Destacadas
Nuevo

EL PAISA anda que le hace al vivo, al ir a un hospital con toda su caravana sin protección. Ni tapabocas, ni guantes ni gel, pero el señor fue con más de 50 personas al hospital issste de Delicias. Ciertamente, a juzgar por las últimas acciones de Corral, sobrevienen días difíciles. Disponer de tres hospitales solo para los contagiados habla del tamaño de la catástrofe. Claro, dirán que están llenos de enfermos de neumonía atípica, pero la vox populli dirá otra cosa. Ya ven en el hospital morelos del imss, donde el guardia de seguridad de la entrada soltó la sopa. Cuatro enfermos del corovir hospitalizados ahí hicieron que se desalojara toda la sala de urgencias. La gente percibe que se cuentan puras mentiras en las ruedas de prensa de palacio. Hasta el vocero de Corral resulta que es experto en salud, Manuel del Castillo, pero, aseguran, ahí son peritos en el triple salud-salud-salud de los fines de semana. En fin, no es buen ejemplo salir a la calle y menos ir a lugares públicos sin protección, en medio de una pandemia de estas dimensiones, la verdad de las cosas. Lo que debe suceder, también, es que no hay tapabocas para Corral. Imposible.

DEFINITIVO, el doctor Grajeíta, secretario de salud, no sabe ni pex con el tema del derecho a la prueba del corovir. Cuestionado sobre el tema, apenas atinó a dar vagas explicaciones que exhibieron su ignorancia. En pocas palabras, no sabe cuántas pruebas tiene la secretaría de salud para los chihuahuenses. Tampoco sabe qué es lo que contiene el famoso kit que las contiene. No hay otro laboratorio certificado en el estado para hacer pruebas de esta naturaleza. Lisa y llanamente, tiene acaparadas las pocas que existen en la entidad. O sea, el ciudadano no puede ejercer su derecho a la salud para saber si está o no contagiado del virus de la corona. Es algo absurdo, que los gobiernos hayan monopolizado el tema cuando  no pueden dar el servicio. Se entiende que no quieran que se comercialice el asunto y todo mundo lucre con la venta de pruebas. Pero si no tiene capacidad para brindar esa posibilidad, debe permitir que empresas privadas serias, como hospitales y laboratorios, se certifiquen para hacer realidad su implementación. La duda sobrela nula direrencia entre neumonía atípica y covid-19 en las instituciones públicas crece cada día.

ES lógico que, después de haber hecho su teatrito, el alcalde de Camargo, Arturo Zubía Fernández, El Ranchero Chidote, se haya escondido. Aunque algunos dicen que no es cierto eso, sino que le llamaron de los dodgers de Los Angeles para hacerle unas pruebas de pitcheo. Pero ai le llaman de los marqueros para que tire la primera bola en el juego que suceda la emergencia sanitaria, puede darse por bien servido. Es que, ese video, en donde Zubía lanza con una piedra la recta a la cabeza de un elemento de la guardia nacional, se hizo viral. La gente se ríe cuando le devuelven otro proyectil que casi le pega en la cabeza al famoso edil de la perla del conchos. Se dice que no solo a El Ranchero Chidote le había salido orden de tacos picositos, sino también a otros alcaldes y dirigentes de asociaciones agrícolas. A Mariomat no le pueden detener, porque tiene fuero en su calidad de diputado federal, pero El Paisita se reiría a carcajadas si le dijeran eso. Zubía ya debe andar allá por puerto vallarta, mazatlán o cancún, con sombrero nuevo y botas de hule para no ser reconocido. Goza de la protección de palacio, cierto, pero no de la federación y eso, aunque sea época de abrazos y no de balazos, pues cuenta. Además, en la etapa del corovir, están prohibidos los abrazos y los saludos de mano y eso le podría cambiar la suerte al alcalde de Camargo. 

