Destacadas
Nuevo

DICE el sangrón de César Lozano, centavero a más no poder, con sus libros y sus conferencias, que hay niveles, hay niveles. Y algunos, indescriptibles, porque no les alcanzan los adjetivos que existen, Iisa y llanamente, se la creen. Uno de estos pitecántropos erectus es el síndico local, el nunca bien ponderado Amín Anchondo, que se siente superior, pobrecito, a los regidores del ayuntamiento local. Es que, en días pasados, el de la audiencia pública, para ser exactos, en la explanada de la alcaldía, dejó que le aflorara el cobre del que está hecho. Alguien, al saludarle, le dijo, buenas tardes, regidor, ante lo cual, Anchondo respondió: no me rebajes, soy el síndico. Más de dos escucharon al dizque servidor público decir esto y no pudieron evitar el soltar la carcajada. Amín Anchondo siempre anda a tres cuadras del desfile, en política, y esto no pudo ser la excepción. Como en la vieja fábula del burro que tocó la flauta, hay gente que ocupa espacios en la política y en la administración pública, por puritita suerte, pero los mareos, la falta de formación y la inexperiencia, les hacen perder el piso y golpearse en el duro cemento de la realidad. 

ANDRÉS Manuel, este cabrón te quiere hacer un reconocimiento allá en Juárez, es amigo, le dijo El Bronco, muy a su estilo al presidente de la república. López Obrador se volteó, miró a Armando Cabada y le saludó, amistosamente, según se vio en el video que fue divulgado ayer. El alcalde independiente de Juárez, anduvo en varios eventos con El Bronco, en Monterrey, uno de éstos, la inauguración del salón de la fama, en donde amlo les mostró la fuerza de su bat. Cabada anda sobre los recursos para Ciudad Juárez, ahora que los necesita, más que nunca, para sacar adelante a la frontera. Ciertamente, la presidencia de la república, ha otorgado apoyos, pero el rezago es monumental, así que son necesarios muchos más dineros para la ciudad. Con El Bronco, ha mantenido una amistad desde hace largo rato y se han apoyado, mutuamente, en sus diversos planes y proyectos, tanto de sus respectivas administraciones, como en los políticos. Sigue ahora hacer que emerja la frontera con signos de bienestar para sus habitantes y planchar el proyecto basado en resultados. 

EL CAPITÁN Escamilla y compañía, al igual que El Paisa, andan ya muy paranoicos, tanto, que mejor no deberían salir a la calle. Este jueves, por la mañana, en el negocio de barbacoa El Perico, de la calle Altamirano, en santo niño, cometieron una más de sus atrocidades. Corral desayunaba, en ropa deportiva, a las 09:30 horas, con mil seguridad, como se dice, tan campante, como si fueran las siete. Empero, eso es lo de menos, porque lo más, es la prepotencia con que actúan sus guardias y escoltas y la omisión en que incurre el mandatario al permitirles cometer todo tipo de tropelías. Un ciudadano mandó un mensaje de voz para comentar en un grupo que ahí estaba el mandatario, con sendos tacos de barbacoa, a las 09:30 horas, vestido con ropa deportiva. Para los chihuahuitas de modelo clásico, eso es casi una ofensa, pues, en estas áridas tierras, la gente está acostumbrada a levantarse temprano para ponerle al camello. Eso bastó para que la escolta del gobernador se acercara al joven y lo estrujara, tratándole como si fuera delincuente, y para obligarle a mostrar su teléfono, borrar el comentario y tomarle fotos a una identificación, con el fin de tenerle ubicado. Así deberían hacerle con los sicarios que pululan por la ciudad, que saben perfectamente en donde se encuentran y que mantienen al estado en llamas desde hace dos larguísimos años. 

