Destacadas
Nuevo

POR alguna extraña razón, aunque no ignota, La Maru se propuso ir a la caza de recursos federales cueste lo que cueste. El pasado fin de semana, durante una cena, con su grupo cerrado de trabajo, así hizo saber, pero, sin proporcionar detalles de algo tan insólito. La petición de que la inviten al evento del sábado, con Andrés Manuel López Obrador, lleva claramente una intención y un destinatario. Desde hace días, la alcaldesa ha enfocado sus declaraciones en la visita de López Obrador. La Maru sabe tejer relaciones políticas en las alturas del poder, pues, recuérdese, fue diputada federal en la era calderonista y, ahí, se relacionó con las grandes figuras de las administraciones de Fox y Felipe. Ahora, por esa extraña razón, que pronto será revelada, se ha propuesto tender puentes con los morenistas locales y nacionales. Así que, no sería nada raro que, Campos Galván estuviera, precisamente, en el cónclave del sábado, pues en esas reuniones suelen decidirse programas, acciones y presupuestos, ahora que se acerca el fin de año e impera la necesidad de contar con planes de trabajo bien estructurados, con proyectos sólidos, algo que en la administración de Corral, se suele cometer pifias

HACE unos días, la suprema corte de justicia de la nación, tomó una decisión importante en cuanto a  la acción de inconstitucionalidad 83/2018, en la que 11 diputados del congreso local, impugnaron el proceso de designación del auditor superior del estado de Chihuahua. La Corte decidió acumular la acción de inconstitucionalidad a las controversias constitucionales que presentaron 22 municipios del pri y que aún se encuentran pendientes de resolver. Sin embargo, los antecedentes de las primeras que si se han resuelto, determinaron la improcedencia del reclamo de los ayuntamientos, por lo que si la corte ya determinó la improcedencia de las primeras, lo más seguro es que confirme su criterio, ahora que decidió acumular la acción de inconstitucionalidad a la fallida controversia constitucional de 22 municipios priistas asesorados por el ultra Gandallita, Omar Bazán. Así que, cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, ni pex, o, como luego se dice, lo accesorio corre la suerte de lo principal. Por supuesto que, el ocupante del tricolor, solo dibujó la liebre con esa controversia, para hacer el caldo gordo, ya se sabe, pues se supone experto en la negocia y el maquiavelismo político, pero, lo único que ha conseguido, es tronar a su partido político, que anda más ponchado que un balón de futbol en una cancha de clavos. 

 

APENAS mira la rendija y El Paisa abre la puerta y se cuela, como el viento frío de invierno. En esta ocasión, se fue a San Lázaro, a presenciar la instalación de la comisión de hacienda y crédito público. Es presidida, ya se sabe, por Patricia Terrazas, la contadora de Cuauhtémoc que usaba su cargo en la secretaria de hacienda del gobierno del estado para organizar eventos privados con fines de lucro. Es raro que un gobernador asista a este tipo de eventos, de carácter meramente interno, en la cámara de diputados. No se le ha visto esa enjundia, por ejemplo, en la gestión de recursos para el presupuesto estatal, en donde hay que arrastrar el lápiz con proyectos de trabajo sólidos. Pero, en fin, Corral lo mira como si fuera un gran logro de su gobierno. Por esa designación, confió en que se inicie un nuevo federalismo tributario y el fin del centralismo fiscal. Le falto decir que, además, podría empezar una época de terrorismo fiscal con la diputada Patricia Terrazas, acostumbrada a servir a su amo con el poder que le confiere, al politizar una función de naturaleza eminentemente fiscal. 

