La Fuente

*El Paisa incita a denunciar los marumillones *No es un sacrificio ser secretario, dice Cuarón *Golpanazo de embajadora de EU a Corral *Pinedito en la cruz de clavos

Viernes 23 de Marzo 2018, 8:03 pm
AAA

LA alcaldesa debería pensar en poner su rubia y larga cabellera a remojar, si es que escuchó el comentario de El Paisanito, en relación al tema de los marumillones. La declaración del gobernador sonó como si ya estuviera preparado para la pregunta y, entretelones, trasluce, realmente, el color de su alma en este caso. Corral dijo que, si alguien tiene un elemento concreto, un indicio que pueda aportar (nótese la expresión), las puertas de la fiscalía están abiertas. No hubo una sola palabra para defender a La Maru, nada, ni molestia en El Paisa, ni enojo, ni irritación, como cuando le preguntan sobre temas que le incomodan o francamente le molestan. La declaración semeja una incitación a la denuncia, una promoción política y/o una advertencia hacia el equipo de la alcaldesa que quiere reelegirse. El silogismo político es claro: el ciudadano pide que se interponga una denuncia si hay indicios o pruebas, Alejandro Domínguez tiene documentos firmados, luego entonces, El Alex D acudirá a fiscalía a denunciar los hechos. La conclusión, por supuesto, estará a cargo de El Paisa, que mantiene una clara alianza con los poderes fácticos del tricolor.

NO es un sacrificio ser secretario. Con esta frase, digna de inscribirse en letras de oro, en el congreso del estado, donde yacen los nombres y dichos de héroes locales, cerró Pablo Cuarón su comparecencia. En serio, por poco lloraban los diputados que le escucharon, como Isela Torres, Crystal Tovar y René Frías. Este último, legislador del panal, le mentó la madre a un asesor de Cuarón, que le pidió moción de orden a Karina Velázquez, presidenta del congreso local. Atrás, en el público, estaba el ex alcalde de Chínipas, Hugo Amed Shultz, el que pidió grabar a Miroslava para salir del entuerto en que estaba metido. Ni Cuarón ni Corral lo negaron y, por el contrario, justificaron su presencia en la torre legislativa. Cuarón, antes de culminar, lanzó al público esa frase, plena de contenido político, que perdurará en la historia de Chihuahua: no es un sacrificio ser secretario. 

LA embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, se sumó a la ola de reclamos de justicia para Miroslava Breach Velducea. Nada bien debe haberle caído a El Paisa, cuando intenta desesperadamente sepultar un asunto que, para su desfortuna, no pasará al olvido. Jacobson anotó en su twiter: un periodismo libre, crítico y sin censura es imprescindible en una democracia. Recordando a MiroslavaBreach nos unimos a las voces que claman justicia en éste y cientos de casos más de violencia contra periodistas. No se mata la verdad matando periodistas, ni uno más, reza el texto de la embajadora de los EU. Como colofón, en su muro agrega que es una apasionada por la justicia. Esta voz, debe dolerle más a Corral, porque, una postura oficial de EU sobre un caso emblemático, le responde otros temas en los que ha querido involucrar, incluso, a Donald Trump.

ESE Pinedito se siente transparente o de plano se volvió espía o peor aún, se le volteó a El Paisanito. Es que, con el mayor cinismo del mundo, se atrevió a asistir al evento de la Cruz de Clavos, en compañía, ni más ni menos, que de El Pato Ávila. También fue Rodolfo Leyva, el comisionado de ichitaip, que se les paró atrás para enviarles saludos. El propósito y objeto de esa asistencia estará a cargo de ellos mismos. Que ellos mismos digan a qué fueron, cuando ambos pertenecen al régimen en cuyo contexto político fue asesinada Miroslava Breach Velducea. Particularmente el coordinador de comunicación social de Corral, que en estos 18 meses ha denostado, calumniado y ofendido a los medios de comunicación. Es totalmente inaceptable que sin importarle nada el dolor de la familia y del gremio, personajes como El Pato y Pinedito salgan con estas conductas ligeras e incongruentes. 

LA CORTE aplazó para el dos de abril la resolución de las dos controversias constitucionales que se promovieron contra el consejo de la judicatura y la remoción de Gabriel Sepúlveda en calidad de presidente del tribunal superior de justicia. No es que los ministros le saquen al parche, como luego se dice, sino que, ellos tienen sus tiempos y no se dejan presionar por los poderes fácticos ni por amistades, como presumen en palacio dos tres. Hay que observar que la SCJN enlistó por primera vez el 23 de enero de este año la controversia señalada con el expediente 150/2016 y el primero de marzo el 179/2017. Así que, el hecho de que lo reenvíen para el regreso de la Semana Santa, no tiene, en absoluto, ningún significado.

Reportero:  editor TV
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?