La Fuente

*La gran ausente en la segunda revolución *Glez Mocken a morena *Corral, la bandera equivocada *El Reptor se cree periodista

Sábado 20 de Enero 2018, 6:27 pm
AAA

DEFINITIVAMENTE, la gran ausente en el estallido de la segunda revolución y gran caravana por la dignidad, fue la empresaria y secretaria de innovación, Alejandra de la Vega. Su ausencia fue, en términos simples y llanos, el mensaje de que no va por la candidatura a la presidencia municipal de Ciudad Juárez. Durante meses, El Paisanito placeó a la funcionaria estatal, como convencido de que aparecer a su lado le haría convertirse en la candidata del PAN, o del frente. Sin embargo, flaco favor le hacía, pues solo la ponía a su lado, sin darle espacio en el micrófono, sino, solamente, como mudo testigo de la egolatría oficial. El resultado, es que la figura de Alejandra no creció y llegó el momento decir, franca y honestamente, no, a un proyecto que que no tuvo pies ni cabeza. Las encuestas envían mudos mensajes a quien sabe interpretarlas y ni al caso intentar cambiar la voluntad popular plasmada de manera tan tajante en esos menesteres. Así que, como dice el refrán, zapatero a tus zapatos, y cada quien a lo suyo, aunque, pareciera ser, algunos no lo entienden.

BUEN hueco abrió en el frente tricolor El Gandallita Bazán con la deserción de Javier González Mocken, el ex alcalde interino de Ciudad Juárez. Diplomático en las formas, cortés en la política, experto en el arte de decir no, el dirigente del comité directivo estatal, nunca se comunicó con ese activo tricolor. La consecuencia, es que, lo más seguro, es que González Mocken contienda por la alcaldía, pero con las siglas de morena, no faltaba más. Es que, por más que le miran y le miran, Omar Bazán no tiene formas y eso hace que la gente se encabrite cuando trata o habla con él. El Comité Directivo Estatal parece un barranco, al caen los priístas cuando acuden a las oficinas de La Dale a ver a su máximo líder en el estado. Qué difícil le hace Omar al PRI triunfar, la verdad de las cosas, con movimientos que parecen una fina estrategia para acabar de pulverizar al tricolor. O, en su caso, cuánta ausencia de política hay en el estado, con un dirigente, que no líder, que, como el rey anti midas, todo cuando toca lo pulveriza irreductiblemente.

MUY a su estilo disléxico, El Paisanito arrancó la su caravana con una una bandera de México, cuando se supone que contra la federación defiende los intereses del estado de Chihuahua. La lógica apuntaba a que enarbolara, solo él, los demás no, porque es el héroe de la película, el estandarte de la entidad. Ahí fue donde afloró su falsedad, su ansia de protagonismo, su motivación electoral, porque ni siquiera tiene centrada bien la protesta. Además, puso varias tortillas sobre el comal: la corrupción, la inequidad federal, la falta de cumplimiento a su convenio por 700 mdp, la extradición de Duarte y solo le faltó pedir la candidatura al 2024 o la sustitución emergente del candidato del frente. Fueron si acaso unos 200 los que partieron junto con El Paisanito, que fue acompañado en primer plano solo por Gustavo Madero, porque el gabinete de plano ni sus luces. Quién sabe qué le pasa a Corral, que con la bandera en las manos parecía que se sentía Miguel Hidalgo, en la segunda revolución, la del siglo 21, que, la verdad de las cosas, está más forzada que un parto sietemesino.

EN lugar de ir a la marcha por la dignidad, que arrancó en la heroica Ciudad Juárez, el director de Coesvi, Carlos Borruel, se quedó en Chihuahua a echar grilla. Muy temprano, se reunió en el distrito 1 con su pupilo Toño Chávez y con el comisionado presidente de Ichitaip Alejandro de la Rocha. Quién sabe qué haría ahí De la Rocha, que de por si mantiene maltrecha la imagen del instituto de la transparencia, como para que todavía tenga esas juntitas. Es probable, muy probable, que Borruel no haya ido para hacer su rabieta porque siempre no será el candidato de El Paisanito al senado de la república. Como ya se sabe, el ungido por el dedazo de palacio es el Jefazo del Gabinete, Gustavo Madero, amo y señor de las finanzas públicas, aviador number one en el estado y beneficiario del presupuesto. Borruel, Toño y De la Rocha, platicaron largo y tendido sobre diversos tópicos, pero esencialmente los de la grilla actual. Seguramente, los negocios que les llamaron a reunirse, serán de importante cuantía para que hayan efectuado su cónclave en sábado, día en que, por costumbre, al igual que los demás, se niegan a trabajar.

AHORA resulta que El Parientón, mejor conocido como El Reptor, Luis Fierro, imparte conferencias sobre ética y periodismo, como ocurrió en Cuauhtémoc. Ciertamente, el egresado de Letras Españolas, pudo haber tocado un tema más amigable para su trayectoria, pero, como luego dicen por ahí, se dejó llevar. Sin embargo, se metió en problemas, porque hablar de ética cuando se practica el arte del camaleonismo político de manera amoral, no tiene nombre, ni precio. Remember que El Parientón anduvo en la campaña de Serrano y, al triunfo de El Paisa, previa compra de rodilleras de lujo, se volvió más corralista que El Macrordomo. Y luego, hablar de periodismo cuando nunca se ha ejercido a cabalidad, pues no es más que seguir la moda del quinquenio, y, por tanto, la conclusión es que se hablan tontejadas al por mayor, como ocurrió en la puerta de la sierra. Como dijo Ricardo Anaya, eso es insolting and unaceptabol.

Reportero:  EditoraSD
Ejecutómetro
Estado
2354
Chihuahua
553
Juárez
824
Datos generados a partir del
1ro de octubre del 2016
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?