 

DESPUÉS del affaire de ficosec y la danza de los millones destapados por la auditoría superior del estado, El Paisa dio un golpe de timón en el organismo. Depositó el control del fideicomiso de seguridad en manos de parientes, para hacer más fácil la cosa. Para empezar, dedaleó como presidente del fideicomiso a Luis Valles, quien está casado con su recaudadora de rentas en Parral, que es hija de su secretario de desarrollo municipal. Es decir, Selene Rodríguez Rize la representante del gobernador en la capital del mundo, es la cónyuge del nuevo presidente de ficosec. A la vez, la funcionaria citada es hija de Víctor Manuel Rodríguez Guajardo, que es el titular de la mencionada dependencia estatal. Pero no es todo, porque el director del organismo, Arturo Luján Olivas, es sobrino de Hortensia Olivas de Barrio, cónyuge del ex gobernador y padrino político de ya sabes quién. Así que, de esa manera, el actual mandatario resolvió el desorden en ficosec, con un abultamiento, por cierto, de la nómina, hasta el infinito y más allá. Por eso, algunos, en lugar de decirle ficosec, le llaman ficorral.

LA ESTRATEGIA, si así puede llamársele, de la hacienda estatal, consistió en prohibir checar, de golpe y porrazo, a todos los empleados de ichisal con las claves 509 y 512. Son los llamados trabajadores eventuales y de prebase, que, para el estado, no tienen derechos laborales, unos 2 mil, según los que saben. La idea de obligarles a firmar renuncias -a cargo de Arturo Fuentes Vélez, secretario de hacienda- y entregarles un mini cheque, obedeció a la necesidad de ahorrarse demandas. A pesar que Ana Herrera está en la secretaría del trabajo, para hacer lo mismo que hacía Fidel Pérez Romero, su antecesor, es decir, taparle el ojo al macho, la junta constituye la segunda instancia. Empero, recortar el área de salud resulta irresponsable y hasta criminal, según la óptica, mientras en un congreso se gastan 2 millones de pesos. Con el gasto del foro anti corrupción, dicen en salud, se pagaría el sueldo de 200 empleados durante un mes, o, con los insultantes aguinaldos de 80 mil pesos de los diputados, se pagaría otro mes. Sin embargo, como dijo un líder del sector: volveremos a los tiempos de hospitales sucios, comida hospitalaria fría, sábanas rotas y enfermeras que atienden 12 pacientes a la vez.

Meme del dia
Notas
Nuevo

POR alguna extraña razón, aunque no ignota, La Maru se propuso ir a la caza de recursos federales cueste lo que cueste. El pasado fin de semana, durante una cena, con su grupo cerrado de trabajo, así hizo saber, pero, sin proporcionar detalles de algo tan insólito. La petición de que la inviten al evento del sábado, con Andrés Manuel López Obrador, lleva claramente una intención y un destinatario. Desde hace días, la alcaldesa ha enfocado sus declaraciones en la visita de López Obrador. La Maru sabe tejer relaciones políticas en las alturas del poder, pues, recuérdese, fue diputada federal en la era calderonista y, ahí, se relacionó con las grandes figuras de las administraciones de Fox y Felipe. Ahora, por esa extraña razón, que pronto será revelada, se ha propuesto tender puentes con los morenistas locales y nacionales. Así que, no sería nada raro que, Campos Galván estuviera, precisamente, en el cónclave del sábado, pues en esas reuniones suelen decidirse programas, acciones y presupuestos, ahora que se acerca el fin de año e impera la necesidad de contar con planes de trabajo bien estructurados, con proyectos sólidos, algo que en la administración de Corral, se suele cometer pifias

HACE unos días, la suprema corte de justicia de la nación, tomó una decisión importante en cuanto a  la acción de inconstitucionalidad 83/2018, en la que 11 diputados del congreso local, impugnaron el proceso de designación del auditor superior del estado de Chihuahua. La Corte decidió acumular la acción de inconstitucionalidad a las controversias constitucionales que presentaron 22 municipios del pri y que aún se encuentran pendientes de resolver. Sin embargo, los antecedentes de las primeras que si se han resuelto, determinaron la improcedencia del reclamo de los ayuntamientos, por lo que si la corte ya determinó la improcedencia de las primeras, lo más seguro es que confirme su criterio, ahora que decidió acumular la acción de inconstitucionalidad a la fallida controversia constitucional de 22 municipios priistas asesorados por el ultra Gandallita, Omar Bazán. Así que, cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar, ni pex, o, como luego se dice, lo accesorio corre la suerte de lo principal. Por supuesto que, el ocupante del tricolor, solo dibujó la liebre con esa controversia, para hacer el caldo gordo, ya se sabe, pues se supone experto en la negocia y el maquiavelismo político, pero, lo único que ha conseguido, es tronar a su partido político, que anda más ponchado que un balón de futbol en una cancha de clavos. 

