Espectáculos

Felicity se adapta a las reglas de prisón

Martes 22 de Octubre 2019, 11:21 am
AAA

Una de las protagonistas de la famosa serie “Esposas desesperadas”, Felicity Huffman se le vio cruzar el patio de la correccional Federal de Dublín, vestían overol verde, el cabello recogido, una cachucha blanca y un sencillo reloj, iba a ver a su familia que la fue a visitar.

Fecility, cumple una sentencia de 14 días por haber participado en una red de sobornos millonarios  para facilitar el ingreso de su hija en prestigiosas universidades de Estados Unidos.

La actriz al ser descubierta y juzgada por el delito de soborno, dijo haber sido una “estúpida”, ya que su hija tiene la capacidad de quedarse en cualquier universidad que elija.

Por el momento recibió la visita de su esposo el actor, William H. Macy, y su hija menor, Georgia Grace Macy,

La actriz cumple una condena de 14 días de cárcel por haber participado en una red de sobornos millonarios para facilitar el ingreso de su hija en prestigiosas universidades de Estados Unidos, una decisión que ella misma tachó de “estúpida”. 

Fecility Huffman llevara el número 77806-112, durante su estancia en prisión, al ser juzgada, la actriz pidió disculpas por haber cometido el delito y dijo sentirse muy arrepentida, también pidió disculpas a los padres de familia que por esas acciones sus hijos no pueden ingresar a las Universidades, con esas acción Huffman afecto a 51 estudiantes.

Su hija Sophia le recriminó haber hecho eso por ella, ya que le reclamó por no haberle tenido confianza para ingresar por sus propios méritos a la Universidad y muy sentida le dijo: "Ya no sé quién eres, mamá". Y me preguntó: ‘¿Por qué no creíste en mí? ¿Por qué no creíste que podía hacerlo yo sola?’

Fecility, al declararse culpable, deberá pagar una multa de USD 30,000, cumplir 250 horas de servicios comunitarios y pasar un año en libertad supervisada una vez que salga de prisión.

Reportero:  Redacción'
Whatsapp
QUEEN INTERIOR
CANACO INTERIOR
INTERIOR
RUBA INTERIOR
Windstar
Banner Aseo Urbano
CANACO II INTERIOR
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?