La Fuente

*Corral se roba celular de La Opción *Se meten a chat de reporteros *Escamilla no tiene nada de capitán *Que así persiguieran a los narcos

Sábado 30 de Noviembre 2019, 8:08 pm
AAA

LINDO sábado de tenis para El Paisa que después de andar en cdmx, y en san francisco de Borja, decidió aprovechar el fin de semana. Otra vez fue captado por celulares en la deportiva en uno de sus espectaculares juegos en donde los rivales hacen huelga de brazos caídos para agradar al señor gobernador. Y por supuesto, el clásico y espectacular operativo de seguridad del capitán Escamilla, orientado a que nadie se atreva a molestar a Corral porque está en modo inhábil. La gente que acude a la deportiva es la que repudia estas cosas, más cuando el estado se halla hecho pedazos desde hace tres años. La violencia se enseñorea en todas las regiones, la falta de obra pública deprime la actividad económica y la burocracia no sabe si el día de mañana llegará su cheque quincenal. Pero el mandatario vive acorralado, en la isla de la fantasía donde los problemas y las carencias solo existen en los medios de comunicación duartistas. Pero eso no importa, pues, al fin y al cabo, es sábado, fin de semana, y el tenis es lo que importa por el momento.

OJALÁ y Corral tuviera esos huevos para ir a detener a los jefes de los carteles que operan en todas las regiones de la entidad. Sería plausible que se comportara con ellos con el valor y la fiereza que lo hace con reporteros cuya única arma es un teléfono celular. No tiene nombre acusar de ser del narco a un reportero que toma fotos, sobretodo cuando los antecedentes personales no ayudan. Vivir acorralado por sus guaruras, escondido entre policías, sobreprotegida su arrogancia y enmurallada su soberbia, no tiene gracia alguna. Duarte, para que más duela, le entregó a Corral un estado en paz, sin ejecuciones ni violencia extrema. Apenas empezó el gobierno de éste, se deshizo, se pulverizó, se hizo pedazos, la tranquilidad lograda, debido a su notoria incapacidad para gobernar. No tiene sentido decir que se gobierna un estado cuando se vive entre francachelas, juegos de golf, pasiones y viajes en lujosos helicópteros y aviones oficiales. Y ser así de faccioso, prepotente y bravo como un perro con rabia, por estar rodeado de guardias, no tiene mérito alguno. 

EL MENSAJE de Escamilla, porque de capitán no tiene un pelo, constituye per se un agravio a toda la comunidad periodística. Dile a tu jefe que le baje de huevos y que se deje de mamadas, en boca de un jefe de escoltas de un gobernador, debe parar antenas en otras instancias, de otros niveles. No es raro que se conduzca como un malandro graduado el tal Escamilla, pues tampoco es la primera vez que hace eso. Sin embargo, debería dirigirse así a los varones de la delincuencia que imperan en todo el territorio estatal. Los reporteros de los medios de comunicación no son enemigos ni amigos del gobernante en turno, sino que lisa y llanamente, profesan el ejercicio del periodismo en el ámbito de sus derechos constitucionales. La Fuente invita al jefe de escoltas de Corral a que salga a la calle y le diga a la delincuencia organizada que le baje de huevos y que se deje de mamadas porque tiene el estado incendiado de violencia. Eso sí sería digno de encomio, no la cobarde agresión a quienes usamos como arma las teclas de un celular, un iPad o una computadora. Deben entender que su función tiene límites legales y que para ellos todo lo que no les está expresamente facultado en los ordenamientos jurídicos, les está rotundamente prohibido.

LOS guardias de Corral intervinieron el teléfono celular de La Opción de Chihuahua que despojaron y robaron a un reportero de esta casa editora. Capturas de pantalla de chats de reporteros de la fuente policiaca, revelaron esto. Escamilla y sus subordinados le arrebataron el celular a las 07:44 y borraron las dos fotos a las 07:45 y 07:46. La primera la borró el reportero ante la exigencia de los guarros y la segunda la eliminaron ellos mismos. Desde ese momento, el teléfono celular estuvo en su poder y hasta el momento no lo han devuelto. A las 09:18, es decir, más de una hora y media después, entraron desde ese dispositivo al chat de reporteros de la fuente policiaca a revisar las publicaciones del sitio. Una hora más tarde, el aparato fue apagado y no volvió a sonar. Eso significa, lisa y llanamente, que usaron el teléfono para intervenir no solo la información del reportero sino de todos los periodistas que forman parte del chat mencionado, por medio del cual se comunican para el ejercicio profesional. 

AL MENOS cinco delitos pueden ser rellenados con el tipo penal del articulado del código penal federal en los hechos en que incurrieron el gobernador Javier Corral Jurado y Escamilla, su jefe de escoltas. Al despojar al reportero de La Opción de Chihuahua del teléfono celular, su herramienta de trabajo, configuraron delitos de índole federal graves. Intervención de comunicaciones privadas sin mandato de autoridad, acceso ilícito a sistemas y equipo de informática, abuso de autoridad, coalición de servidores y robo, constituyen mínimamente los delitos cometidos por estos dos servidores públicos. Están señalados en los artículos 177, 211 bis 1, 215 fracciones VIII, XV y XVII, así como 216 y 367 del código penal federal. Corral y Escamilla, llevaron a cabo conductas delictivas, sancionadas por la legislación referida. La ley es muy clara en ese sentido y los hechos narrados rellenen el tipo penal de los delitos indicados con meridiana claridad. 

Reportero:  editoraPr01
Whatsapp
Banner Aseo Urbano
RUBA INTERIOR
INTERIOR
APRENDIZAJE INTERIOR
Facebook