ESTE miércoles se celebra el día internacional de las lenguas maternas, pero, como todo en el gobierno estatal, es puro show, nada serio. La Pety Guerrero anda ahí moviendo la matraca con Enrique Servín, que tiene décadas en el estudio de las lenguas indígenas, pero solo tiran humo. La prueba es que, hace un año, el congreso aprobó un exhorto (un exhorto, así de miedo le tienen a El Paisa) para crear el instituto estatal de lenguas indígenas, con el fin de estudiarlas y preservarlas. Empero, claro, como lisa y llanamente, se trataba de un exhorto, le hicieron el mismo caso que a las campanadas dominicales de la catedral. Así que, los pimas, guarojíos, tepehuanes y rarámuri, andan a la deriva, sin apoyo del gobierno del estado en el cuidado de sus lenguas maternas, cada vez más olvidadas y deterioradas. La Kale Beltrán, la diputada que metió la iniciativa, tuvo que aguantar vara y quedarse callada, pues el proyecto pasó a ser un simple exhorto, pero, eso sí, ahora que se celebra el día internacional, andan con la matraca a todo vapor. 

LA MARU trae otro broncón en puerta por actos de corrupción y está metida en un lío gordo, pues, la verdad de las cosas, se sirvió con la cuchara grande. Se trata de una licitación de medicamentos, en el instituto municipal de pensiones, por 85 millones de pesos. A través de Juan Antonio González Villaseñor, el director del impe, la alcaldesa dio línea para favorecer, así, descaradamente, a una de las dos empresas participantes. La favorecida, es la empresa futufarma SA de CV, operada por conducto de Alejandro Guízar Esparza. La empresa perjudicada, inconforme, es farmacia alianza SA de CV. Para descalificar a la farmacia de los Guízar, esgrimieron puras cacayacas, tales como no incluir el IVA en el precio de algunos medicamentos o fallas en los códigos de barras. La farmacia alianza no se quedó conforme e interpuso el recurso de inconformidad y suspensión del procedimiento de contratación. Pero, ya se sabe, con esas ridiculeces del derecho administrativo, en donde la autoridad se convierte en juez y parte, éste procede ante la contraloría interna, en donde ya tienen listo el bat. Claro, hay oportunidad de seguir la instancia, pero, en serio, 85 melones de un jalón, como que se fueron grandes, que no. 

Meme del dia
Notas
Nuevo

DICE el sangrón de César Lozano, centavero a más no poder, con sus libros y sus conferencias, que hay niveles, hay niveles. Y algunos, indescriptibles, porque no les alcanzan los adjetivos que existen, Iisa y llanamente, se la creen. Uno de estos pitecántropos erectus es el síndico local, el nunca bien ponderado Amín Anchondo, que se siente superior, pobrecito, a los regidores del ayuntamiento local. Es que, en días pasados, el de la audiencia pública, para ser exactos, en la explanada de la alcaldía, dejó que le aflorara el cobre del que está hecho. Alguien, al saludarle, le dijo, buenas tardes, regidor, ante lo cual, Anchondo respondió: no me rebajes, soy el síndico. Más de dos escucharon al dizque servidor público decir esto y no pudieron evitar el soltar la carcajada. Amín Anchondo siempre anda a tres cuadras del desfile, en política, y esto no pudo ser la excepción. Como en la vieja fábula del burro que tocó la flauta, hay gente que ocupa espacios en la política y en la administración pública, por puritita suerte, pero los mareos, la falta de formación y la inexperiencia, les hacen perder el piso y golpearse en el duro cemento de la realidad. 

ANDRÉS Manuel, este cabrón te quiere hacer un reconocimiento allá en Juárez, es amigo, le dijo El Bronco, muy a su estilo al presidente de la república. López Obrador se volteó, miró a Armando Cabada y le saludó, amistosamente, según se vio en el video que fue divulgado ayer. El alcalde independiente de Juárez, anduvo en varios eventos con El Bronco, en Monterrey, uno de éstos, la inauguración del salón de la fama, en donde amlo les mostró la fuerza de su bat. Cabada anda sobre los recursos para Ciudad Juárez, ahora que los necesita, más que nunca, para sacar adelante a la frontera. Ciertamente, la presidencia de la república, ha otorgado apoyos, pero el rezago es monumental, así que son necesarios muchos más dineros para la ciudad. Con El Bronco, ha mantenido una amistad desde hace largo rato y se han apoyado, mutuamente, en sus diversos planes y proyectos, tanto de sus respectivas administraciones, como en los políticos. Sigue ahora hacer que emerja la frontera con signos de bienestar para sus habitantes y planchar el proyecto basado en resultados. 

