Opinión

Una minita de oro en transporte

Miércoles 21 de Agosto 2019, 7:35 am
AAA

Comentan que el personal de Transporte de Gobierno del Estado recibe fuertes cantidades de dinero para “hacerse de la vista gorda” en faltas que cometen los transportistas, tanto de carga como de pasajeros.
Donde aseguran que agarran más billete es con empresas de transporte de carga que operan a nivel nacional, ya que mensualmente reciben entre 10 mil y 20 mil pesos por cada compañía.
Según fuentes al interior de la corporación son cerca de 30 las empresas que mes a mes depositan las cantidades acordadas en cuentas bancarias de al menos dos de los inspectores. Obviamente las cuentas no están a sus nombres.
Las compañías que se ponen con la lana son principalmente las que cargan sus camiones con más peso del permitido, aunque hay otras que pagan sólo para no ser molestadas en su paso por Chihuahua.
Otras transas que se dan a diario en la ciudad son con los camiones urbanos. Resulta que los inspectores de Transporte les tumban a los choferes mínimo 100 pesillos para dejarlos que no den la última vuelta en su ruta.
Aseguran que a diario son al menos 150 los camiones que no se avientan la última vuelta lo cual afecta principalmente a los usuarios pero también a los dueños de los autobuses, ya que dejan de ganar billete.
Los puntos para que los conductores de los urbanos se “pongan la del puebla” con el personal de Transporte para no dar la última vuelta son: la calle Julián Carrillo cruce con calle Sexta y en la avenida Silvestre Terrazas y calle Jacintos, allá por la colonia Campesina.
En estos dos puntos, aseguran que los inspectores de Transporte llegan todos los días como a las siete de la tarde para empezar la recaudación del billullo.
También se comenta que los de Transporte cobran entre dos mil y tres mil pesos por permisos a los operadores de camiones materialistas para dejarlos circular por algunas calles que no están permitidas.

QUE QUITARON AL JEFE VENTURA
Luego de la queja pública que hicieron la semana pasada agentes de la policía que estaban bajo el mando del Inspector Ventura, encargado de la vigilancia del Complejo Estatal de Seguridad Pública, se comenta que éste fue removido de su cargo y enviado a otra parte del estado.
Las quejosas habían comentado que el jefe Ventura, salido de las filas de la Policía Federal, decía que estaba bien marqueto con el titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), Alberto Aparicio Avendaño y por eso hacía lo que quería, pero todo indica que no era así o se le acabó el “power”, o de plano se cansaron de tanta bronca y finalmente le quitaron el cargo que tenía.
Por cierto, las agentes inconformes comentaron en su queja que un hermano del jefe Ventura, que también es policía, casi nunca iba a trabajar y cuando acudía lo hacía ebrio y resulta que este personaje salió de la unidad de vigilancia junto con su carnal.

EN EL OLVIDO PERSONAL DE LA CES

Agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) andan molestos porque hace tiempo que no les dan uniformes, balas ni cursos.
Los quejosos aseguran que a los policías que andan de escoltas con los jefes si les surten de todo y al personal de calle lo tienen olivado.
“Hace más de dos años que no nos dan uniformes, tampoco parque y menos unidades. Les dieron uniformes recientemente a los elementos que acaban de salir de la academia y por eso dicen que nos dieron uniformes a todos y no es cierto”, comentó un policía de la CES.
“Publican en los medios de comunicación que nos dieron cursos y no es así, les dieron cursos sólo al personal que anda con los jefes, a los apalabrados, pero no a los que no andamos en la calle haciendo el jale preventivo”, añadió el agente inconforme. 

A mí no me constan estos hechos, yo solo escribo lo que la gente comenta.

Reportero:  Editor 1
INTERIOR
RUBA INTERIOR
Windstar
Banner Aseo Urbano
PROC INTE
Whatsapp
CANACO INTERIOR
Facebook
¿Qué pasa en Twitter?