 

APENAS mira la rendija y El Paisa abre la puerta y se cuela, como el viento frío de invierno. En esta ocasión, se fue a San Lázaro, a presenciar la instalación de la comisión de hacienda y crédito público. Es presidida, ya se sabe, por Patricia Terrazas, la contadora de Cuauhtémoc que usaba su cargo en la secretaria de hacienda del gobierno del estado para organizar eventos privados con fines de lucro. Es raro que un gobernador asista a este tipo de eventos, de carácter meramente interno, en la cámara de diputados. No se le ha visto esa enjundia, por ejemplo, en la gestión de recursos para el presupuesto estatal, en donde hay que arrastrar el lápiz con proyectos de trabajo sólidos. Pero, en fin, Corral lo mira como si fuera un gran logro de su gobierno. Por esa designación, confió en que se inicie un nuevo federalismo tributario y el fin del centralismo fiscal. Le falto decir que, además, podría empezar una época de terrorismo fiscal con la diputada Patricia Terrazas, acostumbrada a servir a su amo con el poder que le confiere, al politizar una función de naturaleza eminentemente fiscal. 

 

DESPUÉS del affaire de ficosec y la danza de los millones destapados por la auditoría superior del estado, El Paisa dio un golpe de timón en el organismo. Depositó el control del fideicomiso de seguridad en manos de parientes, para hacer más fácil la cosa. Para empezar, dedaleó como presidente del fideicomiso a Luis Valles, quien está casado con su recaudadora de rentas en Parral, que es hija de su secretario de desarrollo municipal. Es decir, Selene Rodríguez Rize la representante del gobernador en la capital del mundo, es la cónyuge del nuevo presidente de ficosec. A la vez, la funcionaria citada es hija de Víctor Manuel Rodríguez Guajardo, que es el titular de la mencionada dependencia estatal. Pero no es todo, porque el director del organismo, Arturo Luján Olivas, es sobrino de Hortensia Olivas de Barrio, cónyuge del ex gobernador y padrino político de ya sabes quién. Así que, de esa manera, el actual mandatario resolvió el desorden en ficosec, con un abultamiento, por cierto, de la nómina, hasta el infinito y más allá. Por eso, algunos, en lugar de decirle ficosec, le llaman ficorral.

LA ESTRATEGIA, si así puede llamársele, de la hacienda estatal, consistió en prohibir checar, de golpe y porrazo, a todos los empleados de ichisal con las claves 509 y 512. Son los llamados trabajadores eventuales y de prebase, que, para el estado, no tienen derechos laborales, unos 2 mil, según los que saben. La idea de obligarles a firmar renuncias -a cargo de Arturo Fuentes Vélez, secretario de hacienda- y entregarles un mini cheque, obedeció a la necesidad de ahorrarse demandas. A pesar que Ana Herrera está en la secretaría del trabajo, para hacer lo mismo que hacía Fidel Pérez Romero, su antecesor, es decir, taparle el ojo al macho, la junta constituye la segunda instancia. Empero, recortar el área de salud resulta irresponsable y hasta criminal, según la óptica, mientras en un congreso se gastan 2 millones de pesos. Con el gasto del foro anti corrupción, dicen en salud, se pagaría el sueldo de 200 empleados durante un mes, o, con los insultantes aguinaldos de 80 mil pesos de los diputados, se pagaría otro mes. Sin embargo, como dijo un líder del sector: volveremos a los tiempos de hospitales sucios, comida hospitalaria fría, sábanas rotas y enfermeras que atienden 12 pacientes a la vez.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?