ANDAN aguitados los morenos de a pie con el video que lanzó Rafa Espino este sábado. Tardío y sin contenido, el suplente de Cruz salió a la defensa de los panistas del sur en lugar de respaldar al gobierno federal. Para acabarla de amolar, Rafa confundió la comision nacional de aguas (conagua) con la comisión internacional de límites y aguas (CILA), así que la cosa se puso peor. De por si, el senador Cruz Pérez Cuéllar anda compartiendo videos de Corral en su muro de face y pidiendo la renuncia de Blanca Jiménez de la conagua. Así que, los pobres de a pie no saben ahora si por dónde corre el agua, pues parece que toda pasa por palacio. No parece que a Espino le haya confiado el presidente, como él mismo declaró, una misión política en el estado. Si eso fuera, hubiera salido en defensa del cumplimiento del tratado internacional con los estados unidos. Enfocó sus baterías contra Blanca Jiménez, la directora de la conagua, con el objeto de no enfrentarse a los productores pero olvidó que éstos, los manifestantes, ya están pintados de azul. 

COMO reguero de pólvora corrió ayer la versión de que a Salvador Alcántara, de Delicias, le habían sacado una orden de tacos. No ha sido comprobado el rumor, pero circuló fuerte en la región centro-sur y enseguida brincó a la capital del estado. Ciertamente, en la reyerta de la semana, hubo actos que bien podrían ser tipificados tanto en el fuero federal como en el local. La policía federal presentó ya su denuncia ante la fiscalía general de la república, por el daño causado a sus vehículos y las pedradas y corretizas que les dieron a algunos de sus agentes. Sin embargo, también el fuero local hay delitos que perseguir, como los daños, el vandalismo, robo y otros muchos que ocurrieron en el zipizape del agua. Salvador Alcántara es presidente de la asociación de usuarios del agua en aquella región, pero es protegido de El Paisita, así que sería difícil que en caso de ser cierto, fuera por este lado. Pero, en fin, hay que esperar a ver cómo se desenvuelven las cosas en estos días del coronavirus. A Salvador Alcántara le pegó pero el corralvirus, ése que les pica y les obliga a salir a protestar sin racionalizar sus actos y sin rendir honor a la verdad y la objetividad.

Meme del dia
Notas
Nuevo

EL PAISA anda que le hace al vivo, al ir a un hospital con toda su caravana sin protección. Ni tapabocas, ni guantes ni gel, pero el señor fue con más de 50 personas al hospital issste de Delicias. Ciertamente, a juzgar por las últimas acciones de Corral, sobrevienen días difíciles. Disponer de tres hospitales solo para los contagiados habla del tamaño de la catástrofe. Claro, dirán que están llenos de enfermos de neumonía atípica, pero la vox populli dirá otra cosa. Ya ven en el hospital morelos del imss, donde el guardia de seguridad de la entrada soltó la sopa. Cuatro enfermos del corovir hospitalizados ahí hicieron que se desalojara toda la sala de urgencias. La gente percibe que se cuentan puras mentiras en las ruedas de prensa de palacio. Hasta el vocero de Corral resulta que es experto en salud, Manuel del Castillo, pero, aseguran, ahí son peritos en el triple salud-salud-salud de los fines de semana. En fin, no es buen ejemplo salir a la calle y menos ir a lugares públicos sin protección, en medio de una pandemia de estas dimensiones, la verdad de las cosas. Lo que debe suceder, también, es que no hay tapabocas para Corral. Imposible.

DEFINITIVO, el doctor Grajeíta, secretario de salud, no sabe ni pex con el tema del derecho a la prueba del corovir. Cuestionado sobre el tema, apenas atinó a dar vagas explicaciones que exhibieron su ignorancia. En pocas palabras, no sabe cuántas pruebas tiene la secretaría de salud para los chihuahuenses. Tampoco sabe qué es lo que contiene el famoso kit que las contiene. No hay otro laboratorio certificado en el estado para hacer pruebas de esta naturaleza. Lisa y llanamente, tiene acaparadas las pocas que existen en la entidad. O sea, el ciudadano no puede ejercer su derecho a la salud para saber si está o no contagiado del virus de la corona. Es algo absurdo, que los gobiernos hayan monopolizado el tema cuando  no pueden dar el servicio. Se entiende que no quieran que se comercialice el asunto y todo mundo lucre con la venta de pruebas. Pero si no tiene capacidad para brindar esa posibilidad, debe permitir que empresas privadas serias, como hospitales y laboratorios, se certifiquen para hacer realidad su implementación. La duda sobrela nula direrencia entre neumonía atípica y covid-19 en las instituciones públicas crece cada día.

