Nación
ARCHIVO

Encubren a médico que dañó a Miguel Ángel Mancera

Viernes 7 de Noviembre 2014, 12:57 pm
Fue accidente quirúrgico
AAA

Ciudad de México.- Ni el Gobierno del DF ni los médicos del ABC han revelado la identidad del cirujano que el pasado 31 de octubre inició la operación de arritmia al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y que le causó la perforación de una arteria.

Por ese hecho, tuvo que intervenir posteriormente el doctor Carlos Riera para la cirugía a corazón abierto.

Reforma solicitó entrevista con el Secretario de Salud, Armando Ahued, para abundar sobre el accidente quirúrgico y el equipo médico que hizo el primer procedimiento; sin embargo su área de Comunicación dijo que no hablaría sobre ese tema y canalizó la petición hacia el Gobierno central.

La misma solicitud se hizo al vocero del GDF, Fernando Macías, quien ante la pregunta prefirió callar.

De la misma manera se ha pedido entrevista con el cardiólogo Riera, encargado de la operación a corazón abierto, pero indicó que "por respeto al doctor Mancera" no hablaría del tema y solicitó que se hiciera a través del Gobierno.

Luis Serna, Secretario Particular del Jefe de Gobierno, sólo comentó que en su momento sería el mismo Mancera quien podría revelar datos personales como esos.

Alistan su alta médica

El equipo médico del hospital ABC prepara la salida del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quien podrá continuar la recuperación en su casa.

El doctor Carlos Riera Kinkel, del Centro Médico ABC Observatorio, comentó que la respuesta de Mancera a los ejercicios de su terapia física y de rehabilitación han sido muy bien tolerados.

"Se mantiene con cuidados médicos necesarios y se espera un próximo egreso", se limitó a decir.

Ayer a las 21:00 horas, el vocero del Gobierno capitalino, Fernando Macías, descartó que el Mandatario fuera dado de alta en las siguientes horas, sin embargo, adelantó que hoy al mediodía los médicos realizarán una evaluación médica de todo el cuadro clínico para determinar la fecha de salida, que podría ser este fin de semana.

Desde las primeras horas del día, afuera del hospital ABC se registró intenso movimiento de personal de seguridad que comúnmente resguarda al Jefe de Gobierno en sus actividades públicas y privadas.

La presencia de familiares y amigos también fue notoria.

Las escoltas se apostaron en sitios estratégicos de accesos, patios y aceras frente al hospital.

Incluso los autos de la seguridad personal del Mandatario fueron estacionados afuera.

La escena hizo especular de un egreso de Mancera, pero éste no ocurrió.

El jueves acudieron a visitarlo, además de Macías, su secretario particular, Luis Serna y el Secretario de Salud, Armando Ahued.

Trascendió que Mancera estaba en las 48 horas de observación previas a una alta médica.

Ayer recibió más visitas de lo habitual, incluso de asesores.

A la habitación sólo pueden entrar un máximo de tres personas con tapa bocas y manos desinfectadas.

Por la mañana recibió curaciones de rutina e incluso caminó.

Luis Serna explicó que la operación y estancia del Jefe de Gobierno es pagada con un seguro de gastos médicos mayores, sin cargo al erario.

"El Jefe de Gobierno tiene seguro de gastos médicos mayores. No se programó que aquí quedara hospitalizado. Si aquí quedó hospitalizado fue por una emergencia médica. No estaba programada la cirugía, estaba programado su procedimiento.

"Todos los chequeos del Jefe de Gobierno son en el hospital Xoco, pero llegó acá a un procedimiento programado", expuso el funcionario.

Serna no supo decir con qué empresa tiene contratado el seguro médico ni tampoco cuál sería el deducible.

Lo único que reiteró fue que la estancia del Mandatario local no tiene ningún cargo al erario público.

Fue accidente quirúrgico: cardiólogo

Un procedimiento que tendría que haber durado unos cuantos minutos y en el que se utilizaría anestesia local pasó a ser una operación a corazón abierto de alrededor cinco horas y con anestesia general.

Ricardo Jaúregui, ex director de Cardiología del Centro Médico Nacional y con 32 años de experiencia en cateterismo cardiaco, explicó que haber perforado una arteria durante el procedimiento de ablación para corregir la arritmia cardiaca que padecía el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, no es común, quizá uno en dos mil casos.

Sin embargo, consideró, se trató de un accidente quirúrgico y no una negligencia médica.

"La necesidad de operación (a corazón abierto) con él es porque tuvieron un accidente, que es un accidente poco frecuente, como lo es la perforación cardiaca.

"Esto les obligó a tener que abrir el pecho, en otras circunstancias él hubiera salido de una anestesia local, porque no se usa general y el paciente está hablando con uno todo el tiempo", aseguró el especialista.

Reportero:  Editor Bal
ANUNCIATE AQUu00cd
Banner Aseo Urbano Estrada
Whatsapp
RUBA INTERIOR
Windstar
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?