesadas y arrojan consecuencias.

Reportero:  Editor Bal
Ejecutómetro
Estado
2354
Chihuahua
553
Juárez
824
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?