La Fuente

*El misterio de Pako Lozano *Zapatos sucios o tenis de golf *La foto de El Paisa *Holgazanes oficiales

Jueves 18 de Abril 2019, 7:36 pm
AAA

LA VIEJA tradición del gobierno de ofrecer algunos servicios en vacaciones o días de descanso para quienes no pueden efectuar trámites entre semana, desapareció. Ahora los funcionarios, con el gobernador a la cabeza, se esfuman y punto. Sin avisar, sin decir nada, cierran las puertas de las oficinas públicas y llevan las viejas guardias que atendían lo necesario en esos inhábiles días. A los del nuevo amanecer no les interesan los chihuahuenses que puedan estar ingresados en hacer una gestión oficial en los días santos. Es una política de tirarse a la abulia y le pereza que baja de la cabeza a los pies en todo el aparato estatal de gobierno. Y no habrá a corto plazo un plan para mejorar esto así que habrá que acostumbrarse. Es más fácil porque a los funcionarios les quedan periodos vacacionales y días inhábiles los próximos dos años. Y al ciudadano no le resta más que aguantar y callar porque no hay de otra, salvo la revocación de mandato.

MUCHOS chihuahuitas preferirían ver zapatos sucios por el trabajo que tenis nuevos norteamericanos en las canchas de golf y de tenis. Esos comentarios han circulado profusamente en las redes sociales a partir del comentario obtuso de Pedro Ferriz de Con. Si el panista tuviera un gramo de cerebro, se hubiera dado cuenta que eso al que intentó darle forma de ataque, se convirtió en realidad en un elogio. Más, cuando existen entidades como Chihuahua, en donde los ciudadanos no miran a su gobernador con los pies en la tierra, ni por sentido común ni por trabajo. Es una pena que alguien así represente al presidente de una nación, escribió el locutor en un tuit. El único efecto que ha tenido ese comentario es que han subido los bonos de Andrés Manuel López Obrador, porque la gente le mira como un funcionario trabajador. Y en un marcado contraste, los habitantes de Chihuahua observan que acá solo miran a su gobernador en canchas de golf, de tenis y de frontón, o en mesas de billar y en aviones cuando sale a la capital del país o al extranjero. Pero, en fin, así son las cosas y ni modo que hacer, hasta la siguiente elección.

EL TEMA no es la relación personal entre el auditor superior del estado y su colaborador, sino el manejo de la institución y sus recursos. La gente de adentro está molesta por los privilegios que se otorgan a un empleado que apenas acaba de ingresar a la ASE. O sea, por cuatro meses, tomarse una semana de vacaciones, no implica otra cosa que gozar de influencias. Hay decenas de trabajadores de la auditoría que deben esperar a que se cumpla su año laborado para solicitar sus vacaciones. Habría que ver la nómina de la auditoria superior del estado para ver si su titular, Héctor Acosta Félix, mete las manos solamente en temas de permisos y vacaciones o si también hace sentir su poder en los números que tienen como destino las tarjetas bancarias. Es decir, lisa y llanamente, para saber si Luisca es privilegiado en el sueldo que se La haya asignado por parte del auditor. El asunto es de fondo porque la ASE constituye el órgano revisor de los demás órganos de gobierno y de los particulares cuando reciben dinero público. Y si en la casa del herrero hay cuchillo de palo, pues de poco servirá su labor.

EL MISTERIO a revelar en estos días no es la resurrección de cristo sino la extraña conducta de un funcionario estatal que usa un carro nacional del año pero sin placas. He ahí el verdadero misterio, pues Pako Lozano, el influyente miembro de la secretaría técnica en el despacho del titular del poder ejecutivo del estado, así se conduce. Gana 40 mil lucas al mes, paga 30 mil por la cobertura del seguro, paga renta porque es foráneo y comidas en restaurantes. Con dos años y medio de antigüedad en la plaza, es difícil creer que las cosas transcurren  de manera normal. Además, aseguran, es protegido de Roberto Fuentes, el consejero jurídico de El Paisa, cabeza de grupo de esa cofradía estilo crismal que se formó entre la secretaría particular y la secretaría técnica del gabinete estatal. Pero lo que si no le pasan, por ningún motivo, es que haga esas horribles transmisiones por face de las entrevistas del gobernador, porque le tiembla la mano y trae un internet que necesita fuego para echarse a andar.

BUENO, bueno, esa foto de El Paisa jugando tenis con una cachucha de Federer ha causado gran conmoción en las redes sociales. No es porque envidien a Corral en la práctica de ese deporte, sino por la irritación de los cibernautas que no toleran esa abulia. Es que, la imagen, contrasta con las llamas de la comandancia de Anáhuac, en donde el narcotráfico sigue en posesión de la comunidad. Los disparos al edificio oficial, que hoy parece coladera, los muertos y el terror sembrado, no se arman en el rostro sonriente del gobernador que parece vivir en otro mundo, menos en el estado de Chihuahua. A Corral no le importa el estado, no le interesa la violencia ni le preocupa que mueran policías y ciudadanos, la verdad de las cosas. Le interesa cdmx, si hay smog, si denisse dresser escribe contra López Obrador y si Agustín Basave a le organizó agenda con los morenistas. Fuera de eso, la vida vale tres cacahuates.

 

Reportero:  Editora NG
Whatsapp
INTERIOR
RUBA INTERIOR
Windstar
Banner Aseo Urbano Estrada
PARRAL INTERIOR
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?