EL CAPITÁN Escamilla y compañía, al igual que El Paisa, andan ya muy paranoicos, tanto, que mejor no deberían salir a la calle. Este jueves, por la mañana, en el negocio de barbacoa El Perico, de la calle Altamirano, en santo niño, cometieron una más de sus atrocidades. Corral desayunaba, en ropa deportiva, a las 09:30 horas, con mil seguridad, como se dice, tan campante, como si fueran las siete. Empero, eso es lo de menos, porque lo más, es la prepotencia con que actúan sus guardias y escoltas y la omisión en que incurre el mandatario al permitirles cometer todo tipo de tropelías. Un ciudadano mandó un mensaje de voz para comentar en un grupo que ahí estaba el mandatario, con sendos tacos de barbacoa, a las 09:30 horas, vestido con ropa deportiva. Para los chihuahuitas de modelo clásico, eso es casi una ofensa, pues, en estas áridas tierras, la gente está acostumbrada a levantarse temprano para ponerle al camello. Eso bastó para que la escolta del gobernador se acercara al joven y lo estrujara, tratándole como si fuera delincuente, y para obligarle a mostrar su teléfono, borrar el comentario y tomarle fotos a una identificación, con el fin de tenerle ubicado. Así deberían hacerle con los sicarios que pululan por la ciudad, que saben perfectamente en donde se encuentran y que mantienen al estado en llamas desde hace dos larguísimos años. 

ESTE miércoles se celebra el día internacional de las lenguas maternas, pero, como todo en el gobierno estatal, es puro show, nada serio. La Pety Guerrero anda ahí moviendo la matraca con Enrique Servín, que tiene décadas en el estudio de las lenguas indígenas, pero solo tiran humo. La prueba es que, hace un año, el congreso aprobó un exhorto (un exhorto, así de miedo le tienen a El Paisa) para crear el instituto estatal de lenguas indígenas, con el fin de estudiarlas y preservarlas. Empero, claro, como lisa y llanamente, se trataba de un exhorto, le hicieron el mismo caso que a las campanadas dominicales de la catedral. Así que, los pimas, guarojíos, tepehuanes y rarámuri, andan a la deriva, sin apoyo del gobierno del estado en el cuidado de sus lenguas maternas, cada vez más olvidadas y deterioradas. La Kale Beltrán, la diputada que metió la iniciativa, tuvo que aguantar vara y quedarse callada, pues el proyecto pasó a ser un simple exhorto, pero, eso sí, ahora que se celebra el día internacional, andan con la matraca a todo vapor. 

LA MARU trae otro broncón en puerta por actos de corrupción y está metida en un lío gordo, pues, la verdad de las cosas, se sirvió con la cuchara grande. Se trata de una licitación de medicamentos, en el instituto municipal de pensiones, por 85 millones de pesos. A través de Juan Antonio González Villaseñor, el director del impe, la alcaldesa dio línea para favorecer, así, descaradamente, a una de las dos empresas participantes. La favorecida, es la empresa futufarma SA de CV, operada por conducto de Alejandro Guízar Esparza. La empresa perjudicada, inconforme, es farmacia alianza SA de CV. Para descalificar a la farmacia de los Guízar, esgrimieron puras cacayacas, tales como no incluir el IVA en el precio de algunos medicamentos o fallas en los códigos de barras. La farmacia alianza no se quedó conforme e interpuso el recurso de inconformidad y suspensión del procedimiento de contratación. Pero, ya se sabe, con esas ridiculeces del derecho administrativo, en donde la autoridad se convierte en juez y parte, éste procede ante la contraloría interna, en donde ya tienen listo el bat. Claro, hay oportunidad de seguir la instancia, pero, en serio, 85 melones de un jalón, como que se fueron grandes, que no. 

PUBLICIDAD
ASEO URBANO
Windstar
PUBLICIDAD
ANUNCIATE AQUu00cd
PUBLICIDAD
JUu00c1REZ 1
PUBLICIDAD
COLEGIO CUMBRES
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?