ES lógico que, después de haber hecho su teatrito, el alcalde de Camargo, Arturo Zubía Fernández, El Ranchero Chidote, se haya escondido. Aunque algunos dicen que no es cierto eso, sino que le llamaron de los dodgers de Los Angeles para hacerle unas pruebas de pitcheo. Pero ai le llaman de los marqueros para que tire la primera bola en el juego que suceda la emergencia sanitaria, puede darse por bien servido. Es que, ese video, en donde Zubía lanza con una piedra la recta a la cabeza de un elemento de la guardia nacional, se hizo viral. La gente se ríe cuando le devuelven otro proyectil que casi le pega en la cabeza al famoso edil de la perla del conchos. Se dice que no solo a El Ranchero Chidote le había salido orden de tacos picositos, sino también a otros alcaldes y dirigentes de asociaciones agrícolas. A Mariomat no le pueden detener, porque tiene fuero en su calidad de diputado federal, pero El Paisita se reiría a carcajadas si le dijeran eso. Zubía ya debe andar allá por puerto vallarta, mazatlán o cancún, con sombrero nuevo y botas de hule para no ser reconocido. Goza de la protección de palacio, cierto, pero no de la federación y eso, aunque sea época de abrazos y no de balazos, pues cuenta. Además, en la etapa del corovir, están prohibidos los abrazos y los saludos de mano y eso le podría cambiar la suerte al alcalde de Camargo. 

ANDAN aguitados los morenos de a pie con el video que lanzó Rafa Espino este sábado. Tardío y sin contenido, el suplente de Cruz salió a la defensa de los panistas del sur en lugar de respaldar al gobierno federal. Para acabarla de amolar, Rafa confundió la comision nacional de aguas (conagua) con la comisión internacional de límites y aguas (CILA), así que la cosa se puso peor. De por si, el senador Cruz Pérez Cuéllar anda compartiendo videos de Corral en su muro de face y pidiendo la renuncia de Blanca Jiménez de la conagua. Así que, los pobres de a pie no saben ahora si por dónde corre el agua, pues parece que toda pasa por palacio. No parece que a Espino le haya confiado el presidente, como él mismo declaró, una misión política en el estado. Si eso fuera, hubiera salido en defensa del cumplimiento del tratado internacional con los estados unidos. Enfocó sus baterías contra Blanca Jiménez, la directora de la conagua, con el objeto de no enfrentarse a los productores pero olvidó que éstos, los manifestantes, ya están pintados de azul. 

COMO reguero de pólvora corrió ayer la versión de que a Salvador Alcántara, de Delicias, le habían sacado una orden de tacos. No ha sido comprobado el rumor, pero circuló fuerte en la región centro-sur y enseguida brincó a la capital del estado. Ciertamente, en la reyerta de la semana, hubo actos que bien podrían ser tipificados tanto en el fuero federal como en el local. La policía federal presentó ya su denuncia ante la fiscalía general de la república, por el daño causado a sus vehículos y las pedradas y corretizas que les dieron a algunos de sus agentes. Sin embargo, también el fuero local hay delitos que perseguir, como los daños, el vandalismo, robo y otros muchos que ocurrieron en el zipizape del agua. Salvador Alcántara es presidente de la asociación de usuarios del agua en aquella región, pero es protegido de El Paisita, así que sería difícil que en caso de ser cierto, fuera por este lado. Pero, en fin, hay que esperar a ver cómo se desenvuelven las cosas en estos días del coronavirus. A Salvador Alcántara le pegó pero el corralvirus, ése que les pica y les obliga a salir a protestar sin racionalizar sus actos y sin rendir honor a la verdad y la objetividad.

PUBLICIDAD
ASEO URBANO
WINDSTAR
Facebook