La Fuente

*Directores en complot *La soberbia de Corral *Dr. Grajeda sin soluciones

Viernes 23 de Agosto 2019, 7:10 pm
AAA

EN EL HOSPITAL infantil hay un desabasto bárbaro según denuncian en redes sociales enfermeras y madres de familia. No hay pañales, toallitas, mamilas, teteras y menos pensar en libros y colores para entretener a los chiquillos ahí tratados. Las cosas son difíciles, pero no se mira una salida y ni siquiera se sabe que exista un proyecto para esto. No hay un peso de los 18 mil mdp que ha repartido El Paisa para el hospital infantil. El doc Grajeda en la secretaría de salud no halla la puerta y en sus manos no hay ninguna solución. Los usuarios, los ciudadanos, los padres de familia que requieren los servicios hospitalarios, son los que sostienen al nosocomio, porque las autoridades están hundidas en la omisión. Qué feo caso, en serio.

SUCEDA lo que suceda, los vecinos del santo niño han tenido la gracia de retratar la imagen de Corral como es, sin photoshop. Un tirano, alejado de la comunidad que gobierna y un flojo al que le importa un carajo lo que piensen los ciudadanos. La resistencia del santo niño no ha cesado, porque los residentes saben que tienen la razón política, social y jurídica. Del lado de El Paisa está la imposición, la soberbia y el autoritarismo de quien no está dispuesto a escuchar. En palacio creen que si ceden pierden autoridad, pero no reparan en el enorme daño que se causa a su imagen. A Corral no le importa el perjuicio que cause al pan ni a su propia imagen. Cree tener la razón, pero en realidad un puñado de vecinos le ha hecho perder más que morena, el pri y duarte juntos. Porque la soberbia es ciega.

NO solo le piden a Misael Máynez que deje de recibir prerrogativas en el congreso como si aún fuera partido político. También le exigen que devuelva la camioneta yukon que le dio el congreso por instrucciones de El Paisa. Y de pasada, a ver qué hace con las decenas de asesores que tiene el legislador por todas partes. La yukon es el símbolo del servilismo del diputado con palacio y se recordará, motivó un terrible pleito al interior de la torre legislativa. A Máynez le gustó tanto la yukon que a cambio de ese vehículo no le importó pelearse con su compañera de bancada Marisela Saénz. Así que ahora, visto el estado de cosas que priva en las instituciones electorales, debe aprender a perder y regresar la yukon. Digo, para empezar.

ANITA Herrera, secretaria del trabajo en el gabinete estatal, tuvo la ocurrencia de crear una subsecretaría. Designó a un jimenense de nombre Juan Ramón Herrera Pedroza, que sabe de derecho laboral, dicen los litigantes del foro, lo mismo que Corral de finanzas. El nuevo funcionario empezó de inmediato su labor y lo primero que soltó fue que todos los trabajadores de la secretaría, incluso por supuesto, los empleados de las juntas locales de conciliación y arbitraje, deberán firmar nuevos contratos con él. El resultado, obvio, fue que los burócratas del área están a punto de un levantamiento. Lisa y llanamente, Juan Ramón intenta despojar a los empleados de la relación laboral con el gobierno del estado. Obviamente todos hicieron el acuerdo de no firmar para nada los leoninos contratos. Y por tal motivo, bautizaron al nuevo funcionario, al haber sido ungido por la secretaria del trabajo, Ana Herrera, y por su cercanía con ella, como El Anito. Ah raza tan salida.

DICEN los que saben que este viernes se reunieron 14 directores de la uach en la ciudad de Delicias. La idea, obviamente, consistía en confabular, por órdenes del reptore, en contra del director de derecho. El que los citó fue el inepto director de filosofía y letras -armando villanueva-, el peor de toda la historia de esa escuela, alfombra de Luisito Fierro el amigo de los moches. El único objetivo del siniestro cónclave fue el de hacer tronar a Roberto Díaz Romero. No contaban con la molestia del director de conta, la insistencia de tres para pedirle la renuncia al señalado y la rebasada decena de vehículos de lujo que hacían parecer aquello una reunión de capos universitarios. El acuerdo tomado consistió en redactar una carta para hacer un llamado que culmine con la renuncia de Roberto Díaz Romero. Cobardes.

EN ESA reunión, armando villanueva, el inepto director de filosofía y letras, representante del reptante funcionario que no tuvo el valor de asistir, mal aprendiz de político, por cierto, se mostró como el ungido. No fue del agrado de los demás directores la torpe actitud del seudo filósofo, que les trató como subordinados. El director de medicina andaba en un audio R8 que según dicen cuesta más de un millón de pesos. El de ciencias políticas insistió en ir al despacho de Díaz Romero y pedirle su renuncia ipso facto. Villanueva no saber leer ni escribir bien pero ya se comportó como todo un aspirante a la reptoría. Obviamente, todo esto se halla auspiciado por palacio, desde donde salen las órdenes y estrategias, muy malas, por cierto, que llevan a la universidad a un despeñadero. Están regando el pasto seco con gasolina.

Reportero:  editoraPr01
INTERIOR
RUBA INTERIOR
Windstar
Banner Aseo Urbano
PROC INTE
Whatsapp
CANACO INTERIOR
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?